¿Merece la pena cambiar de arroz blanco a integral?

¿Merece la pena cambiar de arroz blanco a integral?
3 (60%) 3 votes

¿Qué ocurre cuando el arroz integral se somete a un estudio clínico aleatorio controlado?

Comenta
Comparte

En 2012, se publicó un meta-análisis vinculando el consumo de arroz blanco con la diabetes; especialmente en los países asiáticos, tal como expliqué anteriormente. Pero incluso en Estados Unidos, donde comemos mucho menos, el consumo regular de arroz blanco se asoció con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, aunque el arroz integral estaba asociado con un menor riesgo, y eso fue después de controlar otros factores de estilo de vida y dietéticos como el fumar, y el ejercicio, y el consumo de carne animal, frutas y verduras. Estimaron que reemplazar incluso sólo un tercio de una porción por día de arroz blanco con la misma cantidad de arroz integral podría reducir el riesgo de diabetes en un 16%.

El meta-análisis fue publicado en 2012. Desde entonces, un estudio realizado en España sugirió que el consumo de arroz blanco fue asociado con un menor riesgo de diabetes. Pero fue un estudio minúsculo en comparación con los otros, cientos en comparación con cientos de miles de personas involucradas. En España, el arroz se consume generalmente en la paella, que tiene una especia, el azafrán, que puede tener potencial terapéutico contra la diabetes, y los consumidores de arroz blanco también comieron más legumbres, que parecen tener también propiedades anti-diabéticas.

Esto nos da una idea de lo difícil que es inferir las relaciones de causa y efecto en los estudios de población, ya que no se puede controlar todo. Sí, puedes controlar el peso, el tabaco, el alcohol, el ejercicio, etc. Pero quizás las personas que son lo suficientemente inteligentes como para comer arroz integral también son lo suficientemente inteligentes como para usar cinturones de seguridad y cascos de bicicleta, e instalar detectores de humo y abstenerse de hacer deportes de riesgo. Lo que necesitamos es una forma de financiar estudios de intervención aleatorios, donde cambiamos a la gente del arroz blanco al arroz integral y vemos qué sucede. Hasta entonces, el efecto del consumo de arroz blanco en el desarrollo de la diabetes tipo 2 seguirá siendo poco claro. Pero no teníamos tales estudios, hasta ahora.

Mujeres con sobrepeso fueron asignadas al azar a dos grupos, una dieta de pérdida de peso con una taza de arroz blanco cocido todos los días, o una taza de arroz integral cocido, durante seis semanas, y luego los grupos intercambiaron sus dietas. El grupo del arroz blanco comió integral, y viceversa, y cuando estaban comiendo arroz integral, perdieron significativamente más peso, sobre todo alrededor de la cintura y las caderas, bajaron su presión arterial, y tuvieron menos inflamación.

Efectos similares fueron encontrados para pre-diabéticos: sustituyendo el arroz blanco por el arroz integral llevó a una pérdida de peso significativamente mayor, más pérdida de cintura, y mejores presiones arteriales.

Y el arroz integral no sólo puede ayudar a deshacerse de la grasa de la barriga, sino también preservar nuestra función arterial. Los niveles elevados de azúcar en la sangre pueden endurecer nuestras arterias, reduciendo a la mitad su capacidad para relajarse en lo que va de hora, ya seas diabético, pre-diabético, o no-diabético; aunque para los diabéticos, sus arterias disminuyen y permanecen así. Y sabemos que el arroz integral puede tener efectos para disminuir el azucar en sangre, en comparación con el arroz blanco.

Por lo tanto, ¿puede el cambio a arroz integral ayudar a preservar la función arterial? En personas con síndrome metabólico, dentro de una hora después de comer una taza de arroz blanco cocido, podemos obtener una disminución de la función arterial, pero no es así con el arroz integral.

A pesar de todas las ventajas del arroz de grano integral, la gente asiática prefiere a menudo el arroz blanco, considerándolo más suave y sabroso que el integral. Pero en una entrevista de grupo de adultos chinos, sólo una minoría había intentado probar el arroz integral. Antes de probar el arroz integral, la mayoría de los participantes lo consideraban inferior al arroz blanco en términos de sabor y calidad. Por lo tanto, los investigadores sirvieron un poco, y después de probarlo y aprender sobre él, la mayoría cambiaron su manera de pensar.

Para ver los gráficos, gráficos, imágenes y citas a las que el Dr. Greger se refiere, ve el vídeo anterior. Esto es sólo una aproximación del audio aportada por Katie Schloer. Traducción y edición de Maria Chudoba y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ofrecerte como voluntario para ayudar rn la web.

Imágenes gracias a suc a través de Pixabay.

En 2012, se publicó un meta-análisis vinculando el consumo de arroz blanco con la diabetes; especialmente en los países asiáticos, tal como expliqué anteriormente. Pero incluso en Estados Unidos, donde comemos mucho menos, el consumo regular de arroz blanco se asoció con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, aunque el arroz integral estaba asociado con un menor riesgo, y eso fue después de controlar otros factores de estilo de vida y dietéticos como el fumar, y el ejercicio, y el consumo de carne animal, frutas y verduras. Estimaron que reemplazar incluso sólo un tercio de una porción por día de arroz blanco con la misma cantidad de arroz integral podría reducir el riesgo de diabetes en un 16%.

El meta-análisis fue publicado en 2012. Desde entonces, un estudio realizado en España sugirió que el consumo de arroz blanco fue asociado con un menor riesgo de diabetes. Pero fue un estudio minúsculo en comparación con los otros, cientos en comparación con cientos de miles de personas involucradas. En España, el arroz se consume generalmente en la paella, que tiene una especia, el azafrán, que puede tener potencial terapéutico contra la diabetes, y los consumidores de arroz blanco también comieron más legumbres, que parecen tener también propiedades anti-diabéticas.

Esto nos da una idea de lo difícil que es inferir las relaciones de causa y efecto en los estudios de población, ya que no se puede controlar todo. Sí, puedes controlar el peso, el tabaco, el alcohol, el ejercicio, etc. Pero quizás las personas que son lo suficientemente inteligentes como para comer arroz integral también son lo suficientemente inteligentes como para usar cinturones de seguridad y cascos de bicicleta, e instalar detectores de humo y abstenerse de hacer deportes de riesgo. Lo que necesitamos es una forma de financiar estudios de intervención aleatorios, donde cambiamos a la gente del arroz blanco al arroz integral y vemos qué sucede. Hasta entonces, el efecto del consumo de arroz blanco en el desarrollo de la diabetes tipo 2 seguirá siendo poco claro. Pero no teníamos tales estudios, hasta ahora.

Mujeres con sobrepeso fueron asignadas al azar a dos grupos, una dieta de pérdida de peso con una taza de arroz blanco cocido todos los días, o una taza de arroz integral cocido, durante seis semanas, y luego los grupos intercambiaron sus dietas. El grupo del arroz blanco comió integral, y viceversa, y cuando estaban comiendo arroz integral, perdieron significativamente más peso, sobre todo alrededor de la cintura y las caderas, bajaron su presión arterial, y tuvieron menos inflamación.

Efectos similares fueron encontrados para pre-diabéticos: sustituyendo el arroz blanco por el arroz integral llevó a una pérdida de peso significativamente mayor, más pérdida de cintura, y mejores presiones arteriales.

Y el arroz integral no sólo puede ayudar a deshacerse de la grasa de la barriga, sino también preservar nuestra función arterial. Los niveles elevados de azúcar en la sangre pueden endurecer nuestras arterias, reduciendo a la mitad su capacidad para relajarse en lo que va de hora, ya seas diabético, pre-diabético, o no-diabético; aunque para los diabéticos, sus arterias disminuyen y permanecen así. Y sabemos que el arroz integral puede tener efectos para disminuir el azucar en sangre, en comparación con el arroz blanco.

Por lo tanto, ¿puede el cambio a arroz integral ayudar a preservar la función arterial? En personas con síndrome metabólico, dentro de una hora después de comer una taza de arroz blanco cocido, podemos obtener una disminución de la función arterial, pero no es así con el arroz integral.

A pesar de todas las ventajas del arroz de grano integral, la gente asiática prefiere a menudo el arroz blanco, considerándolo más suave y sabroso que el integral. Pero en una entrevista de grupo de adultos chinos, sólo una minoría había intentado probar el arroz integral. Antes de probar el arroz integral, la mayoría de los participantes lo consideraban inferior al arroz blanco en términos de sabor y calidad. Por lo tanto, los investigadores sirvieron un poco, y después de probarlo y aprender sobre él, la mayoría cambiaron su manera de pensar.

Para ver los gráficos, gráficos, imágenes y citas a las que el Dr. Greger se refiere, ve el vídeo anterior. Esto es sólo una aproximación del audio aportada por Katie Schloer. Traducción y edición de Maria Chudoba y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ofrecerte como voluntario para ayudar rn la web.

Imágenes gracias a suc a través de Pixabay.

Nota del Doctor

Aquí está el enlace al vídeo que cité: Si el arroz blanco se asocia con la diabates, ¿qué pasa con China?

Más sobre la especia de la paella, el azafrán:

Si el integral es bueno, ¿qué hay de otras variedades más coloridas?  Ve Integral, negro, morado y rojo no son como el blanco.

Para otro estudio clínico de intervención con granos integrales, ve Los granos integrales pueden funcionar tan bien como los fármacos.

¿Qué hay de la llamada “dieta del arroz” ? Ve:

¿Cómo puede la simple diferencia entre los granos integrales y los refinados crear tal diferencia? Para tener una pista, tendrás que esperar hasta mi próximo vídeo: Disbiosis intestinal – Matar de hambre a nuestro “yo” microbiano.

Si no lo has hecho todavía, puedes suscribirte a mis vídeos gratuitamente haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This