La mejor dieta para la fibrilación auricular

4.3/5 - (12 votes)

Qué alimentos deberíamos comer y evitar para reducir el riesgo de fibrilación auricular.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La fibrilación auricular, o AFib, es la arritmia clínica más común, que implica un ritmo cardíaco anormal, y que afecta a millones de personas, reconocida como un problema de salud pública debido a la cantidad de muertes y enfermedades a causa de derrame cerebral, infarto de miocardio, e insuficiencia cardíaca. ¿Existe alguna dieta que pueda ayudar a prevenir o tratarla?

Recientemente, aprendimos qué no comer. Las dietas bajas en carbohidratos están asociadas con el riesgo de desarrollar fibrilación auricular por varias razones. Primero, los que consumen estas dietas pueden comer menos alimentos antiinflamatorios como vegetales, frutas y granos enteros. Reducir el consumo de estos alimentos puede ser uno de los importantes mecanismos para desarrollar el riesgo de AFib. Segundo, una dieta baja en carbohidratos implica un aumento en el consumo de proteína y grasa, que puede estimular el estrés oxidativo, y la formación de radicales libres, que se demostró que también está asociado con AFib. Finalmente, esto podría desarrollarse por el aumento de riesgo de otras enfermedades cardiovasculares, que pueden causar AFib, y por supuesto, las dietas bajas en carbohidratos están asociadas con un aumento en el riesgo de la mortalidad por cualquier causa, no solo específicamente morir por una enfermedad cardiovascular o cáncer.

Las recomendaciones nutricionales para pacientes con anomalías del ritmo cardíaco indican básicamente lo contrario a una dieta baja en carbohidratos, a base del consumo diario de frutas, verduras, granos, frijoles, y nueces, incluyendo mariscos algunos días a la semana; huevos, lácteos, y pollo una vez a la semana aproximadamente; y otras carnes alrededor de una vez al mes, ya que lo ideal sería disminuir el consumo de grasas saturadas y trans.

Las dietas a base de vegetales enteros que se centran en granos enteros, legumbres (frijoles, arvejas, garbanzos, y lentejas), verduras, frutas, y nueces; y excluyen gran parte (o todos) los productos animales pueden ser importantes, ya que no solo enfatizan los alimentos protectores, sino también excluyen alimentos animales potencialmente perjudiciales. Por ejemplo, existe evidencia convincente de que evitar ciertos tipos de alimentos puede afectar de forma positiva la fibrilación auricular, como evitar el pescado azul y el alcohol.

La información del pescado azul salió del estudio de Framingham. El pescado azul incluye el salmón, pez espada, anjova, caballa, y sardinas. Se comprobó en un análisis exploratorio que aquellos participantes que consumían más de 4 porciones de pescado azul por semana, como salmón o sardinas, aumentaban hasta 6 veces sus posibilidades de desarrollar AFib, aunque el consumo de pescado en general no demostró tener ningún efecto.

No se sabe exactamente porqué el alcohol es tan malo en cuanto a las arritmias, pero se estima que puede haber un incremento de hasta un 8% en el riesgo relativo por AFib asociado con cada trago que se tome por día, aunque tomar café o cafeína en general no parece estar relacionado con el riesgo de padecer arritmia.

Las dietas a base de plantas son esenciales para controlar el factor de riesgo de AFib. Las dietas a base de plantas pueden reducir las probabilidades de sufrir riesgos tradicionales de AFib, como hipertensión, hipertiroidismo, obesidad, y diabetes. 

La hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo, responsable de alrededor de un quinto de los nuevos casos de AFib. Aquí es donde aparecen las dietas a base de plantas: mejorando la vasodilatación, la capacidad de que las arterias se dilaten naturalmente, además de los efectos antiinflamatorios y antioxidantes, y el aumento del consumo de potasio, y la disminución de viscosidad de la sangre.

En cuanto al hipertiroidismo, eliminar todos los alimentos de origen animal de la dieta se asocia con la mitad de prevalencia de hipertiroidismo, en comparación con aquellos que sí comen carne, mientras que los vegetarianos y los que solo comen pescado tienen una protección intermedia.

Tener exceso de grasa corporal puede ser responsable de alrededor de otro quinto de los casos de AFib. Pero la buena noticia es que la pérdida de peso significativa implica 6 veces menos posibilidades de tener fibrilación auricular. Se puede ver que de aquellos con AFib que al comienzo tenían sobrepeso, pero perdieron 10% o más de su peso corporal, 5 años más tarde solo el 10% seguía con AFib; mientras que de aquellos que perdieron menos del 3% o subieron de peso, el 60% terminó con AFib – es decir, 6 veces más.

Aquí listamos todos los factores de riesgo de la fibrilación auricular que pueden prevenirse, detenerse e incluso revertirse con una dieta saludable a base de plantas: hipertensión arterial, diabetes tipo 2, obesidad, inflamación sistémica, y enfermedades cardíacas. Debido a estos descubrimientos, las modificaciones dietarias son de suma importancia. Pero no puedes saber si esto cura la fibrilación auricular hasta que lo pones a prueba.

Desafortunadamente, todo lo que tenemos son informes de caso, pero este es bastante convincente: un hombre de 82 años con medicación excesiva, para tratar enfermedad de arterias coronarias, con antecedentes de infarto de miocardio, cardiomiopatía isquémica, colesterol alto, hipertensión arterial, y fibrilación auricular persistente, con pérdida de memoria, deterioro cognitivo, fatiga, y debilidad. Ahora, si no vas a cambiar la dieta y el estilo de vida que te causaron estos problemas en primer lugar, desde luego que los fármacos van a ser mejor que nada. Sin embargo, los medicamentos usados comúnmente para disminuir la presión sanguínea y el colesterol no disminuyen el riesgo de la enfermedad y aumentan significativamente el riesgo de padecer efectos adversos, como ya expliqué. Así que este hombre decidió comenzar a tratar la causa subyacente. Comenzó con una dieta a base de plantas enteras, con actividad física moderada, lo que provocó una rápida disminución del nivel de colesterol e hipertensión, y la suspensión del tratamiento farmacológico de estatina, antihipertensivos y beta bloqueantes. Además, el paciente confirmó la remisión del deterioro cognitivo y de los síntomas asociados con la fibrilación auricular y cardiomiopatía isquémica, que incluían aturdimiento, fatiga, y debilidad.

Mira estos números. Dejó toda su medicación. Comenzó a comer más saludable en febrero, y su colesterol LDL bajó un 37% a 72. Y puedes decir: “Sí, pero sigue con estatinas para bajar el colesterol”, pero incluso luego de que su doctor suspendiera estas y la medicación para la hipertensión, su colesterol se mantuvo bajo, y su presión sanguínea se normalizó. ¿Y qué pasó con su fibrilación auricular? Se normalizó completamente.

Así es como el paciente lo describió: “En diciembre de 2017, sufrí un paro cardíaco casi fatal, y fui llevado de urgencias al hospital, y me pusieron un stent. Al día siguiente, me recetaron varios fármacos para controlar mi condición. Mi niebla mental empeoró, y me sentía cansado todo el tiempo. Decidí que había sido suficiente. Ya había perdido 4 años de mi vida por la medicación que me producía niebla mental. No iba a sacrificar más tiempo. Había estado comiendo una dieta mediterránea saludable, pero luego me explicaron los beneficios de eliminar todas las porquerías. Y ahora tengo la fuerza para levantar peso, y caminar y correr en la cinta una hora por día. Me siento más vivo que nunca. Me levanto todos los días sin dolores de cabeza y con un corazón contento, agradecido de no tener que tomar un puñado de pastillas. Incluso aunque no sigo perfectamente mi dieta, puedo ver los grandes beneficios de alimentarme de esta forma. Mi análisis de sangre muestra una gran mejoría, lo que me motiva a continuar. Gracias a mi mejoría, mi cardiólogo me recomendó dejar la última droga que estaba tomando. Comer estos alimentos me dio una oportunidad para recuperar mi salud.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La fibrilación auricular, o AFib, es la arritmia clínica más común, que implica un ritmo cardíaco anormal, y que afecta a millones de personas, reconocida como un problema de salud pública debido a la cantidad de muertes y enfermedades a causa de derrame cerebral, infarto de miocardio, e insuficiencia cardíaca. ¿Existe alguna dieta que pueda ayudar a prevenir o tratarla?

Recientemente, aprendimos qué no comer. Las dietas bajas en carbohidratos están asociadas con el riesgo de desarrollar fibrilación auricular por varias razones. Primero, los que consumen estas dietas pueden comer menos alimentos antiinflamatorios como vegetales, frutas y granos enteros. Reducir el consumo de estos alimentos puede ser uno de los importantes mecanismos para desarrollar el riesgo de AFib. Segundo, una dieta baja en carbohidratos implica un aumento en el consumo de proteína y grasa, que puede estimular el estrés oxidativo, y la formación de radicales libres, que se demostró que también está asociado con AFib. Finalmente, esto podría desarrollarse por el aumento de riesgo de otras enfermedades cardiovasculares, que pueden causar AFib, y por supuesto, las dietas bajas en carbohidratos están asociadas con un aumento en el riesgo de la mortalidad por cualquier causa, no solo específicamente morir por una enfermedad cardiovascular o cáncer.

Las recomendaciones nutricionales para pacientes con anomalías del ritmo cardíaco indican básicamente lo contrario a una dieta baja en carbohidratos, a base del consumo diario de frutas, verduras, granos, frijoles, y nueces, incluyendo mariscos algunos días a la semana; huevos, lácteos, y pollo una vez a la semana aproximadamente; y otras carnes alrededor de una vez al mes, ya que lo ideal sería disminuir el consumo de grasas saturadas y trans.

Las dietas a base de vegetales enteros que se centran en granos enteros, legumbres (frijoles, arvejas, garbanzos, y lentejas), verduras, frutas, y nueces; y excluyen gran parte (o todos) los productos animales pueden ser importantes, ya que no solo enfatizan los alimentos protectores, sino también excluyen alimentos animales potencialmente perjudiciales. Por ejemplo, existe evidencia convincente de que evitar ciertos tipos de alimentos puede afectar de forma positiva la fibrilación auricular, como evitar el pescado azul y el alcohol.

La información del pescado azul salió del estudio de Framingham. El pescado azul incluye el salmón, pez espada, anjova, caballa, y sardinas. Se comprobó en un análisis exploratorio que aquellos participantes que consumían más de 4 porciones de pescado azul por semana, como salmón o sardinas, aumentaban hasta 6 veces sus posibilidades de desarrollar AFib, aunque el consumo de pescado en general no demostró tener ningún efecto.

No se sabe exactamente porqué el alcohol es tan malo en cuanto a las arritmias, pero se estima que puede haber un incremento de hasta un 8% en el riesgo relativo por AFib asociado con cada trago que se tome por día, aunque tomar café o cafeína en general no parece estar relacionado con el riesgo de padecer arritmia.

Las dietas a base de plantas son esenciales para controlar el factor de riesgo de AFib. Las dietas a base de plantas pueden reducir las probabilidades de sufrir riesgos tradicionales de AFib, como hipertensión, hipertiroidismo, obesidad, y diabetes. 

La hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo, responsable de alrededor de un quinto de los nuevos casos de AFib. Aquí es donde aparecen las dietas a base de plantas: mejorando la vasodilatación, la capacidad de que las arterias se dilaten naturalmente, además de los efectos antiinflamatorios y antioxidantes, y el aumento del consumo de potasio, y la disminución de viscosidad de la sangre.

En cuanto al hipertiroidismo, eliminar todos los alimentos de origen animal de la dieta se asocia con la mitad de prevalencia de hipertiroidismo, en comparación con aquellos que sí comen carne, mientras que los vegetarianos y los que solo comen pescado tienen una protección intermedia.

Tener exceso de grasa corporal puede ser responsable de alrededor de otro quinto de los casos de AFib. Pero la buena noticia es que la pérdida de peso significativa implica 6 veces menos posibilidades de tener fibrilación auricular. Se puede ver que de aquellos con AFib que al comienzo tenían sobrepeso, pero perdieron 10% o más de su peso corporal, 5 años más tarde solo el 10% seguía con AFib; mientras que de aquellos que perdieron menos del 3% o subieron de peso, el 60% terminó con AFib – es decir, 6 veces más.

Aquí listamos todos los factores de riesgo de la fibrilación auricular que pueden prevenirse, detenerse e incluso revertirse con una dieta saludable a base de plantas: hipertensión arterial, diabetes tipo 2, obesidad, inflamación sistémica, y enfermedades cardíacas. Debido a estos descubrimientos, las modificaciones dietarias son de suma importancia. Pero no puedes saber si esto cura la fibrilación auricular hasta que lo pones a prueba.

Desafortunadamente, todo lo que tenemos son informes de caso, pero este es bastante convincente: un hombre de 82 años con medicación excesiva, para tratar enfermedad de arterias coronarias, con antecedentes de infarto de miocardio, cardiomiopatía isquémica, colesterol alto, hipertensión arterial, y fibrilación auricular persistente, con pérdida de memoria, deterioro cognitivo, fatiga, y debilidad. Ahora, si no vas a cambiar la dieta y el estilo de vida que te causaron estos problemas en primer lugar, desde luego que los fármacos van a ser mejor que nada. Sin embargo, los medicamentos usados comúnmente para disminuir la presión sanguínea y el colesterol no disminuyen el riesgo de la enfermedad y aumentan significativamente el riesgo de padecer efectos adversos, como ya expliqué. Así que este hombre decidió comenzar a tratar la causa subyacente. Comenzó con una dieta a base de plantas enteras, con actividad física moderada, lo que provocó una rápida disminución del nivel de colesterol e hipertensión, y la suspensión del tratamiento farmacológico de estatina, antihipertensivos y beta bloqueantes. Además, el paciente confirmó la remisión del deterioro cognitivo y de los síntomas asociados con la fibrilación auricular y cardiomiopatía isquémica, que incluían aturdimiento, fatiga, y debilidad.

Mira estos números. Dejó toda su medicación. Comenzó a comer más saludable en febrero, y su colesterol LDL bajó un 37% a 72. Y puedes decir: “Sí, pero sigue con estatinas para bajar el colesterol”, pero incluso luego de que su doctor suspendiera estas y la medicación para la hipertensión, su colesterol se mantuvo bajo, y su presión sanguínea se normalizó. ¿Y qué pasó con su fibrilación auricular? Se normalizó completamente.

Así es como el paciente lo describió: “En diciembre de 2017, sufrí un paro cardíaco casi fatal, y fui llevado de urgencias al hospital, y me pusieron un stent. Al día siguiente, me recetaron varios fármacos para controlar mi condición. Mi niebla mental empeoró, y me sentía cansado todo el tiempo. Decidí que había sido suficiente. Ya había perdido 4 años de mi vida por la medicación que me producía niebla mental. No iba a sacrificar más tiempo. Había estado comiendo una dieta mediterránea saludable, pero luego me explicaron los beneficios de eliminar todas las porquerías. Y ahora tengo la fuerza para levantar peso, y caminar y correr en la cinta una hora por día. Me siento más vivo que nunca. Me levanto todos los días sin dolores de cabeza y con un corazón contento, agradecido de no tener que tomar un puñado de pastillas. Incluso aunque no sigo perfectamente mi dieta, puedo ver los grandes beneficios de alimentarme de esta forma. Mi análisis de sangre muestra una gran mejoría, lo que me motiva a continuar. Gracias a mi mejoría, mi cardiólogo me recomendó dejar la última droga que estaba tomando. Comer estos alimentos me dio una oportunidad para recuperar mi salud.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

Este importante video está en camino desde hace mucho tiempo. En mis videos anteriores sobre fibrilación atrial Omega 3, cáncer de próstata y fibrilación atrial hablé sobre la implicación del pescado.

Anteriormente reporté los peligros de las dietas bajas en carbohidratos en:

 

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí. Lee esta información importante sobre las traducciones aquí.

Pin It en Pinterest

Share This