¿Cómo hacer tu propio lavado de frutas y verduras?

Rate Video

Los enjuages comerciales para frutas y verduras fallan a la hora de hacer su trabajo mejor que el agua corriente, pero hay una solución barata para hacerlo usted mismo que puede eliminar completamente los residuos de ciertos pesticidas.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

¿Cómo podemos reducir nuestra exposición a los residuos de pesticidas en las frutas y verduras? ¿Qué tal si nos alejamos de los productos agrícolas importados? Parece ser que los productos nacionales quizás sean aún peores, disipando esta noción de que las frutas y verduras importadas plantean una mayor amenaza para la salud de los consumidores.

Comprar alimentos orgánicos reduce radicalmente la exposición a los pesticidas, pero no elimina el riesgo potencial. Los residuos de los pesticidas son detectables en, aproximadamente, 1 de cada 10 muestras de cultivos orgánicos a causa de la contaminación cruzada por los campos cercanos, la continua presencia de pesticidas muy persistentes en el suelo, como el DDT, o el uso fraudulento o accidental de los mismos. 

Eligiendo productos orgánicos, uno espera cambiar la exposición de un rango de riesgo incierto a un rango de riesgo insignificante, pero aun si todo lo que tuviéramos para comer fueran productos agrícolas cargados con pesticidas, hay un claro consenso en la comunidad científica de que los beneficios para la salud por el consumo de frutas y verduras son mayores que los riesgos provenientes de los residuos de los pesticidas. Podemos reducir fácilmente cualquier riesgo existente por medio del enjuague de frutas y verduras con agua.

Hay, sin embargo, una gran cantidad de productos cuyos anunciantes dicen que tienen el poder de reducir los residuos de pesticidas en frutas y verduras de manera más eficiente que el agua, y promocionados especialmente para los consumidores preocupados. Por ejemplo, Procter & Gamble introdujo un enjuague para frutas y verduras en el año 2000. Como parte de la presentación, el restaurante conocido como T.G.I. Fridays se sumó a la campaña, presumiendo en sus menús de que las montañas de queso y tocino a los que llaman pieles de patata eran primero lavadas en el nuevo producto. Después de todo, el producto proclamaba haber sido probado y ser un 98% más eficaz que el agua con respecto a la eliminación de pesticidas. Así que los investigadores lo pusieron a prueba y resultó no ser mejor que el agua común. Poco tiempo después, Procter & Gamble discontinuó el producto, pero muchos nuevos productos tomaron su lugar, afirmando que sus enjuagues para verduras eran tres, cuatro, cinco o hasta diez veces más eficaces que el agua. A lo que los investigadores respondieron: “Eso es matemáticamente imposible". Si el agua elimina aproximadamente el 50% de los pesticidas, es imposible eliminar diez veces más que el 50%. Lo que se encontró fue que el agua, de hecho, elimina hasta un 80% de los residuos de los pesticidas, como el fungicida "Captan". Así que, a las otras marcas de enjuagues para verduras que se jactan de ser tres, cuatro, cinco o hasta diez veces mejores que el agua, les decimos: "es matemáticamente imposible".

Desde entonces, otros enjuagues para frutas y verduras han sido puestos a prueba. Han comparado el enjuague Fruit & Vegetable Wash to Fit con dos de los que nunca oí hablar: OrganiClean, y Vegi-Clean. Fueron cotejados con el lavado con lavavajillas común y, a la vez, todos ellos se compararon con el simple uso de agua. 196 muestras de lechuga, fresas y tomates fueron examinadas, y encontraron una diferencia insignificante entre el simple uso de agua y los enjuagues para verduras o el lavavajillas. Todos parecían ser un nada más que un despilfarro de dinero. Los investigadores concluyeron que la simple acción mecánica de frotar los productos agrícolas bajo el agua es todo lo que se debe hacer y que el uso de detergentes o enjuagues para frutas y verduras no supera la eliminación de los residuos de pesticidas de los productos agrícolas por encima del simple lavado con agua.

No obstante, puede que eso no diga mucho. El pesticida Captan parece ser la excepción. Cuando se comparó el lavado con agua corriente con media docena de otros pesticidas, menos de la mitad de los residuos fueron eliminados. El quitaesmalte de uñas funciona mejor, pero la meta es que, al final, haya menos tóxicos, no más. Necesitamos un método sencillo, razonable y seguro para mejorar la eliminación de pesticidas. Aún cuando raramente se lea sobre la eficacia de la eliminación de pesticidas en la literatura médica. ¿Hay algo que podamos añadir al agua común que aumente la probabilidad de eliminar los pesticidas?

Si se ponen las patatas en remojo en agua, entre un 2% a un 13% de los pesticidas son eliminados, pero una solución de 5% de ácido acético elimina hasta el 100%. ¿Qué es eso? Vinagre blanco corriente. Pero 5% es la concentración máxima. ¿Qué hay del vinagre diluido? El vinagre diluido parece ser solo un poco mejor que el agua corriente para eliminar los residuos de los pesticidas. No obstante, usar vinagre en su concentración máxima podría volverse costoso. Por fortuna, hay algo más barato que funciona aún mejor: ¡El agua salada! Una solución de 10% de agua con sal parece funcionar igual o mejor que el vinagre en su concentración máxima. Para hacer una solución de sal del 10%, solo hay que mezclar 1 parte de sal y 9 partes de agua, aunque hay que asegurarse de enjuagar toda la sal antes de comer los vegetales. 

No hay mucho que se pueda hacer con respecto a los pesticidas en los productos de origen animal. Las principales fuentes de algunos pesticidas son las frutas y verduras pero, para otros, son los productos lácteos, los huevos y la carne, ya que las sustancias químicas se acumulan en la grasa. Entonces, ¿Qué se puede hacer con los pesticidas en la carne, yemas y claras de huevo? Hervir los huevos parece destruir más pesticidas que haciéndolos revueltos. Pero para los pesticidas que se acumulan en la grasa de pescado o de pollo, cocinarlos puede a veces incrementar los niveles de pesticidas que no se eliminan con sólo lavarlos. De hecho, lavar la carne, los productos avícolas o los huevos se considera uno de los diez errores más peligrosos en la seguridad alimentaria.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Luis Hernández y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

Imágenes gracias a PublicDomainPictures vía Flickr.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

¿Cómo podemos reducir nuestra exposición a los residuos de pesticidas en las frutas y verduras? ¿Qué tal si nos alejamos de los productos agrícolas importados? Parece ser que los productos nacionales quizás sean aún peores, disipando esta noción de que las frutas y verduras importadas plantean una mayor amenaza para la salud de los consumidores.

Comprar alimentos orgánicos reduce radicalmente la exposición a los pesticidas, pero no elimina el riesgo potencial. Los residuos de los pesticidas son detectables en, aproximadamente, 1 de cada 10 muestras de cultivos orgánicos a causa de la contaminación cruzada por los campos cercanos, la continua presencia de pesticidas muy persistentes en el suelo, como el DDT, o el uso fraudulento o accidental de los mismos. 

Eligiendo productos orgánicos, uno espera cambiar la exposición de un rango de riesgo incierto a un rango de riesgo insignificante, pero aun si todo lo que tuviéramos para comer fueran productos agrícolas cargados con pesticidas, hay un claro consenso en la comunidad científica de que los beneficios para la salud por el consumo de frutas y verduras son mayores que los riesgos provenientes de los residuos de los pesticidas. Podemos reducir fácilmente cualquier riesgo existente por medio del enjuague de frutas y verduras con agua.

Hay, sin embargo, una gran cantidad de productos cuyos anunciantes dicen que tienen el poder de reducir los residuos de pesticidas en frutas y verduras de manera más eficiente que el agua, y promocionados especialmente para los consumidores preocupados. Por ejemplo, Procter & Gamble introdujo un enjuague para frutas y verduras en el año 2000. Como parte de la presentación, el restaurante conocido como T.G.I. Fridays se sumó a la campaña, presumiendo en sus menús de que las montañas de queso y tocino a los que llaman pieles de patata eran primero lavadas en el nuevo producto. Después de todo, el producto proclamaba haber sido probado y ser un 98% más eficaz que el agua con respecto a la eliminación de pesticidas. Así que los investigadores lo pusieron a prueba y resultó no ser mejor que el agua común. Poco tiempo después, Procter & Gamble discontinuó el producto, pero muchos nuevos productos tomaron su lugar, afirmando que sus enjuagues para verduras eran tres, cuatro, cinco o hasta diez veces más eficaces que el agua. A lo que los investigadores respondieron: “Eso es matemáticamente imposible". Si el agua elimina aproximadamente el 50% de los pesticidas, es imposible eliminar diez veces más que el 50%. Lo que se encontró fue que el agua, de hecho, elimina hasta un 80% de los residuos de los pesticidas, como el fungicida "Captan". Así que, a las otras marcas de enjuagues para verduras que se jactan de ser tres, cuatro, cinco o hasta diez veces mejores que el agua, les decimos: "es matemáticamente imposible".

Desde entonces, otros enjuagues para frutas y verduras han sido puestos a prueba. Han comparado el enjuague Fruit & Vegetable Wash to Fit con dos de los que nunca oí hablar: OrganiClean, y Vegi-Clean. Fueron cotejados con el lavado con lavavajillas común y, a la vez, todos ellos se compararon con el simple uso de agua. 196 muestras de lechuga, fresas y tomates fueron examinadas, y encontraron una diferencia insignificante entre el simple uso de agua y los enjuagues para verduras o el lavavajillas. Todos parecían ser un nada más que un despilfarro de dinero. Los investigadores concluyeron que la simple acción mecánica de frotar los productos agrícolas bajo el agua es todo lo que se debe hacer y que el uso de detergentes o enjuagues para frutas y verduras no supera la eliminación de los residuos de pesticidas de los productos agrícolas por encima del simple lavado con agua.

No obstante, puede que eso no diga mucho. El pesticida Captan parece ser la excepción. Cuando se comparó el lavado con agua corriente con media docena de otros pesticidas, menos de la mitad de los residuos fueron eliminados. El quitaesmalte de uñas funciona mejor, pero la meta es que, al final, haya menos tóxicos, no más. Necesitamos un método sencillo, razonable y seguro para mejorar la eliminación de pesticidas. Aún cuando raramente se lea sobre la eficacia de la eliminación de pesticidas en la literatura médica. ¿Hay algo que podamos añadir al agua común que aumente la probabilidad de eliminar los pesticidas?

Si se ponen las patatas en remojo en agua, entre un 2% a un 13% de los pesticidas son eliminados, pero una solución de 5% de ácido acético elimina hasta el 100%. ¿Qué es eso? Vinagre blanco corriente. Pero 5% es la concentración máxima. ¿Qué hay del vinagre diluido? El vinagre diluido parece ser solo un poco mejor que el agua corriente para eliminar los residuos de los pesticidas. No obstante, usar vinagre en su concentración máxima podría volverse costoso. Por fortuna, hay algo más barato que funciona aún mejor: ¡El agua salada! Una solución de 10% de agua con sal parece funcionar igual o mejor que el vinagre en su concentración máxima. Para hacer una solución de sal del 10%, solo hay que mezclar 1 parte de sal y 9 partes de agua, aunque hay que asegurarse de enjuagar toda la sal antes de comer los vegetales. 

No hay mucho que se pueda hacer con respecto a los pesticidas en los productos de origen animal. Las principales fuentes de algunos pesticidas son las frutas y verduras pero, para otros, son los productos lácteos, los huevos y la carne, ya que las sustancias químicas se acumulan en la grasa. Entonces, ¿Qué se puede hacer con los pesticidas en la carne, yemas y claras de huevo? Hervir los huevos parece destruir más pesticidas que haciéndolos revueltos. Pero para los pesticidas que se acumulan en la grasa de pescado o de pollo, cocinarlos puede a veces incrementar los niveles de pesticidas que no se eliminan con sólo lavarlos. De hecho, lavar la carne, los productos avícolas o los huevos se considera uno de los diez errores más peligrosos en la seguridad alimentaria.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Luis Hernández y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

Imágenes gracias a PublicDomainPictures vía Flickr.

Nota del Doctor

Esto es un pequeño intermedio en mi serie de cinco partes sobre alimentos orgánicos. Hasta ahora he cubierto las preguntas ¿Es más nutritiva la comida ecológica? y ¿Es más segura la comida ecológica?

A continuación, termino con lo que creo que la ciencia disponible actualmente sugiere que es la conclusión respecto a qué tipo de productos agrícolas comprar en los últimos dos videos de la serie:

La razón más importante para lavar los productos agrícolas es para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas a través de los alimentos. Irónicamente, los virus que intoxican por medio de los alimentos se pueden encontrar en los mismos pesticidas. Vean mi video de Intoxicación alimentaria a causa del Norovirus proveniente de los pesticidas.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Reglamento de comentarios

El propósito de la sección de comentarios en cada publicación de video y blog es permitir que todos los miembros compartan sus historias, preguntas y comentarios con otros en un ambiente acogedor, atractivo y respetuoso. Se permiten comentarios fuera del tema, con la esperanza de que los usuarios más experimentados puedan redirigirlos a videos más relevantes que puedan responder a sus preguntas. Un debate científico vigoroso es bienvenido, siempre y cuando los participantes puedan discrepar respetuosamente. No se permite la publicidad de productos o servicios.

Para hacer que NutritionFacts.org sea un lugar en donde la gente se sienta cómoda al publicar sin sentirse atacada, no toleramos los ataques ad hominem o comentarios racistas, misóginos, homofóbicos, vulgares o inapropiados. Así que, por favor, para el beneficio de todos, ayúdanos a fomentar una comunidad de respeto mutuo. La aplicación de estas reglas se hace, en la medida de nuestras capacidades, caso por caso.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This