Tratamiento de la diabetes tipo 1 con una dieta a base de plantas

Tratamiento de la diabetes tipo 1 con una dieta a base de plantas
5 (100%) 2 votes

¿Se puede revertir la diabetes de tipo 1 si se diagnostica pronto?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Julia Pozuelo voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La nueva revista International Journal of Disease Reversal and Prevention ha comentado casos milagrosos en los que ciertas enfermedades remitieron gracias a una dieta vegetal. Tras sufrir no uno sino dos infartos en dos meses, la dieta vegetal acabó con el dolor de pecho, le redujo el colesterol, la presión arterial y la glucemia y, por si fuera poco, le hizo perder casi 23 kg. Aún así, las cifras no capturan la transformación o resurrección que supuso pasar de sentirse “muerto en vida” a vivir de nuevo.

Ya he comentado casos de remisión de enfermedades autoinmunes inflamatorias como la psoriasis o la nefritis lúpica. Y hablando de enfermedades autoinmunes que creíamos sin solución: la diabetes tipo 1. Al contrario que la diabetes tipo 2, enfermedad ligada al estilo de vida que se puede prevenir y curar con una dieta y unos hábitos saludables, la de tipo 1 es una enfermedad autoinmune en la que tu cuerpo ataca a tu propio páncreas, acaba con las células que producen insulina y te condena a una vida de inyecciones… excepto, quizá, si se detecta a tiempo. Si conseguimos que la gente se pase pronto a una dieta saludable, quizá podríamos revertir el curso de la enfermedad al mitigar la inflamación autoinmune.

Sabemos que los pacientes con diabetes tipo 1 pueden reducir la necesidad de insulina y controlar mejor la glucemia con una dieta más sana. Por ejemplo, se suministró a adolescentes y niños elegidos al azar una dieta con más alimentos integrales de origen vegetal, como cereales integrales, fruta, verdura, legumbres (alubias, guisantes, garbanzos y lentejas), frutos secos y semillas. Y a más alimentos de este tipo, mejor control de la glucemia.

El hecho de que tomar más fruta se asocie con un “mejor control [de la glucemia] tiene implicaciones clínicas importantes para la educación nutricional” de quienes sufren diabetes tipo 1. Deberíamos informarles sobre los beneficios de la fruta y calmar “el falso temor a que la fruta perjudique a la glucemia”. Pero esta serie de casos no se limitó a proponer un mejor control del síntoma de la diabetes (el nivel alto de azúcar en sangre), sino un mejor control de la propia enfermedad, al sugerir que el efecto antiinflamatorio de los vegetales integrales saludables “podrían ralentizar o evitar la destrucción de [las células que producen insulina en el páncreas] si la dieta se cambia a tiempo”. ¿De dónde sacan esto? A eso vamos.

Un paciente siguió una dieta rica en vegetales desde los tres años, justo después de que le diagnosticaran diabetes tipo 1, pero tres años después sigue necesitando el tratamiento con insulina y sus niveles de autoanticuerpos siguen disminuyendo, señal de la destrucción de las células del páncreas. Otro niño, que no empezó a comer sano hasta meses después de su diagnóstico, mantiene una dosis baja de insulina con un buen control. Aunque las células que producen insulina se han destruido completamente, los diabéticos tipo 1 pueden experimentar una reducción drástica de las necesidades de insulina, de la inflamación y del riesgo cardiovascular. Este último es la primera causa de muerte para este grupo al pasar de los 30. Este grupo tiene entre 11 y 14 veces más posibilidades que la población general de morir de una enfermedad cardiovascular. Esta ya es la primera causa de muerte en general, así que para los diabéticos es entre 11 y 14 veces más importante seguir el único programa y alimentación con los que se ha comprobado que estas enfermedades remiten en la mayoría de los pacientes: uno basado en alimentos vegetales integrales. El hecho de que además podría ayudar a controlar la propia enfermedad es la guinda del pastel (sin azúcar).

¡Y todo esto tan apasionante solo es el primer número de la revista! También hay una publicación complementaria de la International Journal of Disease Reversal and Prevention titulada Reversal and Prevention Digest destinada al público general ya que creen, como yo, que todos tenemos derecho a entender la ciencia que puede afectar a nuestra salud. Así, puedes ir entre bastidores y escuchar al propio autor de la serie sobre el lupus, leer entrevistas adicionales con genios como Dean Ornish, consejos prácticos de dietistas sobre la transición hacia una dieta más sana, así como recetas.

En la segunda edición encontramos consejos prácticos sobre, por ejemplo, comer vegetal y barato, cómo enseña el Dr. Klaper a sus alumnos de medicina, cómo Audrey Sanchez de Balanced está ayudando a cambiar los menús escolares y, si eso te parece difícil, el Dr. Ostfeld consiguió que se sirva comida sana en un hospital (¡vaya idea!). Y ninguna revista estaría completa sin un artículo sobre cómo mejorar tu vida sexual.

La revista es gratis y se puede descargar en IJDRP.org. Para la edición complementaria, disponible en diseasereversaldigest.com, hay que suscribirse. Pero yo, por mi parte, me alegro de haberlo hecho.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Julia Pozuelo voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La nueva revista International Journal of Disease Reversal and Prevention ha comentado casos milagrosos en los que ciertas enfermedades remitieron gracias a una dieta vegetal. Tras sufrir no uno sino dos infartos en dos meses, la dieta vegetal acabó con el dolor de pecho, le redujo el colesterol, la presión arterial y la glucemia y, por si fuera poco, le hizo perder casi 23 kg. Aún así, las cifras no capturan la transformación o resurrección que supuso pasar de sentirse “muerto en vida” a vivir de nuevo.

Ya he comentado casos de remisión de enfermedades autoinmunes inflamatorias como la psoriasis o la nefritis lúpica. Y hablando de enfermedades autoinmunes que creíamos sin solución: la diabetes tipo 1. Al contrario que la diabetes tipo 2, enfermedad ligada al estilo de vida que se puede prevenir y curar con una dieta y unos hábitos saludables, la de tipo 1 es una enfermedad autoinmune en la que tu cuerpo ataca a tu propio páncreas, acaba con las células que producen insulina y te condena a una vida de inyecciones… excepto, quizá, si se detecta a tiempo. Si conseguimos que la gente se pase pronto a una dieta saludable, quizá podríamos revertir el curso de la enfermedad al mitigar la inflamación autoinmune.

Sabemos que los pacientes con diabetes tipo 1 pueden reducir la necesidad de insulina y controlar mejor la glucemia con una dieta más sana. Por ejemplo, se suministró a adolescentes y niños elegidos al azar una dieta con más alimentos integrales de origen vegetal, como cereales integrales, fruta, verdura, legumbres (alubias, guisantes, garbanzos y lentejas), frutos secos y semillas. Y a más alimentos de este tipo, mejor control de la glucemia.

El hecho de que tomar más fruta se asocie con un “mejor control [de la glucemia] tiene implicaciones clínicas importantes para la educación nutricional” de quienes sufren diabetes tipo 1. Deberíamos informarles sobre los beneficios de la fruta y calmar “el falso temor a que la fruta perjudique a la glucemia”. Pero esta serie de casos no se limitó a proponer un mejor control del síntoma de la diabetes (el nivel alto de azúcar en sangre), sino un mejor control de la propia enfermedad, al sugerir que el efecto antiinflamatorio de los vegetales integrales saludables “podrían ralentizar o evitar la destrucción de [las células que producen insulina en el páncreas] si la dieta se cambia a tiempo”. ¿De dónde sacan esto? A eso vamos.

Un paciente siguió una dieta rica en vegetales desde los tres años, justo después de que le diagnosticaran diabetes tipo 1, pero tres años después sigue necesitando el tratamiento con insulina y sus niveles de autoanticuerpos siguen disminuyendo, señal de la destrucción de las células del páncreas. Otro niño, que no empezó a comer sano hasta meses después de su diagnóstico, mantiene una dosis baja de insulina con un buen control. Aunque las células que producen insulina se han destruido completamente, los diabéticos tipo 1 pueden experimentar una reducción drástica de las necesidades de insulina, de la inflamación y del riesgo cardiovascular. Este último es la primera causa de muerte para este grupo al pasar de los 30. Este grupo tiene entre 11 y 14 veces más posibilidades que la población general de morir de una enfermedad cardiovascular. Esta ya es la primera causa de muerte en general, así que para los diabéticos es entre 11 y 14 veces más importante seguir el único programa y alimentación con los que se ha comprobado que estas enfermedades remiten en la mayoría de los pacientes: uno basado en alimentos vegetales integrales. El hecho de que además podría ayudar a controlar la propia enfermedad es la guinda del pastel (sin azúcar).

¡Y todo esto tan apasionante solo es el primer número de la revista! También hay una publicación complementaria de la International Journal of Disease Reversal and Prevention titulada Reversal and Prevention Digest destinada al público general ya que creen, como yo, que todos tenemos derecho a entender la ciencia que puede afectar a nuestra salud. Así, puedes ir entre bastidores y escuchar al propio autor de la serie sobre el lupus, leer entrevistas adicionales con genios como Dean Ornish, consejos prácticos de dietistas sobre la transición hacia una dieta más sana, así como recetas.

En la segunda edición encontramos consejos prácticos sobre, por ejemplo, comer vegetal y barato, cómo enseña el Dr. Klaper a sus alumnos de medicina, cómo Audrey Sanchez de Balanced está ayudando a cambiar los menús escolares y, si eso te parece difícil, el Dr. Ostfeld consiguió que se sirva comida sana en un hospital (¡vaya idea!). Y ninguna revista estaría completa sin un artículo sobre cómo mejorar tu vida sexual.

La revista es gratis y se puede descargar en IJDRP.org. Para la edición complementaria, disponible en diseasereversaldigest.com, hay que suscribirse. Pero yo, por mi parte, me alegro de haberlo hecho.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

Hablé sobre la nueva revista International Journal of Disease Reversal and Prevention en mi video anterior La dieta antiinflamatoria para el lupus. Puedes descargar la revista gratuitamente en www.IJDRP.org y suscribirte al resumen complementario en diseasereversaldigest.com.

Hasta ahora tengo esta lista de videos para la prevención de la diabetes tipo 1:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This