Proteína, pubertad y contaminantes

Rate Video

El inicio temprano de la pubertad en las niñas asociado con el consumo de proteína animal podría deberse a un químico contaminante que perturba el sistema endocrino que se encuentra en el suministro de carne.

Comenta
Comparte

El inicio temprano de la pubertad es considerado un factor de riesgo para numerosas enfermedades en la edad adulta, incluyendo cánceres relacionados a hormonas, una expectativa de vida más corta, síndrome metabólico, y enfermedades cardiovasculares. El pensamiento convencional ha sido que la razón por la que la edad de la pubertad cada vez más temprana es porque nuestros niños se han puesto cada vez más gordos. Bueno, nuestros niños se han puesto más pesados, especialmente en los Estados Unidos -¡somos #1! Pero mientras la edad del primer período menstrual de las niñas ha ido disminuyendo en los Estados Unidos y Asia, en Europa – a pesar de que sus niños también se han hecho más pesados – no ha habido una disminución constante en el inicio de la pubertad. Así que tal vez tiene menos que ver con cuánto están comiendo los niños y más con qué es lo que están comiendo. El nexo más consistente entre dieta y pubertad prematura ha sido el consumo de proteína animal. Por ejemplo, cada gramo de consumo diario de proteína animal – el peso de un clip – ha sido asociado con un incremento de un 17% en el riesgo de que de las niñas tengan sus períodos menstruales antes de cumplir 12 años. ¿Porqué este nexo entre la proteína animal y pubertad prematura? Bueno, sabemos que la carne incrementa los niveles de la hormona de crecimiento IGF-1 y que está asociada con inicio temprano de la pubertad, pero quizás la proteína animal es sólo un indicador de los disruptores endocrinos que se acumulan en en la cadena alimenticia en productos de origen animal. Reportes recientes encontraron “asociaciones significativas entre la exposición a contaminantes ambientales y la maduración sexual”. Este estudio fue realizado en Europa. En los Estados Unidos se encontró una relación similar con los químicos ignífugos, por ejemplo, que se encuentran principalmente en el pollo y el pescado. “En Estados Unidos en las últimas tres décadas la exposición de los humanos a estos contaminantes industriales ha pasado de ser prácticamente inexistentes a casi todos tenerlos. Parecen tener múltiples efectos negativos, pero “de todas las toxicidades potenciales la disrupción endocrina podría ser la más preocupante en los niños. Y aquellas con mayores cantidades circulando en su torrente sanguíneo resultaron ser hasta 10 veces más propensas a iniciar su período menstrual de manera temprana. Pero dado que estos químicos se encuentran principalmente en pescado y el pollo quizás los niveles de estos químicos en sus torrentes sanguíneos es sólo una especie de  indicador para el consumo de carne. Sea cual sea la razón, el consumo de proteína animal está asociado con el inicio temprano de la pubertad, mientras que la proteína vegetal tiene el efecto contrario “niños con ingestas más altas de proteína vegetal inician su pubertad 7 meses más tarde que el promedio, y los niños que consumen más proteína animal inician su pubertad 7 meses antes que el promedio. La soya pareciera ser la más protectora. “Niñas con mayor consumo de isoflavonas – los fitonutrientes en alimentos a base de soya- podrían experimentar el inicio de su desarrollo mamario aproximadamente de 7 a 8 meses después que las niñas con niveles de consumo más bajos.” ¿Qué efecto podrían tener estos cambios en las tasas de enfermedad? Bueno “retrasos en el inicio de la pubertad en respuesta a hábitos alimenticios benéficos (ingestas más altas de proteína vegetal y soya, e ingestas más bajas de proteína animal) pueden ser de gran importancia para la salud pública: El inicio del periodo menstrual a una edad mayor esta relacionado a un menor riesgo de cáncer de mama, y una primera menstruación más tardía se asocia con una mortalidad total más baja, es decir, mayor expectativa de vida. Por lo tanto, un retardo en el inicio de la pubertad por aproximadamente 7 a 8 meses se puede lograr con modificaciones dietéticas – comiendo más vegetales o menos carne – podría traducirse en una reducción de un 6% en el riesgo de cáncer de mama y hasta un 3% en la disminución total de la mortalidad. Y no es sólo un problema de niñas, los niños que comen más carne en la infancia parecen tener mayores probabilidades de crecer con el tipo de depósitos de grasa abdominal que incrementa el riesgo de enfermedades cardíacas.

Para ver gráficos, imágenes y citas a las que el Dr. Greger podría referirse, mira el video de arriba. Esta es sólo una aproximación al audio contribuido por Jonathan Hodgson.

Para ayudar al sitio, por favor escribe a volunteer@nutritionfacts.org

Imágenes gracias a kodomut.

El inicio temprano de la pubertad es considerado un factor de riesgo para numerosas enfermedades en la edad adulta, incluyendo cánceres relacionados a hormonas, una expectativa de vida más corta, síndrome metabólico, y enfermedades cardiovasculares. El pensamiento convencional ha sido que la razón por la que la edad de la pubertad cada vez más temprana es porque nuestros niños se han puesto cada vez más gordos. Bueno, nuestros niños se han puesto más pesados, especialmente en los Estados Unidos -¡somos #1! Pero mientras la edad del primer período menstrual de las niñas ha ido disminuyendo en los Estados Unidos y Asia, en Europa – a pesar de que sus niños también se han hecho más pesados – no ha habido una disminución constante en el inicio de la pubertad. Así que tal vez tiene menos que ver con cuánto están comiendo los niños y más con qué es lo que están comiendo. El nexo más consistente entre dieta y pubertad prematura ha sido el consumo de proteína animal. Por ejemplo, cada gramo de consumo diario de proteína animal – el peso de un clip – ha sido asociado con un incremento de un 17% en el riesgo de que de las niñas tengan sus períodos menstruales antes de cumplir 12 años. ¿Porqué este nexo entre la proteína animal y pubertad prematura? Bueno, sabemos que la carne incrementa los niveles de la hormona de crecimiento IGF-1 y que está asociada con inicio temprano de la pubertad, pero quizás la proteína animal es sólo un indicador de los disruptores endocrinos que se acumulan en en la cadena alimenticia en productos de origen animal. Reportes recientes encontraron “asociaciones significativas entre la exposición a contaminantes ambientales y la maduración sexual”. Este estudio fue realizado en Europa. En los Estados Unidos se encontró una relación similar con los químicos ignífugos, por ejemplo, que se encuentran principalmente en el pollo y el pescado. “En Estados Unidos en las últimas tres décadas la exposición de los humanos a estos contaminantes industriales ha pasado de ser prácticamente inexistentes a casi todos tenerlos. Parecen tener múltiples efectos negativos, pero “de todas las toxicidades potenciales la disrupción endocrina podría ser la más preocupante en los niños. Y aquellas con mayores cantidades circulando en su torrente sanguíneo resultaron ser hasta 10 veces más propensas a iniciar su período menstrual de manera temprana. Pero dado que estos químicos se encuentran principalmente en pescado y el pollo quizás los niveles de estos químicos en sus torrentes sanguíneos es sólo una especie de  indicador para el consumo de carne. Sea cual sea la razón, el consumo de proteína animal está asociado con el inicio temprano de la pubertad, mientras que la proteína vegetal tiene el efecto contrario “niños con ingestas más altas de proteína vegetal inician su pubertad 7 meses más tarde que el promedio, y los niños que consumen más proteína animal inician su pubertad 7 meses antes que el promedio. La soya pareciera ser la más protectora. “Niñas con mayor consumo de isoflavonas – los fitonutrientes en alimentos a base de soya- podrían experimentar el inicio de su desarrollo mamario aproximadamente de 7 a 8 meses después que las niñas con niveles de consumo más bajos.” ¿Qué efecto podrían tener estos cambios en las tasas de enfermedad? Bueno “retrasos en el inicio de la pubertad en respuesta a hábitos alimenticios benéficos (ingestas más altas de proteína vegetal y soya, e ingestas más bajas de proteína animal) pueden ser de gran importancia para la salud pública: El inicio del periodo menstrual a una edad mayor esta relacionado a un menor riesgo de cáncer de mama, y una primera menstruación más tardía se asocia con una mortalidad total más baja, es decir, mayor expectativa de vida. Por lo tanto, un retardo en el inicio de la pubertad por aproximadamente 7 a 8 meses se puede lograr con modificaciones dietéticas – comiendo más vegetales o menos carne – podría traducirse en una reducción de un 6% en el riesgo de cáncer de mama y hasta un 3% en la disminución total de la mortalidad. Y no es sólo un problema de niñas, los niños que comen más carne en la infancia parecen tener mayores probabilidades de crecer con el tipo de depósitos de grasa abdominal que incrementa el riesgo de enfermedades cardíacas.

Para ver gráficos, imágenes y citas a las que el Dr. Greger podría referirse, mira el video de arriba. Esta es sólo una aproximación al audio contribuido por Jonathan Hodgson.

Para ayudar al sitio, por favor escribe a volunteer@nutritionfacts.org

Imágenes gracias a kodomut.

Nota del Doctor

Para más videos sobre este tema mira:

Si no estas familiarizado con el IGF-1, tengo una serie de videos sobre la hormona de crecimiento (aunque mayormente en relación al riesgo de cáncer). Ve, por ejemplo, La respuesta al rompecabezas de Pritkin y Mutaciones a prueba de cáncer. Y si nunca has escuchado del “síndrome metabólicao” hablo sobre él en Síndrome metabólico y alimentación basada en plantas. Es posible consumir demasiada soya? Sí ,pero tendrías que trabajar en ello: ¿Cuánta soya es demasiado?

Hablo más sobre disruptores endocrinos en:

Para más contexto,  por favor referirse al siguiente post de un blog asociado: ¿Porqué los niños están iniciando antes su pubertad? y Los niños en edad escolar deberían beber más agua.

Si aún no lo has hecho, puedes suscribirte gratis a mis videos haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This