¿Es la caseína de la leche un factor desencadenante de la diabetes tipo 1?

¿Es la caseína de la leche un factor desencadenante de la diabetes tipo 1?
5 (100%) 1 vote

¿Por qué la exposición a proteínas bovinas podría incrementar el riesgo de desarrollar diabetes autoinmune tipo 1 en la infancia?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que suele afectar a niños y adultos jóvenes, en la que el propio sistema inmunológico ataca y destruye las células productoras de insulina del páncreas. Si no se trata, es mortal. Pero, “incluso con un buen manejo y administracion de sustitutos de la insulina”, podría acortar una década de vida. “Es devastador para las familias cuando un niño recibe un diagnóstico de diabetes tipo 1”. Por lo tanto, uno de los “santo griales” de la medicina moderna es entender qué hace que el cuerpo se ataque a sí mismo, con la esperanza de que podamos prevenirlo y curar la enfermedad.

La susceptibilidad genética juega un papel importante, pero la concordancia para la diabetes tipo 1 es sólo alrededor del 50% entre los gemelos idénticos —es decir, incluso si alguien con el mismo ADN que tú desarrolla la enfermedad, sólo hay un 50% de probabilidad de que tú lo desarrolle también. Lo que significa que debe haber factores externos que contribuyan.

Algunos países tienen tasas bajas; algunos tienen altas tasas. Japón, por ejemplo, tiene tasas de diabetes tipo 1 18 veces inferiores a las de los Estados Unidos. Y, eso no es sólo genética, ya que cuando los niños emigran, tienden a adquirir el riesgo de su nuevo hogar —lo que sugiere que tiene que ver con el ambiente, la alimentación o el estilo de vida.

De hecho, las tasas de incidencia varían más de 350 veces en todo el mundo. Algunos países tienen tasas cientos de veces más altas que otras y están en aumento. Un grupo de investigadores examinó a 37 poblaciones de todo el mundo y la incidencia va subiendo alrededor de 3% al año. De hecho, no pudieron encontrar una sola población cuyas tasas estuvieran disminuyendo. 3% más cada año; nuestros genes no cambian tan rápido. Algo está ocurriendo, empezando justo en la época de la segunda guerra mundial. “La mejor evidencia disponible sugiere que la diabetes [tipo 1] mostró una incidencia estable y relativamente baja durante la primera mitad del siglo XX, seguida por un claro aumento a mediados de siglo”.

Y, la pregunta es, ¿por qué? Se han postulado varios factores para explicar la predisposición de los niños hacia la diabetes, incluyendo la deficiencia de vitamina D, ciertas infecciones o la exposición a la leche de vaca.

Hace decadas, comparaciones entre países de este tipo fueron publicadas, mostrando una estrecha correlación entre el consumo de leche y la diabetes infantil insulino-dependinete —mostrando tanto como el “94% de la variación geográfica en la incidencia podría explicarse unicamente por las diferencias en el consumo de leche”. Este país en la parte superior, Finlandia, con las tasas más altas, lideró mucha de la investigación en esta área.

Todo comenzó con estudios como éste, mostrando que cuanto menos son amamantados los bebés, mayor es la tasa de diabetes tipo 1, lo que lleva a la conclusión obvia: la leche materna protege a los recién nacidos. Por otro lado, si no están recibiendo leche materna, están recibiendo fórmula, que contiene proteínas de leche de vaca. En los primeros meses de vida, el intestino es especialmente permeable a las proteínas. Y, así, tal vez, como nuestro sistema inmunológico ataca a las proteínas externas de vaca, nuestro páncreas queda atrapado en el fuego cruzado. Pero, esto se basó en experimentos con animales. En ratones susceptibles, “una dieta que contiene caseína [la proteína de la leche de vaca] provocó diabetes”. Pero, no causa diabetes en ratas. Entonces, ¿somos más como ratones o como ratas?

Entonces, los investigadores obtuvieron sangre de niños con diabetes tipo 1 para ver si presentaban niveles elevados de los anticuerpos que atacan las proteínas bovinas, en comparación con los sujetos de control. Y, cada uno de los niños afectados presentaron elevados anticuerpos anti-proteína bovina circulando en su sangre, en comparación con los niveles mucho más bajos observados en los sujetos de control.

Bueno, eso parece bastante convincente, pero ¿qué pasa con Islandia? Allí beben más leche que en Finlandia, pero tienen menos de la mitad de la diabetes tipo 1. Trataremos la paradoja islandesa en el siguiente video.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Allison Damonte y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Ishai Parasol vía flickr. La imagen ha sido modificada.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que suele afectar a niños y adultos jóvenes, en la que el propio sistema inmunológico ataca y destruye las células productoras de insulina del páncreas. Si no se trata, es mortal. Pero, “incluso con un buen manejo y administracion de sustitutos de la insulina”, podría acortar una década de vida. “Es devastador para las familias cuando un niño recibe un diagnóstico de diabetes tipo 1”. Por lo tanto, uno de los “santo griales” de la medicina moderna es entender qué hace que el cuerpo se ataque a sí mismo, con la esperanza de que podamos prevenirlo y curar la enfermedad.

La susceptibilidad genética juega un papel importante, pero la concordancia para la diabetes tipo 1 es sólo alrededor del 50% entre los gemelos idénticos —es decir, incluso si alguien con el mismo ADN que tú desarrolla la enfermedad, sólo hay un 50% de probabilidad de que tú lo desarrolle también. Lo que significa que debe haber factores externos que contribuyan.

Algunos países tienen tasas bajas; algunos tienen altas tasas. Japón, por ejemplo, tiene tasas de diabetes tipo 1 18 veces inferiores a las de los Estados Unidos. Y, eso no es sólo genética, ya que cuando los niños emigran, tienden a adquirir el riesgo de su nuevo hogar —lo que sugiere que tiene que ver con el ambiente, la alimentación o el estilo de vida.

De hecho, las tasas de incidencia varían más de 350 veces en todo el mundo. Algunos países tienen tasas cientos de veces más altas que otras y están en aumento. Un grupo de investigadores examinó a 37 poblaciones de todo el mundo y la incidencia va subiendo alrededor de 3% al año. De hecho, no pudieron encontrar una sola población cuyas tasas estuvieran disminuyendo. 3% más cada año; nuestros genes no cambian tan rápido. Algo está ocurriendo, empezando justo en la época de la segunda guerra mundial. “La mejor evidencia disponible sugiere que la diabetes [tipo 1] mostró una incidencia estable y relativamente baja durante la primera mitad del siglo XX, seguida por un claro aumento a mediados de siglo”.

Y, la pregunta es, ¿por qué? Se han postulado varios factores para explicar la predisposición de los niños hacia la diabetes, incluyendo la deficiencia de vitamina D, ciertas infecciones o la exposición a la leche de vaca.

Hace decadas, comparaciones entre países de este tipo fueron publicadas, mostrando una estrecha correlación entre el consumo de leche y la diabetes infantil insulino-dependinete —mostrando tanto como el “94% de la variación geográfica en la incidencia podría explicarse unicamente por las diferencias en el consumo de leche”. Este país en la parte superior, Finlandia, con las tasas más altas, lideró mucha de la investigación en esta área.

Todo comenzó con estudios como éste, mostrando que cuanto menos son amamantados los bebés, mayor es la tasa de diabetes tipo 1, lo que lleva a la conclusión obvia: la leche materna protege a los recién nacidos. Por otro lado, si no están recibiendo leche materna, están recibiendo fórmula, que contiene proteínas de leche de vaca. En los primeros meses de vida, el intestino es especialmente permeable a las proteínas. Y, así, tal vez, como nuestro sistema inmunológico ataca a las proteínas externas de vaca, nuestro páncreas queda atrapado en el fuego cruzado. Pero, esto se basó en experimentos con animales. En ratones susceptibles, “una dieta que contiene caseína [la proteína de la leche de vaca] provocó diabetes”. Pero, no causa diabetes en ratas. Entonces, ¿somos más como ratones o como ratas?

Entonces, los investigadores obtuvieron sangre de niños con diabetes tipo 1 para ver si presentaban niveles elevados de los anticuerpos que atacan las proteínas bovinas, en comparación con los sujetos de control. Y, cada uno de los niños afectados presentaron elevados anticuerpos anti-proteína bovina circulando en su sangre, en comparación con los niveles mucho más bajos observados en los sujetos de control.

Bueno, eso parece bastante convincente, pero ¿qué pasa con Islandia? Allí beben más leche que en Finlandia, pero tienen menos de la mitad de la diabetes tipo 1. Trataremos la paradoja islandesa en el siguiente video.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Allison Damonte y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Ishai Parasol vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Nota del Doctor

La gran mayoría de los casos de diabetes son de diabetes tipo 2, por lo que me he estado concentrando en ese tipo. Por ejemplo, ve:

Me alegra mucho poder cubrir el tema de la diabetes tipo 1. No te pierdas mi siguiente video, ¿La exposición a la insulina bovina provoca diabetes tipo 1?. Dime por favor si hay otros temas que te gustaría que cubriera.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This