Cómo hacer un balance de los riesgos y beneficios de las mamografías

Mammogram

La traducción de este texto viene de la mano de nuestra voluntaria Tamara Amor.

Los cuadros de datos pueden cuantificar los beneficios y los daños en un formato claro y accesible.

Cuando se trata de exámenes de detección del cáncer, los médicos “suelen ignorar con demasiada frecuencia” el hecho de que las mujeres tienen diferentes opiniones sobre las ventajas y los riesgos de los mismos, y se han “centrado en persuadir en lugar de educar” y dejar que las personas tomen sus propias decisiones. Sin embargo, para hacer eso, “necesitan alguna cuantificación de sus beneficios y daños” en un formato claro y accesible. Por ejemplo, los “cuadros de datos”.

Consideremos un ejemplo: en 2014, los médicos alemanes recomendaron ecografías transvaginales, en las que se inserta una sonda a millones de mujeres para detectar cáncer de ovario. Pero ¿es efectivo? ¿Qué dice la ciencia? Según un estudio basado en cientos de miles de mujeres, si se seleccionaran de forma aleatoria mil mujeres para que se hagan ecografías vaginales y mil mujeres para que no se las hagan y luego se les realizara un seguimiento durante alrededor de una década, tres de las mujeres que no realizaron las pruebas de detección morirá de cáncer de ovario, al igual que la misma cantidad de mujeres que sí las hicieron. Entonces, no existe beneficio en absoluto. En cambio, 32 de las mujeres que se hicieron los estudios debieron realizarse una cirugía, en algunos casos para extirparles los ovarios, porque algo parecía sospechoso en la ecografía, pero, al final, en todos los casos, resultaría ser innecesario. Una de esas mujeres sufrió complicaciones quirúrgicas. Solo daños sin beneficios, sin embargo millones de mujeres son sometidas al estudio, “lo que resulta en más de 10 000 mujeres a quienes se les extirpan los ovarios sanos en solo un año”. Una bendición para los hospitales y los cirujanos (y sus distribuidores locales de BMW), pero solo dolor y sufrimiento para las mujeres.

¿Cómo sería un cuadro de datos de mamografías? Muestro uno en el minuto 1:44 en mi video Ventajas y desventajas de las mamografías. Como se puede ver, cada círculo gris del gráfico representa a una mujer. Un millón de mujeres fueron aleatorizadas para omitir mamografías o para hacerse las pruebas de detección. Después de una década, alrededor de 5 de cada 1000 mujeres en el grupo sin estudios de detección morirán de cáncer de mama. Entonces, incluso sin mamografías, las posibilidades de morir de cáncer de mama a los 50 son menos del 1%. Pero, al hacerse mamografías con regularidad, en lugar de que 5 de cada 1000 mujeres mueran de cáncer de mama, solo 4 de cada 1000 fallecerán, aunque la cantidad de mujeres que mueren en general parece ser la misma con o sin exámenes de detección. Por lo tanto, en general no se salvan vidas con la detección. Pero, tal vez los estudios no hayan tenido el poder estadístico para detectar un beneficio de supervivencia general.

Sin embargo, en términos de daños, un centenar de mujeres que se realicen mamografías serán llamadas de regreso por falsas alarmas y tal vez incluso les hagan una biopsia, de las cuales 5 tendrán lumpectomías o mastectomías innecesarias. “Un tercer daño potencial es el cáncer de mama inducido por la radiación de la misma mamografía, que no está incluido como riesgo porque solo existen estimaciones indirectas aproximadas (1 a 5 en 10 000)”.

En el minuto 2:51 en mi video muestro otro estudio en el que unos investigadores analizaron 20 años de datos de mujeres que siguieron las recomendaciones actuales del U.S. Preventive Services Task Force de hacerse exámenes de detección cada dos años a partir de los 50 años. Uno esperaría 200 falsas alarmas durante esas dos décadas, de las cuales alrededor de 30 terminarían en una biopsia. Se pasarían por alto algunos cánceres, pero en 15 casos se detectarían otros de forma equivocada, lo que significa que las mujeres serían diagnosticadas y tratadas por cáncer de mama de forma innecesaria. Por otro lado, gracias a las mamografías se evitarían dos muertes por cáncer de mama, aunque no se salvarían vidas en general.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con estos números. En el minuto 3:28 en mi video, muestro los números más optimistas que pude encontrar por cada 1000 mujeres examinadas. Como se puede ver, podría haber hasta diez veces el beneficio para una mujer que se haga mamografías cada año durante 25 años a partir de los 40. Esto tiene el costo de un promedio de tres falsas alarmas por cada mujer, una probabilidad de una en tres de tener que realizar una biopsia, y alrededor del 1% de posibilidades de ser diagnosticada y tratada por cáncer de mama de forma innecesaria.

Eso sí, estos números están estimados para mujeres asintomáticas con riesgo promedio. Se espera que las mujeres con mayor riesgo, como las que ya han tenido cáncer de mama o tienen mutaciones del gen BRCA, se beneficien mucho más. Para la mujer promedio, sin embargo, “no hay una respuesta ‘correcta’ sobre si debe someterse a una mamografía o no”. Cada mujer debería tomar su propia decisión.

Esperamos que la presentación de estos datos sea suficiente para que algunas mujeres puedan elegir con fundamentos. Algunas podrían optar por realizarse pruebas de detección, y valorar cualquier beneficio potencial como justificante de los daños que lo acompañan. Otras podrían optar por no hacerlo”, y justificar que los daños potenciales “son demasiado grandes en comparación con un beneficio pequeño”.

De todas formas, ¿qué tal prevenir el cáncer de mama en primer lugar? “Las personas prefieren que se les diga que se hagan una prueba rápida cada pocos años a que se les diga que se alimenten bien y hagan ejercicio para prevenir el cáncer [antes de que comience]. ‘Las pruebas de detección se han convertido en una forma fácil para que tanto el médico como el paciente piensen que están haciendo algo bueno para su salud, pero la realidad es que el riesgo de contraer cáncer no cambia en absoluto’”. Esto no se aplica solo al cáncer. La misma dieta y estilo de vida que podrían proteger contra el cáncer también pueden proteger contra la principal causa de muerte en mujeres. Como se puede ver en el minuto 4:56 en mi video, el número anual de mujeres que murieron por cáncer de mama entre 2006 y 2010 fue menos de 50 000, mientras que el número anual de mujeres que murieron por enfermedades cardíacas durante ese período fue de más de 400 000 . Y aunque es posible que las mamografías no salven vidas, sabemos que las modificaciones en el estilo de vida para prevenir enfermedades cardíacas pueden hacerlo. Entonces, tal vez algunos de esos miles de millones de dólares que se gastan cada año en programas de mamografías podrían emplearse mejor para salvar la vida de las mujeres.

¿Qué hemos aprendido?

  • Sin una mamografía, las probabilidades de morir de cáncer de mama a partir de los 50 años son menos del 1%. Con las mamografías regulares, el riesgo de muerte se reduce de 5 a 4 personas por cada 1000.
  • Sin embargo, existen innumerables daños asociados con las mamografías, incluidas las falsas alarmas y el sobrediagnóstico, que pueden resultar en biopsias, tumorectomías o mastectomías innecesarias, radioterapia y quimioterapia, sin mencionar el cáncer de mama inducido por la radiación debido a la misma mamografía, el estrés y el costo emocional.
  • Incluso las cifras más optimistas por cada 1000 mujeres examinadas muestran que puede haber hasta diez veces el beneficio para una mujer que se hace mamografías anuales durante 25 años a partir de los 40 años, a costa de un promedio de tres falsas alarmas, una probabilidad de uno en tres de obtener una biopsia y alrededor del 1% de probabilidades de ser diagnosticada y tratada por cáncer de mama de forma innecesaria.
  • Se espera que a las mujeres se les presenten todos los datos para que puedan tomar decisiones informadas sobre si deben o no someterse a pruebas de detección.
  • Los exámenes de detección se han convertido en un reemplazo de los cambios en el estilo de vida, como comer bien y hacer ejercicio para tratar de prevenir el cáncer, porque en general se considera, de forma errada, que al hacerse estudios de manera activa se hace algo positivo para la salud, cuando en realidad el riesgo de cáncer no cambia en absoluto.
  • Una alimentación basada en alimentos vegetales integrales, que puede proteger contra el cáncer, también podría proteger contra la enfermedad cardíaca, la principal causa de muerte en mujeres.

Otros videos sobre las mamografías y el cáncer de mama:

Pude tratar el tema de las colonoscopias en un solo videos, así que no te lo pierdas: ¿Deberíamos hacernos colonoscopias a partir de los 50?.

Y, sobre las pruebas médicas, tampoco te pierdas ¿Vale la pena someterse a chequeos médicos anuales?¿Vale la pena someterse a un examen físico anual?.

Un saludo,

Comenta


Pin It en Pinterest

Share This