El papel de los alimentos de soja en la prevención y el tratamiento de cáncer de próstata.

El papel de los alimentos de soja en la prevención y el tratamiento de cáncer de próstata.
5 (100%) 4 votes

La soya es puesta a prueba para el tratamiento del cáncer de próstata.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Una recopilación de 13 estudios de observación sobre el consumo de alimentos de soja y el riesgo de cáncer de próstata demuestran que aparentemente la soja sería un agente protector. Los estudios observacionales, en oposición a los estudios de intervención, sólo tomaron nota de lo que comían las personas, pero no intervinieron intentando cambiar sus dietas. Observaron que aquellos hombres que consumían más alimentos de soja eran quienes tenían menores tasas de cáncer de próstata.

Pero el inconveniente con los estudios de observación es que pueden existir factores de confusión. Quizás aquellos que preferían consumir soja también hacían otras elecciones saludables dentro de su estilo de vida como consumir frutas y vegetales y quizás fue justamente ese el porqué su tasa de cáncer era menor. La mayoría de estos estudios trataron de controlar esos otros factores de estilo de vida, pero no es posible controlar todo.

La mayoría de los estudios fueron realizados en Asia, así que, quizás el consumo de tofu sea solo un signo de una dieta más tradicional. ¿Podría ser que la razón por la que aquellos que no consumían tofu o alimentos de soja tuvieran más casos de cáncer era porque habían abandonado su dieta tradicional? Si tan solo hubiese una población occidental que consumiera muchos alimentos de soja podríamos examinarlo. Y existe: Los adventistas del séptimo día.

En los años 70, más de 12.000 hombres adventistas fueron consultados acerca de su consumo de leche de soja y se les hizo un seguimiento durante 16 años para observar quienes contraían cáncer y quienes no. Entonces ¿el alto consumo de leche de soja reduce la incidencia de cáncer de próstata? El consumo frecuente de leche de soja ha sido asociado con una abrumadora reducción de hasta un 70% del riesgo de cáncer de próstata. Similarmente, en un estudio multiétnico que involucró a varios grupos, incluidos los latinos, el consumo de soja pareció ser protector.

Las células prostáticas llevan receptores de estrógeno del tipo beta, los cuales parecen actuar como supresores de tumores, algo así como guardianes que inhiben la invasión y proliferación, previniendo que las células prostáticas se conviertan en cancerosas. Y estos son los receptores destinados para ello que se encuentran en los fitoestrógenos de la soja, como la genisteína, que en una placa petri inhibe la invasión y propagación de células cancerosas en la próstata, este es el tipo de nivel que uno alcanzaría consumiendo alimentos de soja. La prevención de metástasis es crítica, ya que la muerte por cáncer de próstata no suele ser causada por el tumor original, sino por su propagación a través del cuerpo, lo que explica el porqué de la recomendación de consumo de alimentos de soja en hombres con cáncer de próstata.

 Un segundo. ¿Creen que los asombrosos resultados que obtuvieron Dean Ornish y sus colegas, donde aparentemente revirtieron la progresión de cáncer de próstata con un programa que consiste en una dieta basada en plantas y un estilo de vida saludable ha sido debido a la soja? No solo fue una dieta vegana, sino una dieta vegana suplementada con una dosis diaria de tofu y aislado de proteína de soja en polvo. Existen estudios que demostraron que aquellos hombres a los que se les había suministrado polvo de proteína de soja desarrollaron menos cáncer que aquellos en el grupo de control, pero ¿qué consumió el grupo de control? Proteína en polvo de leche de vaca.

El grupo destinado a consumir proteína en polvo de leche de vaca desarrolló seis veces más casos de cáncer de próstata. Pero ¿fue por los efectos beneficiosos de la soja o por los efectos nocivos de los lácteos? Los lácteos no solo han sido asociados con riesgo de cáncer de próstata sino además a su mortalidad. Hombres diagnosticados con cáncer de próstata que previamente consumían lácteos tendieron a morir antes. Y en ambos consumos de lácteos, altos y bajos en grasa, ha sido asociado con un elevado riesgo de desenlace fatal.

El mejor estudio que se tiene acerca la suplementación con polvo de proteína de soja para pacientes con cáncer de próstata no ha encontrado un beneficio significativo y tampoco lo ha hecho una serie de suplementos dietarios a base de fitoestrógenos de soja. ¿Quizás es porque solo se ha usado componentes aislados de soja, en vez del alimento entero? Si consumimos el alimento íntegro podría ser más eficaz. Sin embargo, es difícil hacer estudios de control con alimentos integrales; se pueden hacer píldoras que lo imiten, pero ¿cómo se podría suministrar un placebo de tofu?

Un grupo de investigadores australianos se pusieron creativos y desarrollaron un pan especialmente fabricado con granos molidos de soja y a la vez usaron un pan regular a modo de placebo. Le dieron rebanadas de este pan a hombres diagnosticados con cáncer de próstata que esperaban por su cirugía y en solo 3 semanas notaron una diferencia excepcional: es el primer estudio en demostrar que incorporando a una dieta un alimento integral de soja se puede afectar favorablemente los marcadores de cáncer. Pero uno no puede simplemente ir a comprar pan con soja molida.

Este otro estudio fue un poco más práctico. Veinte hombres con cáncer de próstata que habían sido tratados con radiación o cirugía pero que parecían estar reincidiendo, fueron indicados a tomar tres tazas de leche de soja al día. Esto fue lo que sucedía con los niveles de APE (antígeno prostático específico) en los 20 pacientes antes de comenzar a ingerir leche de soja. Todos estaban aumentando lo que sugería que habían recaído o un cáncer metastático estaba creciendo dentro de ellos. Y esto es lo que sucedió durante el año consumiendo leche de soja. Las líneas azules son aquellos en los que la leche de soja parecía tener un efecto positivo, ralentizando o revirtiendo el avance. Las líneas rojas representan a aquellos que empeoraron incluso durante ese período y las líneas negras son para aquellos que no mostraron aparentes cambios significativos. Así que de los 20, 6 mejoraron, 2 empeoraron y los 12 restantes permanecieron igual. Por lo tanto, los investigadores concluyeron que los alimentos de soja podrían ayudar a un subconjunto de pacientes.

Basado en todos esos estudios, el resultado que Ornish obtuvo probablemente fue por otras causas más que sólo la soja. De igual manera, la baja tasa de cáncer en Asia probablemente no sea solo por la soja, ya que las tasas más bajas también se encuentran en partes de África y no creo que allí consuman mucho tofu. En efecto, en un estudio multiétnico, otros tipos de legumbres además de la soja, también han demostrado ser protectores tanto en latinos como en todos los otros grupos al examinar formas más agresivas de cáncer de próstata. Por lo tanto, la protección asociada con una dieta basada en plantas podría ser debido al consumo de una variedad de alimentos saludables.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Tatiana Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Una recopilación de 13 estudios de observación sobre el consumo de alimentos de soja y el riesgo de cáncer de próstata demuestran que aparentemente la soja sería un agente protector. Los estudios observacionales, en oposición a los estudios de intervención, sólo tomaron nota de lo que comían las personas, pero no intervinieron intentando cambiar sus dietas. Observaron que aquellos hombres que consumían más alimentos de soja eran quienes tenían menores tasas de cáncer de próstata.

Pero el inconveniente con los estudios de observación es que pueden existir factores de confusión. Quizás aquellos que preferían consumir soja también hacían otras elecciones saludables dentro de su estilo de vida como consumir frutas y vegetales y quizás fue justamente ese el porqué su tasa de cáncer era menor. La mayoría de estos estudios trataron de controlar esos otros factores de estilo de vida, pero no es posible controlar todo.

La mayoría de los estudios fueron realizados en Asia, así que, quizás el consumo de tofu sea solo un signo de una dieta más tradicional. ¿Podría ser que la razón por la que aquellos que no consumían tofu o alimentos de soja tuvieran más casos de cáncer era porque habían abandonado su dieta tradicional? Si tan solo hubiese una población occidental que consumiera muchos alimentos de soja podríamos examinarlo. Y existe: Los adventistas del séptimo día.

En los años 70, más de 12.000 hombres adventistas fueron consultados acerca de su consumo de leche de soja y se les hizo un seguimiento durante 16 años para observar quienes contraían cáncer y quienes no. Entonces ¿el alto consumo de leche de soja reduce la incidencia de cáncer de próstata? El consumo frecuente de leche de soja ha sido asociado con una abrumadora reducción de hasta un 70% del riesgo de cáncer de próstata. Similarmente, en un estudio multiétnico que involucró a varios grupos, incluidos los latinos, el consumo de soja pareció ser protector.

Las células prostáticas llevan receptores de estrógeno del tipo beta, los cuales parecen actuar como supresores de tumores, algo así como guardianes que inhiben la invasión y proliferación, previniendo que las células prostáticas se conviertan en cancerosas. Y estos son los receptores destinados para ello que se encuentran en los fitoestrógenos de la soja, como la genisteína, que en una placa petri inhibe la invasión y propagación de células cancerosas en la próstata, este es el tipo de nivel que uno alcanzaría consumiendo alimentos de soja. La prevención de metástasis es crítica, ya que la muerte por cáncer de próstata no suele ser causada por el tumor original, sino por su propagación a través del cuerpo, lo que explica el porqué de la recomendación de consumo de alimentos de soja en hombres con cáncer de próstata.

 Un segundo. ¿Creen que los asombrosos resultados que obtuvieron Dean Ornish y sus colegas, donde aparentemente revirtieron la progresión de cáncer de próstata con un programa que consiste en una dieta basada en plantas y un estilo de vida saludable ha sido debido a la soja? No solo fue una dieta vegana, sino una dieta vegana suplementada con una dosis diaria de tofu y aislado de proteína de soja en polvo. Existen estudios que demostraron que aquellos hombres a los que se les había suministrado polvo de proteína de soja desarrollaron menos cáncer que aquellos en el grupo de control, pero ¿qué consumió el grupo de control? Proteína en polvo de leche de vaca.

El grupo destinado a consumir proteína en polvo de leche de vaca desarrolló seis veces más casos de cáncer de próstata. Pero ¿fue por los efectos beneficiosos de la soja o por los efectos nocivos de los lácteos? Los lácteos no solo han sido asociados con riesgo de cáncer de próstata sino además a su mortalidad. Hombres diagnosticados con cáncer de próstata que previamente consumían lácteos tendieron a morir antes. Y en ambos consumos de lácteos, altos y bajos en grasa, ha sido asociado con un elevado riesgo de desenlace fatal.

El mejor estudio que se tiene acerca la suplementación con polvo de proteína de soja para pacientes con cáncer de próstata no ha encontrado un beneficio significativo y tampoco lo ha hecho una serie de suplementos dietarios a base de fitoestrógenos de soja. ¿Quizás es porque solo se ha usado componentes aislados de soja, en vez del alimento entero? Si consumimos el alimento íntegro podría ser más eficaz. Sin embargo, es difícil hacer estudios de control con alimentos integrales; se pueden hacer píldoras que lo imiten, pero ¿cómo se podría suministrar un placebo de tofu?

Un grupo de investigadores australianos se pusieron creativos y desarrollaron un pan especialmente fabricado con granos molidos de soja y a la vez usaron un pan regular a modo de placebo. Le dieron rebanadas de este pan a hombres diagnosticados con cáncer de próstata que esperaban por su cirugía y en solo 3 semanas notaron una diferencia excepcional: es el primer estudio en demostrar que incorporando a una dieta un alimento integral de soja se puede afectar favorablemente los marcadores de cáncer. Pero uno no puede simplemente ir a comprar pan con soja molida.

Este otro estudio fue un poco más práctico. Veinte hombres con cáncer de próstata que habían sido tratados con radiación o cirugía pero que parecían estar reincidiendo, fueron indicados a tomar tres tazas de leche de soja al día. Esto fue lo que sucedía con los niveles de APE (antígeno prostático específico) en los 20 pacientes antes de comenzar a ingerir leche de soja. Todos estaban aumentando lo que sugería que habían recaído o un cáncer metastático estaba creciendo dentro de ellos. Y esto es lo que sucedió durante el año consumiendo leche de soja. Las líneas azules son aquellos en los que la leche de soja parecía tener un efecto positivo, ralentizando o revirtiendo el avance. Las líneas rojas representan a aquellos que empeoraron incluso durante ese período y las líneas negras son para aquellos que no mostraron aparentes cambios significativos. Así que de los 20, 6 mejoraron, 2 empeoraron y los 12 restantes permanecieron igual. Por lo tanto, los investigadores concluyeron que los alimentos de soja podrían ayudar a un subconjunto de pacientes.

Basado en todos esos estudios, el resultado que Ornish obtuvo probablemente fue por otras causas más que sólo la soja. De igual manera, la baja tasa de cáncer en Asia probablemente no sea solo por la soja, ya que las tasas más bajas también se encuentran en partes de África y no creo que allí consuman mucho tofu. En efecto, en un estudio multiétnico, otros tipos de legumbres además de la soja, también han demostrado ser protectores tanto en latinos como en todos los otros grupos al examinar formas más agresivas de cáncer de próstata. Por lo tanto, la protección asociada con una dieta basada en plantas podría ser debido al consumo de una variedad de alimentos saludables.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Tatiana Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Nota del Doctor

El estudio estadístico hecho por los adventistas sobre la soja es asombroso. Pero ¿qué pasa con los alimentos de soja fermentados? Ese fue el tema de mi último video, ¿Alimentos de soja fermentados o no para la prevención del cáncer de próstata?

¿Revirtiendo el avance del cáncer? Mira el video: Cómo no morir de cáncer.

Dado el poder de la dieta, me asombra lo difícil que puede ser Cambiar la dieta masculina luego de un diagnóstico de cáncer de próstata. Aun así, no es todo o nada. Mira: Supervivencia del cáncer de próstata: La relación arteria/vena.

Para la relación entre la soja y la supervivencia del cáncer de mama ve: ¿Es saludable la soja para los sobrevivientes del cáncer de mama?

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This