¿Qué significa un recuento bajo de glóbulos blancos?

¿Qué significa un recuento bajo de glóbulos blancos?
3.57 (71.43%) 7 votes

Debido a que el recuento de glóbulos blancos es un signo de inflamación sistémica, no es extraño que aquellos individuos que presentan recuentos más bajos de glóbulos blancos vivan más tiempo.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Al comienzo del video puedes ver lo que se observa cuando tomas una gota de sangre, la colocas entre dos piezas de vidrio y la observas por un microscopio: un grupo de glóbulos rojos (células pequeñas, rojas y circulares), y algunos leucocitos grandes. Los glóbulos rojos transportan oxígeno, mientras que los leucocitos son los soldados de nuestro sistema inmune. Podemos producir hasta 50 mil millones de leucocitos por día. Si se está combatiendo una inflamación o una infección, esa cantidad puede llegar a los 100 mil millones o más. De hecho, el pus está compuesto, en gran parte, por millones y millones de leucocitos.

Los análisis para ver cuántos leucocitos tenemos en un momento dado están entre las pruebas de laboratorio más comunes que piden los médicos. Se solicitan cientos de millones de estos estudios al año. Por ejemplo, si tienes dolor abdominal, terminas en la sala de emergencias y tu recuento de leucocitos es mayor que 10 mil millones en 1,137 litros (un cuarto de galón) de sangre, podría ser un indicio de que tienes apendicitis. La mayoría de los estadounidenses tienen niveles de entre 4,5 y 10, pero la mayoría de los estadounidenses no son personas sanas. Solo porque esos son los valores que tiene la mayoría, no quiere decir que sea lo ideal. Es como tener un nivel de colesterol “normal” en una sociedad en la que es normal morir por enfermedades cardíacas, nuestra principal causa de muerte. El estadounidense promedio tiene sobrepeso, así que si tu peso es “normal”, en realidad es algo negativo.

De hecho, tener un exceso de grasa provoca inflamación en el cuerpo, así que no sorprende que las personas obesas tengan dos mil millones más de leucocitos por 1,137 litros de sangre. De acuerdo con esa información, tal vez debería haber valores “normales” exclusivos para las personas obesas. Como puedes ver en el minuto 2:06 de mi video, si una persona con una cintura de 120 cm llega a la sala de emergencias con un recuento de leucocitos de 12, 13 o incluso 14, puede ser que no tega apendicitis o una infección. Puede ser que ese sea su nivel normal, debido a la inflamación que tiene por el exceso de grasa. Por lo tanto, los niveles normales no necesariamente son saludables.

Pasa lo mismo con los fumadores. Como puedes ver en el minuto 2:31 de mi video, si le haces un estudio a gemelos idénticos, y uno de ellos fuma y el otro no, el fumador va a terminar con un recuento de leucocitos mucho más alto. Por ejemplo, en Japón, donde la cantidad de fumadores ha estado disminuyendo de forma sostenida, también han bajado los niveles normales de leucocitos. De hecho, ha bajado tanto que, para alrededor del 8 por ciento de los hombres que nunca fumaron, ahora se consideraría que sus conteos de leucocitos son demasiado bajos, si se usa un umbral de 4. Pero, cuando se estableció ese umbral, la mayoría de las personas fumaba, así que 3 tal vez sea un límite inferior más útil. De hecho, la inflamación que se provoca al fumar podría ser una de las razones por la que los cigarrillos aumentan el riesgo de ataques cardíacos, apoplejías  y otras enfermedades inflamatorias. Entonces, ¿las personas con cantidades menores de leucocitos tienen menos enfermedades cardíacas, cáncer y una tasa de mortalidad más baja en general? Sí, sí y sí. Las personas con recuentos de leucocitos menores viven más. Aun dentro de los valores normales, una disminución de un punto puede estar vinculada con un descenso del 20 % en el riesgo de muerte prematura.

Como puedes ver en el minuto 3:39 de mi video, tanto en hombres como en mujeres, el riesgo aumenta de forma exponencial a medida que aumentan los leucocitos, incluso dentro de los valores considerados normales. El recuento de leucocitos es una “medida estable, normalizada, accesible y económica de la inflamación sistémica”. En un estudio, la mitad de las mujeres de alrededor de 85 años que al principio tenían recuentos de leucocitos menores que 5,6 seguían vivas, mientras que el 80 por ciento de quienes empezaron con un recuento mayor que 7 había muerto, como puedes ver en el minuto 4:05 de mi video. Los recuentos de leucocitos de 7, 8, 9 o incluso 10 se considerarían normales. Tener los valores más altos dentro del rango normal significa que podrías tener tres veces más posibilidades de morir de enfermedades cardíacas, en comparación con los que tienen valores más bajos.

Este mismo vínculo se encontró en hombres y mujeres afroamericanos, en personas de mediana edad, de 75 años, de 85 años, e incluso en jóvenes de 20 y 30 y pico: un aumento del 17 por ciento en la incidencia de enfermedades coronarias por cada punto que aumentaba en el recuento de leucocitos.

Como puedes ver en el minuto 5:00 de mi video, cuanto más alto es tu recuento de leucocitos, peor es tu función arterial y más rígidas se ponen tus arterias, por lo que no sorprende que este conteo sea un indicador tan útil de hipertensión y enfermedades arteriales en el corazón, el cerebro, las piernas y el cuello. No solo eso: también sería un indicador de diabetes, según una compilación de 20 estudios. De hecho, tener cifras elevadas de leucocitos podría estar asociado con muchas cosas, desde la enfermedad del hígado graso hasta el agrandamiento de próstata. Además, también se lo vincula con un mayor riesgo de morir a causa de cáncer. Entonces bien, ¿cuál sería el margen ideal?

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosana Battagliotti.

Imágenes por Reytan, Bobjgalindo, Keith Chambers, Ed Uthman, y Mate Marschalko.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Al comienzo del video puedes ver lo que se observa cuando tomas una gota de sangre, la colocas entre dos piezas de vidrio y la observas por un microscopio: un grupo de glóbulos rojos (células pequeñas, rojas y circulares), y algunos leucocitos grandes. Los glóbulos rojos transportan oxígeno, mientras que los leucocitos son los soldados de nuestro sistema inmune. Podemos producir hasta 50 mil millones de leucocitos por día. Si se está combatiendo una inflamación o una infección, esa cantidad puede llegar a los 100 mil millones o más. De hecho, el pus está compuesto, en gran parte, por millones y millones de leucocitos.

Los análisis para ver cuántos leucocitos tenemos en un momento dado están entre las pruebas de laboratorio más comunes que piden los médicos. Se solicitan cientos de millones de estos estudios al año. Por ejemplo, si tienes dolor abdominal, terminas en la sala de emergencias y tu recuento de leucocitos es mayor que 10 mil millones en 1,137 litros (un cuarto de galón) de sangre, podría ser un indicio de que tienes apendicitis. La mayoría de los estadounidenses tienen niveles de entre 4,5 y 10, pero la mayoría de los estadounidenses no son personas sanas. Solo porque esos son los valores que tiene la mayoría, no quiere decir que sea lo ideal. Es como tener un nivel de colesterol “normal” en una sociedad en la que es normal morir por enfermedades cardíacas, nuestra principal causa de muerte. El estadounidense promedio tiene sobrepeso, así que si tu peso es “normal”, en realidad es algo negativo.

De hecho, tener un exceso de grasa provoca inflamación en el cuerpo, así que no sorprende que las personas obesas tengan dos mil millones más de leucocitos por 1,137 litros de sangre. De acuerdo con esa información, tal vez debería haber valores “normales” exclusivos para las personas obesas. Como puedes ver en el minuto 2:06 de mi video, si una persona con una cintura de 120 cm llega a la sala de emergencias con un recuento de leucocitos de 12, 13 o incluso 14, puede ser que no tega apendicitis o una infección. Puede ser que ese sea su nivel normal, debido a la inflamación que tiene por el exceso de grasa. Por lo tanto, los niveles normales no necesariamente son saludables.

Pasa lo mismo con los fumadores. Como puedes ver en el minuto 2:31 de mi video, si le haces un estudio a gemelos idénticos, y uno de ellos fuma y el otro no, el fumador va a terminar con un recuento de leucocitos mucho más alto. Por ejemplo, en Japón, donde la cantidad de fumadores ha estado disminuyendo de forma sostenida, también han bajado los niveles normales de leucocitos. De hecho, ha bajado tanto que, para alrededor del 8 por ciento de los hombres que nunca fumaron, ahora se consideraría que sus conteos de leucocitos son demasiado bajos, si se usa un umbral de 4. Pero, cuando se estableció ese umbral, la mayoría de las personas fumaba, así que 3 tal vez sea un límite inferior más útil. De hecho, la inflamación que se provoca al fumar podría ser una de las razones por la que los cigarrillos aumentan el riesgo de ataques cardíacos, apoplejías  y otras enfermedades inflamatorias. Entonces, ¿las personas con cantidades menores de leucocitos tienen menos enfermedades cardíacas, cáncer y una tasa de mortalidad más baja en general? Sí, sí y sí. Las personas con recuentos de leucocitos menores viven más. Aun dentro de los valores normales, una disminución de un punto puede estar vinculada con un descenso del 20 % en el riesgo de muerte prematura.

Como puedes ver en el minuto 3:39 de mi video, tanto en hombres como en mujeres, el riesgo aumenta de forma exponencial a medida que aumentan los leucocitos, incluso dentro de los valores considerados normales. El recuento de leucocitos es una “medida estable, normalizada, accesible y económica de la inflamación sistémica”. En un estudio, la mitad de las mujeres de alrededor de 85 años que al principio tenían recuentos de leucocitos menores que 5,6 seguían vivas, mientras que el 80 por ciento de quienes empezaron con un recuento mayor que 7 había muerto, como puedes ver en el minuto 4:05 de mi video. Los recuentos de leucocitos de 7, 8, 9 o incluso 10 se considerarían normales. Tener los valores más altos dentro del rango normal significa que podrías tener tres veces más posibilidades de morir de enfermedades cardíacas, en comparación con los que tienen valores más bajos.

Este mismo vínculo se encontró en hombres y mujeres afroamericanos, en personas de mediana edad, de 75 años, de 85 años, e incluso en jóvenes de 20 y 30 y pico: un aumento del 17 por ciento en la incidencia de enfermedades coronarias por cada punto que aumentaba en el recuento de leucocitos.

Como puedes ver en el minuto 5:00 de mi video, cuanto más alto es tu recuento de leucocitos, peor es tu función arterial y más rígidas se ponen tus arterias, por lo que no sorprende que este conteo sea un indicador tan útil de hipertensión y enfermedades arteriales en el corazón, el cerebro, las piernas y el cuello. No solo eso: también sería un indicador de diabetes, según una compilación de 20 estudios. De hecho, tener cifras elevadas de leucocitos podría estar asociado con muchas cosas, desde la enfermedad del hígado graso hasta el agrandamiento de próstata. Además, también se lo vincula con un mayor riesgo de morir a causa de cáncer. Entonces bien, ¿cuál sería el margen ideal?

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosana Battagliotti.

Imágenes por Reytan, Bobjgalindo, Keith Chambers, Ed Uthman, y Mate Marschalko.

Pin It en Pinterest

Share This