Los beneficios de la fiebre para el autismo en un alimento

Los beneficios de la fiebre para el autismo en un alimento
5 (100%) 2 votes

La dramática mejoría en niños autistas a causa de la fiebre, sugiere que la enfermedad podría ser reversible si se pudiera replicar el fenómeno de otras maneras.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Actualmente, el autismo afecta cerca de 1 de cada 68 niños en los Estados Unidos. Sin embargo, ni siquiera tenemos medicamentos para tratar los síntomas principales— ni hablar de la enfermedad subyacente en sí. Lo que quiero decir es que solo podemos tratar algunos síntomas y no los síntomas principales del trastorno. Claro, si el paciente es agresivo, podemos darle medicamentos antipsicóticos o estimulantes como el Ritalin para el TDAH, o podemos dejarle inconsciente para ayudarle a dormir. Pero para mejorar sus capacidades "sociales y de comunicación", que son "los principales signos y síntomas del autismo", tenemos poco que ofrecer, y el número de personas que padecen la enfermedad parece ir en aumento. ¿Qué podemos hacer al respecto?

Bueno, hace décadas, se publicó una pista que ofrecía un rayo de esperanza: cuando los niños autistas tienen fiebre, "invariablemente muestran de forma dramática un comportamiento más normal, incluyendo un mayor deseo o capacidad de comunicarse". Pueden volverse menos retraídos, más alertas, más habladores y más comunicativos. Todos el personal de hospitales que trabajan con niños autistas "notaron las marcadas mejoras de comportamiento". Pero tan pronto como la fiebre se detuvo, los niños volvieron a su comportamiento habitual. Lo anterior sugiere que si pudiéramos averiguar qué está pasando, tal vez podríamos desarrollar algún tipo de tratamiento. Sí, pero espera un segundo. Hay que analizar la situación con cuidado para pensar en lo que esto podría significar.

Lo que hace que esto sea tan innovador, tan importante, es que desafía toda presunción de que el autismo es algún tipo de enfermedad cerebral irreversible y estática, donde el cerebro está inexorablemente dañado de alguna manera sin esperanza de recuperación. Los destellos de fiebre sugieren que este no es el caso y que podría ser una enfermedad cerebral dinámica, donde los circuitos sanos normales están allí en alguna parte, pero están siendo suprimidos activamente y que la fiebre, de alguna forma, remueve dicha supresión, deteniendo el proceso activo de la enfermedad. Esto sugiere que si pudiéramos averiguar qué está pasando, podríamos teóricamente detenerlo no sólo por días, sino por siempre.

Uno pensaría que esto sería lo que está en la mente de cada investigador en el campo del autismo. Pero, increíblemente, prácticamente "no se menciona el fenómeno de fiebre alta/mejoría en el comportamiento en toda la literatura médica del autismo", aún cuando casi todo "conocedor" de la enfermedad (tanto padres como los profesionales de las salud que lidian con ella día a día) evidentemente lo saben. De hecho, el primer y único premio Nobel en medicina concedido a un psiquiatra por enfermedades cerebrales fue el del llamado "padre de la terapia de la fiebre", quien inyectaba la malaria a la gente. Y algunos pacientes sí mejoraban, si no morían primero de malaria. ¿Qué pasa con la fiebre que puede mejorar la función cerebral? Si pudiéramos averiguarlo, tal vez haya una manera de reproducirlo sin matar a la gente.

Bien, pero primero, tenemos que confirmar que el fenómeno es real. Sí, los rápidos cambios de comportamiento reportados durante la fiebre en el autismo sugieren que las redes neuronales en el autismo pueden estar intactas, sólo disfuncionales y "comprender las razones de la mejora durante la fiebre que puede proporcionar una visión de lo que está pasando".

Pero, todo este efecto de la fiebre en el autismo "se basó en informes de casos y anécdotas", hasta... este estudio. "Dadas las implicaciones potenciales para las oportunidades de tratamiento, un grupo de investigadores emprendió un estudio formal del fenómeno reportado". Y de hecho, los niños autistas que participaron en el estudio mejoraron cuando tenían fiebre, documentando oficialmente el fenómeno como real. Excelente, ya tenemos todo. Veamos qué es lo que pasa.

¿A quién le importa cómo funciona esto? Es decir, sé que no puedes inyectarles malaria a los niños, pero, ¿por qué no simplemente llevarlos a un sauna o a un jacuzzi, o algo así? Porque no funciona. Cuando te sientas en un sauna o un jacuzzi, tu piel se pone más caliente, pero tu cerebro permanece casi a la misma temperatura. Tiene mecanismos especiales de enfriamiento. Así que, no importa la temperatura que haya afuera, tu cerebro mantiene casi la misma temperatura adentro. Eso es algo bueno; de esa manera, es posible morder un cono de hielo sin que se te congele el cerebro, literalmente. Pero, cuando tienes fiebre, tu termostato interno se activa para combatir la infección, y se da un aumento real en la temperatura del tejido cerebral.

Ahora bien, tu cerebro tiene que tener cuidado de no cocinarse hasta la muerte; por lo que libera proteínas de choque térmico. A medida que tu cerebro aumenta la temperatura para producir la fiebre, libera proteínas de choque térmico para prevenir y reparar el daño causado a otras proteínas. A temperaturas más altas, las proteínas pueden comenzar a desdoblarse, este proceso se conoce como desnaturalización. Es exactamente lo que sucede cuando cocinas claras de huevo. Las proteínas se desnaturalizan. Sin embargo, eso no es lo que quieres que pase en tu cabeza. Muy bien, pero ¿qué tiene que ver esto con el autismo?

Bueno, una de las causas del autismo "puede ser la desregulación de la función sináptica", lo que significa una "desregulación de las vías de señalización nervio-nervio" en el cerebro que pueden desempeñar un papel clave en la causa de los trastornos del espectro autista. Bueno, y ¿adivina qué hacen esas proteínas de choque térmico? Protegen y sostienen la función sináptica. Entonces, ahora la pregunta es: ¿hay alguna manera de activar la respuesta de choque térmico sin tener que tener alguna infección que induzca una fiebre alta?

Bueno, como te puedes imaginar, "hay un gran interés entre las compañías farmacéuticas para descubrir y desarrollar agentes farmacológicos capaces de inducir la respuesta de choque térmico", pero el brócoli les ganó. El sulforafano, el ingrediente activo en las verduras crucíferas de la familia de vegetales de la col, como el brócoli, la col rizada y la berza, activan la respuesta de choque térmico, sin que sea necesario el uso de inyecciones de malaria. Por lo tanto, en teoría, dar sulforafanos en forma de brócoli, o brotes de brócoli, a los que tienen autismo podría tener el mismo tipo de beneficios relacionados con la fiebre.

En este punto, normalmente haría una broma sobre la Gran Industria del Brócoli y sobre cómo tal estudio nunca sería financiado, y estaría en lo cierto, hasta... ahora. Existen fundaciones familiares allá afuera, fundaciones sin ánimo de lucro que sólo quieren ver mejorías para las personas con autismo, independientemente si los precios de las acciones de las empresas también mejoran. Averiguaremos qué pasó en otro video.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Verónica Núñez y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por Laymik, Juan Pablo Bravo, Roman, y Adrien Coquet del The Noun Project.

Crédito de la imagen: Kristina DeMuth. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Actualmente, el autismo afecta cerca de 1 de cada 68 niños en los Estados Unidos. Sin embargo, ni siquiera tenemos medicamentos para tratar los síntomas principales— ni hablar de la enfermedad subyacente en sí. Lo que quiero decir es que solo podemos tratar algunos síntomas y no los síntomas principales del trastorno. Claro, si el paciente es agresivo, podemos darle medicamentos antipsicóticos o estimulantes como el Ritalin para el TDAH, o podemos dejarle inconsciente para ayudarle a dormir. Pero para mejorar sus capacidades "sociales y de comunicación", que son "los principales signos y síntomas del autismo", tenemos poco que ofrecer, y el número de personas que padecen la enfermedad parece ir en aumento. ¿Qué podemos hacer al respecto?

Bueno, hace décadas, se publicó una pista que ofrecía un rayo de esperanza: cuando los niños autistas tienen fiebre, "invariablemente muestran de forma dramática un comportamiento más normal, incluyendo un mayor deseo o capacidad de comunicarse". Pueden volverse menos retraídos, más alertas, más habladores y más comunicativos. Todos el personal de hospitales que trabajan con niños autistas "notaron las marcadas mejoras de comportamiento". Pero tan pronto como la fiebre se detuvo, los niños volvieron a su comportamiento habitual. Lo anterior sugiere que si pudiéramos averiguar qué está pasando, tal vez podríamos desarrollar algún tipo de tratamiento. Sí, pero espera un segundo. Hay que analizar la situación con cuidado para pensar en lo que esto podría significar.

Lo que hace que esto sea tan innovador, tan importante, es que desafía toda presunción de que el autismo es algún tipo de enfermedad cerebral irreversible y estática, donde el cerebro está inexorablemente dañado de alguna manera sin esperanza de recuperación. Los destellos de fiebre sugieren que este no es el caso y que podría ser una enfermedad cerebral dinámica, donde los circuitos sanos normales están allí en alguna parte, pero están siendo suprimidos activamente y que la fiebre, de alguna forma, remueve dicha supresión, deteniendo el proceso activo de la enfermedad. Esto sugiere que si pudiéramos averiguar qué está pasando, podríamos teóricamente detenerlo no sólo por días, sino por siempre.

Uno pensaría que esto sería lo que está en la mente de cada investigador en el campo del autismo. Pero, increíblemente, prácticamente "no se menciona el fenómeno de fiebre alta/mejoría en el comportamiento en toda la literatura médica del autismo", aún cuando casi todo "conocedor" de la enfermedad (tanto padres como los profesionales de las salud que lidian con ella día a día) evidentemente lo saben. De hecho, el primer y único premio Nobel en medicina concedido a un psiquiatra por enfermedades cerebrales fue el del llamado "padre de la terapia de la fiebre", quien inyectaba la malaria a la gente. Y algunos pacientes sí mejoraban, si no morían primero de malaria. ¿Qué pasa con la fiebre que puede mejorar la función cerebral? Si pudiéramos averiguarlo, tal vez haya una manera de reproducirlo sin matar a la gente.

Bien, pero primero, tenemos que confirmar que el fenómeno es real. Sí, los rápidos cambios de comportamiento reportados durante la fiebre en el autismo sugieren que las redes neuronales en el autismo pueden estar intactas, sólo disfuncionales y "comprender las razones de la mejora durante la fiebre que puede proporcionar una visión de lo que está pasando".

Pero, todo este efecto de la fiebre en el autismo "se basó en informes de casos y anécdotas", hasta... este estudio. "Dadas las implicaciones potenciales para las oportunidades de tratamiento, un grupo de investigadores emprendió un estudio formal del fenómeno reportado". Y de hecho, los niños autistas que participaron en el estudio mejoraron cuando tenían fiebre, documentando oficialmente el fenómeno como real. Excelente, ya tenemos todo. Veamos qué es lo que pasa.

¿A quién le importa cómo funciona esto? Es decir, sé que no puedes inyectarles malaria a los niños, pero, ¿por qué no simplemente llevarlos a un sauna o a un jacuzzi, o algo así? Porque no funciona. Cuando te sientas en un sauna o un jacuzzi, tu piel se pone más caliente, pero tu cerebro permanece casi a la misma temperatura. Tiene mecanismos especiales de enfriamiento. Así que, no importa la temperatura que haya afuera, tu cerebro mantiene casi la misma temperatura adentro. Eso es algo bueno; de esa manera, es posible morder un cono de hielo sin que se te congele el cerebro, literalmente. Pero, cuando tienes fiebre, tu termostato interno se activa para combatir la infección, y se da un aumento real en la temperatura del tejido cerebral.

Ahora bien, tu cerebro tiene que tener cuidado de no cocinarse hasta la muerte; por lo que libera proteínas de choque térmico. A medida que tu cerebro aumenta la temperatura para producir la fiebre, libera proteínas de choque térmico para prevenir y reparar el daño causado a otras proteínas. A temperaturas más altas, las proteínas pueden comenzar a desdoblarse, este proceso se conoce como desnaturalización. Es exactamente lo que sucede cuando cocinas claras de huevo. Las proteínas se desnaturalizan. Sin embargo, eso no es lo que quieres que pase en tu cabeza. Muy bien, pero ¿qué tiene que ver esto con el autismo?

Bueno, una de las causas del autismo "puede ser la desregulación de la función sináptica", lo que significa una "desregulación de las vías de señalización nervio-nervio" en el cerebro que pueden desempeñar un papel clave en la causa de los trastornos del espectro autista. Bueno, y ¿adivina qué hacen esas proteínas de choque térmico? Protegen y sostienen la función sináptica. Entonces, ahora la pregunta es: ¿hay alguna manera de activar la respuesta de choque térmico sin tener que tener alguna infección que induzca una fiebre alta?

Bueno, como te puedes imaginar, "hay un gran interés entre las compañías farmacéuticas para descubrir y desarrollar agentes farmacológicos capaces de inducir la respuesta de choque térmico", pero el brócoli les ganó. El sulforafano, el ingrediente activo en las verduras crucíferas de la familia de vegetales de la col, como el brócoli, la col rizada y la berza, activan la respuesta de choque térmico, sin que sea necesario el uso de inyecciones de malaria. Por lo tanto, en teoría, dar sulforafanos en forma de brócoli, o brotes de brócoli, a los que tienen autismo podría tener el mismo tipo de beneficios relacionados con la fiebre.

En este punto, normalmente haría una broma sobre la Gran Industria del Brócoli y sobre cómo tal estudio nunca sería financiado, y estaría en lo cierto, hasta... ahora. Existen fundaciones familiares allá afuera, fundaciones sin ánimo de lucro que sólo quieren ver mejorías para las personas con autismo, independientemente si los precios de las acciones de las empresas también mejoran. Averiguaremos qué pasó en otro video.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Verónica Núñez y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por Laymik, Juan Pablo Bravo, Roman, y Adrien Coquet del The Noun Project.

Crédito de la imagen: Kristina DeMuth. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

Nota del Doctor

Éste es el primero de una serie de 3 videos sobre autismo y alimentos. No te pierdas Combatir la inflamación cerebral por autismo con alimentos y Los mejores alimentos para el autismo.

Además de esta serie, creo que el único video en el hablé sobre el autismo fue La casomorfina en la leche de vaca y el autismo, pero debido a las frecuentes peticiones de hacer más videos sobre este tema, he creado esta serie y más videos vienen en camino. Si hay otros temas, enfermedades, alimentos o suplementos que quieres que trate, por favor ¡házmelo saber!

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

  1. Quiere felicitarlos por ese esfuerzo voluntario para beneficio de todos. Mil gracias por lo que hacen. Solo quiero cooperar con este comentario. Creo que quieres decir fibra en vez de fiebre. Gracias

  2. Quiero disculparme por mi comentario anterio. Si esta correctamente traducido en realidad es la fiebre. Sencillamente increible. Disculpen.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This