¿Ayudan con la ansiedad los suplementos de vitamina C?

4.2/5 - (18 votes)

¿Cuáles son los riesgos y beneficios de los suplementos de vitamina C para la depresión y la ansiedad?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

“Existe nueva evidencia que confirma que un alto consumo de frutas y vegetales ricos en fibra está asociado con un menor índice de ataques de ansiedad en adultos, y al mismo tiempo, con una mayor felicidad, satisfacción, y bienestar emocional”. Entonces, “convencer a las personas de consumir más frutas y verduras podría beneficiar no solo a su salud a largo plazo, sino también a su bienestar emocional a corto plazo”. Por ejemplo, el consumo de fruta es un factor protector en enfermedades como cardiopatías, paros cardíacos, diabetes, y cáncer, además de depresión, que son las principales causas de muerte. La pregunta es ¿por qué?.

Se han propuesto diversos mecanismos. Por ejemplo, podrían ser las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del producto, al eliminar a los radicales libres involucrados en parte de la inflamación asociada con la depresión. Si ese es el caso, ¿por qué no solo tomar suplementos de vitamina C? El cerebro tiene uno de los niveles más altos de vitamina C en el cuerpo, entonces, si tomamos vitamina C extra, puede llegar a tener un efecto positivo en enfermedades cerebrales, debido a que no es solo un antioxidante, sino que también cumple otras funciones críticas en el cerebro, como ayudar a liberar neurotransmisores como la dopamina. Pero nunca se sabe si algo de verdad ayuda, hasta que se lo pone a prueba.

Un estudio confirmó que agregar vitamina C como tratamiento complementario a un antidepresivo tiene un efecto positivo, mientras que otro estudio aseguró no encontrar beneficios en la suplementación de vitamina C. Por lo que hay resultados diversos en cuanto a la vitamina C y la depresión. Aquí hay otro estudio que tampoco obtuvo resultados positivos en cuanto a la depresión, pero los pacientes aleatorizados con vitamina C en vez de placebo tuvieron una significativa disminución del nivel de ansiedad. Y esto no solo se comprobó en ese estudio.

Los efectos de la suplementación de vitamina C para la ansiedad en estudiantes: un estudio doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo. A los estudiantes secundarios se les dio 500 mg al día o placebo. 500 mg de vitamina C es aproximadamente lo que se encuentra en cinco naranjas, cuatro kiwis amarillos o guayabas, o un chile morrón y medio amarillo. En solo dos semanas, la vitamina C disminuyó los niveles de ansiedad, comparado con el placebo, además de disminuir significativamente la frecuencia cardíaca. 

Con estos resultados, se podría afirmar que la vitamina C puede disminuir el nivel de ansiedad. Los investigadores trataron de descubrir si una sola dosis podía afectar gravemente el nivel emocional. Y tan solo dos horas después de tomar la vitamina, los pacientes sintieron un descenso en el nivel de ansiedad comparado con el placebo, aunque solo entre aquellos que tenían mayor ansiedad.

Además, la suplementación de vitamina C puede disminuir tu presión sanguínea. Sin embargo, las frutas y vegetales enteros pueden hacer lo mismo, e incluso pueden tener un mejor efecto para aquellos que más lo necesitan. Como he demostrado anteriormente, agregar dos porciones de frutas y vegetales al día puede traer beneficios psicológicos en tan solo dos semanas. Y no tendrás riesgo de tener cálculos renales, como sucede con los suplementos de vitamina C, aunque este parece ser solo un problema en los hombres.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

“Existe nueva evidencia que confirma que un alto consumo de frutas y vegetales ricos en fibra está asociado con un menor índice de ataques de ansiedad en adultos, y al mismo tiempo, con una mayor felicidad, satisfacción, y bienestar emocional”. Entonces, “convencer a las personas de consumir más frutas y verduras podría beneficiar no solo a su salud a largo plazo, sino también a su bienestar emocional a corto plazo”. Por ejemplo, el consumo de fruta es un factor protector en enfermedades como cardiopatías, paros cardíacos, diabetes, y cáncer, además de depresión, que son las principales causas de muerte. La pregunta es ¿por qué?.

Se han propuesto diversos mecanismos. Por ejemplo, podrían ser las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del producto, al eliminar a los radicales libres involucrados en parte de la inflamación asociada con la depresión. Si ese es el caso, ¿por qué no solo tomar suplementos de vitamina C? El cerebro tiene uno de los niveles más altos de vitamina C en el cuerpo, entonces, si tomamos vitamina C extra, puede llegar a tener un efecto positivo en enfermedades cerebrales, debido a que no es solo un antioxidante, sino que también cumple otras funciones críticas en el cerebro, como ayudar a liberar neurotransmisores como la dopamina. Pero nunca se sabe si algo de verdad ayuda, hasta que se lo pone a prueba.

Un estudio confirmó que agregar vitamina C como tratamiento complementario a un antidepresivo tiene un efecto positivo, mientras que otro estudio aseguró no encontrar beneficios en la suplementación de vitamina C. Por lo que hay resultados diversos en cuanto a la vitamina C y la depresión. Aquí hay otro estudio que tampoco obtuvo resultados positivos en cuanto a la depresión, pero los pacientes aleatorizados con vitamina C en vez de placebo tuvieron una significativa disminución del nivel de ansiedad. Y esto no solo se comprobó en ese estudio.

Los efectos de la suplementación de vitamina C para la ansiedad en estudiantes: un estudio doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo. A los estudiantes secundarios se les dio 500 mg al día o placebo. 500 mg de vitamina C es aproximadamente lo que se encuentra en cinco naranjas, cuatro kiwis amarillos o guayabas, o un chile morrón y medio amarillo. En solo dos semanas, la vitamina C disminuyó los niveles de ansiedad, comparado con el placebo, además de disminuir significativamente la frecuencia cardíaca. 

Con estos resultados, se podría afirmar que la vitamina C puede disminuir el nivel de ansiedad. Los investigadores trataron de descubrir si una sola dosis podía afectar gravemente el nivel emocional. Y tan solo dos horas después de tomar la vitamina, los pacientes sintieron un descenso en el nivel de ansiedad comparado con el placebo, aunque solo entre aquellos que tenían mayor ansiedad.

Además, la suplementación de vitamina C puede disminuir tu presión sanguínea. Sin embargo, las frutas y vegetales enteros pueden hacer lo mismo, e incluso pueden tener un mejor efecto para aquellos que más lo necesitan. Como he demostrado anteriormente, agregar dos porciones de frutas y vegetales al día puede traer beneficios psicológicos en tan solo dos semanas. Y no tendrás riesgo de tener cálculos renales, como sucede con los suplementos de vitamina C, aunque este parece ser solo un problema en los hombres.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

Sucríbete a nuestra newsletter gratuita y, además de mantenerte al tanto de la ciencia, recibirás de regalo la receta de wraps de garbanzos al curry del recetario de Comer para no morir.

Pin It en Pinterest

Share This