Omega 3, cáncer de próstata y fibrilación atrial

Omega 3, cáncer de próstata y fibrilación atrial
5 (100%) 1 vote

El consumo de pescado o de aceite de pescado no parece proteger contra las enfermedades cardíacas, arritmias o muerte súbita, pero ¿por qué aumenta el riesgo de cáncer?

Comenta
Comparte

El 2013 fue un mal año para el aceite de pescado. Las afirmaciones sobre la capacidad de los omega 3 de cadena larga presentes en el aceite de pescado, EPA y DHA, de detener la progresión de enfermedades del corazón fueron machacadas. Además, el DHA se asoció con mayor riesgo de cáncer de próstata y falló monumentalmente en el tratamiento de la degeneración macular. Esta retórica desbordante sonaba un poco sospechosa, y, de hecho, este trabajo fue retirado ya que el autor vende algún suplemento rival que no había revelado. Sin embargo, tenía algo de razón.

Ya he tratado el fracaso del aceite de pescado en el tratamiento de enfermedades del corazón. Pero, ¿qué pasa con el mayor riesgo de cáncer? Los hombres con los niveles más altos en sangre de omega-3 de cadena larga DHA, resultaron estar en mayor riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, una compilación posterior de todos estos estudios sugiere que el EPA, el otro omega-3 de cadena larga en el pescado y aceite de pescado, puede estar más estrechamente asociado con un mayor riesgo de cáncer. De cualquier manera, estos omega-3 de cadena larga han sido promovidos para la prevención de enfermedades del corazón y el cáncer.

Pero ahora sabemos que no solo no parece que prevenga la muerte, los ataques al corazón o los derrames cerebrales, sino que también puede haber una elevación del riesgo de cáncer. Las recomendaciones generales para aumentar la ingesta de estas grasas deberían considerar sus posibles riesgos.

¿Cómo podría aumentar el riesgo de cáncer comer más pescado o aceite de  pescado? Bueno, hay algunos contaminantes industriales, como los PCB, vinculados a un mayor riesgo de cáncer de próstata, y se cree que la fuente principal de exposición en la población general es a través de la dieta: proveniente del pescado, la carne y los productos lácteos. Si haces una encuesta de supermercados, los PCB, que se muestran aquí en blanco, son más altos en los peces de agua dulce y más bajos en los veganos —¡caníbales tomen nota!—. No, esto es únicamente como se nombra a la cesta de alimentos de origen vegetal. Aunque los veganos han sido analizados y se descubrió que estaban significativamente menos contaminados, incluyendo el PCB relacionado con el cáncer de próstata.

Sin embargo, este estudio se realizó en América del Norte, donde la gente no come mucho pescado. Y, de hecho, incluso el grupo con los niveles más altos de DHA no fue tan alto. Y así, tal vez el factor de confusión fue el consumo de carne en general, no sólo de pescado. Un menor consumo de carne puede ser una razón para las menores tasas de cáncer de próstata en el grupo de DHA más bajos, ya que el consumo de carne muy hecha se asocia con un mayor riesgo de cáncer de próstata, y la ingesta debe ser restringida.

También solíamos pensar que los omega-3 podrían protegernos de las arritmias (ritmos cardíacos anormales), como la fibrilación auricular. Millones de personas sufren de esta condición, que provoca un latido irregular del corazón y un mayor riesgo de derrame cerebral y muerte, pero el consumo de pescado y aceite de pescado no parece eficaz para prevenirlos o tratarlos.

Otras arritmias pueden ser mortales y causar muerte súbita. A pesar de los alentadores resultados iniciales, en estudios más recientes, el consumo de aceite de pescado y pescado no sólo no lograron reducir la muerte súbita cardiaca con omega-3, sino que aumentaron la mortalidad en pacientes cardíacos. Por ejemplo, los hombres con enfermedad cardíaca, a los que se les aconsejó comer más pescado graso o se les facilitó cápsulas de aceite de pescado, tenían un mayor riesgo de muerte cardiaca. ¿Tal vez debido a los contaminantes presentes en el pescado como el mercurio?

En cualquier caso, dados los inconsistentes beneficios y los efectos adversos potenciales, los omega-3 deben ser prescritos con precaución y las recomendaciones generales para aumentar el consumo de pescado o tomar cápsulas de aceite de pescado tienen que ser consideradas de nuevo.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Lucía de las Heras y María Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Survivor via Pixabay.

El 2013 fue un mal año para el aceite de pescado. Las afirmaciones sobre la capacidad de los omega 3 de cadena larga presentes en el aceite de pescado, EPA y DHA, de detener la progresión de enfermedades del corazón fueron machacadas. Además, el DHA se asoció con mayor riesgo de cáncer de próstata y falló monumentalmente en el tratamiento de la degeneración macular. Esta retórica desbordante sonaba un poco sospechosa, y, de hecho, este trabajo fue retirado ya que el autor vende algún suplemento rival que no había revelado. Sin embargo, tenía algo de razón.

Ya he tratado el fracaso del aceite de pescado en el tratamiento de enfermedades del corazón. Pero, ¿qué pasa con el mayor riesgo de cáncer? Los hombres con los niveles más altos en sangre de omega-3 de cadena larga DHA, resultaron estar en mayor riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, una compilación posterior de todos estos estudios sugiere que el EPA, el otro omega-3 de cadena larga en el pescado y aceite de pescado, puede estar más estrechamente asociado con un mayor riesgo de cáncer. De cualquier manera, estos omega-3 de cadena larga han sido promovidos para la prevención de enfermedades del corazón y el cáncer.

Pero ahora sabemos que no solo no parece que prevenga la muerte, los ataques al corazón o los derrames cerebrales, sino que también puede haber una elevación del riesgo de cáncer. Las recomendaciones generales para aumentar la ingesta de estas grasas deberían considerar sus posibles riesgos.

¿Cómo podría aumentar el riesgo de cáncer comer más pescado o aceite de  pescado? Bueno, hay algunos contaminantes industriales, como los PCB, vinculados a un mayor riesgo de cáncer de próstata, y se cree que la fuente principal de exposición en la población general es a través de la dieta: proveniente del pescado, la carne y los productos lácteos. Si haces una encuesta de supermercados, los PCB, que se muestran aquí en blanco, son más altos en los peces de agua dulce y más bajos en los veganos —¡caníbales tomen nota!—. No, esto es únicamente como se nombra a la cesta de alimentos de origen vegetal. Aunque los veganos han sido analizados y se descubrió que estaban significativamente menos contaminados, incluyendo el PCB relacionado con el cáncer de próstata.

Sin embargo, este estudio se realizó en América del Norte, donde la gente no come mucho pescado. Y, de hecho, incluso el grupo con los niveles más altos de DHA no fue tan alto. Y así, tal vez el factor de confusión fue el consumo de carne en general, no sólo de pescado. Un menor consumo de carne puede ser una razón para las menores tasas de cáncer de próstata en el grupo de DHA más bajos, ya que el consumo de carne muy hecha se asocia con un mayor riesgo de cáncer de próstata, y la ingesta debe ser restringida.

También solíamos pensar que los omega-3 podrían protegernos de las arritmias (ritmos cardíacos anormales), como la fibrilación auricular. Millones de personas sufren de esta condición, que provoca un latido irregular del corazón y un mayor riesgo de derrame cerebral y muerte, pero el consumo de pescado y aceite de pescado no parece eficaz para prevenirlos o tratarlos.

Otras arritmias pueden ser mortales y causar muerte súbita. A pesar de los alentadores resultados iniciales, en estudios más recientes, el consumo de aceite de pescado y pescado no sólo no lograron reducir la muerte súbita cardiaca con omega-3, sino que aumentaron la mortalidad en pacientes cardíacos. Por ejemplo, los hombres con enfermedad cardíaca, a los que se les aconsejó comer más pescado graso o se les facilitó cápsulas de aceite de pescado, tenían un mayor riesgo de muerte cardiaca. ¿Tal vez debido a los contaminantes presentes en el pescado como el mercurio?

En cualquier caso, dados los inconsistentes beneficios y los efectos adversos potenciales, los omega-3 deben ser prescritos con precaución y las recomendaciones generales para aumentar el consumo de pescado o tomar cápsulas de aceite de pescado tienen que ser consideradas de nuevo.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Lucía de las Heras y María Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Survivor via Pixabay.

Nota del Doctor

¿Cómo? ¿Que el aceite de pescado no ayuda contra las enfermedades del corazón? A mí me sorprendió tanto como a ti. Ve: ¿Es el aceite de pescado solo aceite de charlatanes?

En cuanto a contaminación por PCB, puedes ver Fuentes alimentarias de contaminantes químicos PCB y Los PCB en los suplementos de aceite de pescado para niños. Nuestros océanos y vías fluviales se han convertido en las cloacas de la humanidad; todo termina llegando al mar. Para un debate sobre todos los otros contaminantes industriales que se acumulan en la cadena alimentaria acuática puedes ver:

En cuanto a cómo disminuir el riesgo de cáncer de próstata y frenar su progresión, puedes ver:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This