La mejor dieta para el tratamiento de la enfermedad de Crohn

La mejor dieta para el tratamiento de la enfermedad de Crohn
5 (100%) 2 votes

Tanto en la enfermedad de Crohn como en la colitis ulcerativa, cambiarse a una alimentación vegetal funciona mejor que los tratamientos típicos en la fase activa y en la de reposo.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Viviana García voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Es importante saber, para comprender y prevenir el aumento global de la enfermedad inflamatoria intestinal, que la fibra parece reducir el riesgo, mientras que la grasa, la proteína animal y el azúcar pueden aumentarlo. “A pesar de reconocer el estilo de vida occidental como el principal impulsor de la creciente incidencia de la enfermedad inflamatoria intestinal, no se han recomendado medidas contra ese cambio del estilo de vida, excepto que los pacientes con enfermedad de Crohn no deben fumar”. Mira, sabemos que consumir alimentos vegetales no procesados es sinónimo de una alimentación antiinflamatoria. Esta es una lista de alimentos con efectos inflamatorios y una lista de alimentos con efectos antiinflamatorios. ¿Qué pasa si ponemos a prueba una alimentación vegetal?

Solo reducir la carne roja y procesada no sirvió, pero ¿qué pasa al dejar de comer todas las carnes? Un joven de 25 años fue diagnosticado con enfermedad de Crohn y no pudo entrar en remisión clínica a pesar de una terapia médica estándar. Pero luego de pasarse a una dieta exclusivamente a base de cereales, legumbres (frijoles, guisantes partidos, garbanzos y lentejas), verduras y frutas, entró en remisión clínica sin necesidad de medicamentos y no mostró señales de enfermedad de Crohn en una colonoscopia de revisión. 

Vale la pena profundizar en algunos detalles. El tratamiento convencional inicial fue infliximab, vendido como REMICADE®, el cual puede causar apoplejía y puede aumentar la probabilidad de desarrollar linfoma u otros tipos de cáncer, pero es una ganga a solo 35 000 dólares al año. Y puede que ni siquiera sirva al 35-40 % de los pacientes. Ese pareció ser el caso con él. Así que aumentaron la dosis, a las 37 semanas, y aún la padecía después de dos años usando el medicamento, hasta que intentó eliminar por completo los productos de origen animal y procesados, lo que finalmente se tradujo en el completo alivio de sus síntomas.

Antes de esto, su alimentación era la típica dieta estadounidense, pero al haber experimentado una remisión clínica completa por primera vez desde su diagnóstico, decidió cambiar permanentemente a una dieta vegetal sin procesados, y reducir drásticamente el consumo de alimentos procesados y limitando los productos de origen animal a una porción o menos por semana. Y cada vez que su alimentación empezaba a recaer, los síntomas empezaban a volver. Pero desaparecían de nuevo al comer más sano. A 6 meses de implementar cambios de dieta y estilo de vida, incluyendo alivio del estrés y ejercicio, una revisión demostró la cura completa de la mucosa intestinal sin evidencia visible de enfermedad de Crohn.

Sabemos que “la alimentación con cereales enteros, legumbres, frutas y verduras ha sido útil para prevenir y tratar la enfermedad cardíaca, la obesidad, la diabetes, la hipertensión, la enfermedad de la vesícula, la artritis reumatoide y muchos tipos de cáncer. Aunque se requiere investigar, el reporte de este caso sugiere que la enfermedad de Crohn puede agregarse a esta lista de condiciones”. ¡Pero esa investigación adicional ya se hizo! Cerca de 20 pacientes con enfermedad de Crohn intentaron una dieta semivegetariana, es decir, con no más de media porción de pescado una vez a la semana y media porción de carne una vez cada dos semanas y se logró una tasa de remisión del 100 % al año y 90 % a los dos años. 

Pero algunos se desviaron de la dieta. Veamos qué pasó con ellos. Al año, la mitad recayó y a los dos años solo el 20 % continuó en remisión. Pero aquellos que no la suspendieron tuvieron un éxito notable. Fue un estudio pequeño sin grupo de control formal, pero representa el mejor resultado en prevenir recaídas por enfermedad de Crohn publicado hasta la fecha en la literatura médica.

Hoy, a menudo se trata a pacientes con enfermedad de Crohn con biológicos, costosos anticuerpos inyectados que suprimen el sistema inmune y han inducido y mantenido efectivamente la remisión de la enfermedad de Crohn, pero no en todos. La tasa de remisión de la enfermedad de Crohn con uso temprano de REMICADE® es de 64 %. Así, un 30 al 40 % de los pacientes son propensos a padecer una enfermedad discapacitante aún luego del tratamiento. ¿Qué pasa al introducir una dieta vegetal? Las tasas de remisión subieron al 100 % para quienes no tuvieron que suspender por efectos secundarios del medicamento. Aún si excluyes los casos más leves, el 100 % con enfermedad grave, inclusive fulminante lograron la remisión.

Pero si miras los análisis sistemáticos estándar, estos concluyen que los efectos de la intervención alimentaria en la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, son inciertos. Se debe a que solo consideraron ensayos aleatorizados controlados. Totalmente comprensible, ya que es el diseño de estudios más riguroso. “Sin embargo, la gente con enfermedad inflamatoria intestinal merece asesoría basada en la ‘mejor evidencia disponible’ en lugar de ninguna recomendación…”. Y pasar a una dieta vegetal ha mostrado resultados mucho mejores que los de tratamientos convencionales en etapas activas e inactivas tanto de la enfermedad de Crohn como de la colitis ulcesora. Aquí, las tasas de remisión de 1 año de enfermedad de Crohn: 100 % comparadas con budesónida, un corticosteroide inmunosupresor, una dieta medio elemental, es decir con tubos alimentadores caseros, el medicamento REMICADE® de 35 000 dólares al año o Humira de 75 000 dólares al año. ¿Más seguro, económico y más efectivo? Tal vez deberíamos recomendar dietas vegetales para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal.

Parecería claro que el tratamiento basado en combatir la causa de la enfermedad es óptimo. Difundir dietas más saludables podría ayudar a detener el flagelo de la enfermedad inflamatoria intestinal, pero ¿cómo se enterará la gente de esta increíble investigación sin un tipo de campaña de educación pública? Esa es la razón de ser de NutritionFacts.org.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Viviana García voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Es importante saber, para comprender y prevenir el aumento global de la enfermedad inflamatoria intestinal, que la fibra parece reducir el riesgo, mientras que la grasa, la proteína animal y el azúcar pueden aumentarlo. “A pesar de reconocer el estilo de vida occidental como el principal impulsor de la creciente incidencia de la enfermedad inflamatoria intestinal, no se han recomendado medidas contra ese cambio del estilo de vida, excepto que los pacientes con enfermedad de Crohn no deben fumar”. Mira, sabemos que consumir alimentos vegetales no procesados es sinónimo de una alimentación antiinflamatoria. Esta es una lista de alimentos con efectos inflamatorios y una lista de alimentos con efectos antiinflamatorios. ¿Qué pasa si ponemos a prueba una alimentación vegetal?

Solo reducir la carne roja y procesada no sirvió, pero ¿qué pasa al dejar de comer todas las carnes? Un joven de 25 años fue diagnosticado con enfermedad de Crohn y no pudo entrar en remisión clínica a pesar de una terapia médica estándar. Pero luego de pasarse a una dieta exclusivamente a base de cereales, legumbres (frijoles, guisantes partidos, garbanzos y lentejas), verduras y frutas, entró en remisión clínica sin necesidad de medicamentos y no mostró señales de enfermedad de Crohn en una colonoscopia de revisión. 

Vale la pena profundizar en algunos detalles. El tratamiento convencional inicial fue infliximab, vendido como REMICADE®, el cual puede causar apoplejía y puede aumentar la probabilidad de desarrollar linfoma u otros tipos de cáncer, pero es una ganga a solo 35 000 dólares al año. Y puede que ni siquiera sirva al 35-40 % de los pacientes. Ese pareció ser el caso con él. Así que aumentaron la dosis, a las 37 semanas, y aún la padecía después de dos años usando el medicamento, hasta que intentó eliminar por completo los productos de origen animal y procesados, lo que finalmente se tradujo en el completo alivio de sus síntomas.

Antes de esto, su alimentación era la típica dieta estadounidense, pero al haber experimentado una remisión clínica completa por primera vez desde su diagnóstico, decidió cambiar permanentemente a una dieta vegetal sin procesados, y reducir drásticamente el consumo de alimentos procesados y limitando los productos de origen animal a una porción o menos por semana. Y cada vez que su alimentación empezaba a recaer, los síntomas empezaban a volver. Pero desaparecían de nuevo al comer más sano. A 6 meses de implementar cambios de dieta y estilo de vida, incluyendo alivio del estrés y ejercicio, una revisión demostró la cura completa de la mucosa intestinal sin evidencia visible de enfermedad de Crohn.

Sabemos que “la alimentación con cereales enteros, legumbres, frutas y verduras ha sido útil para prevenir y tratar la enfermedad cardíaca, la obesidad, la diabetes, la hipertensión, la enfermedad de la vesícula, la artritis reumatoide y muchos tipos de cáncer. Aunque se requiere investigar, el reporte de este caso sugiere que la enfermedad de Crohn puede agregarse a esta lista de condiciones”. ¡Pero esa investigación adicional ya se hizo! Cerca de 20 pacientes con enfermedad de Crohn intentaron una dieta semivegetariana, es decir, con no más de media porción de pescado una vez a la semana y media porción de carne una vez cada dos semanas y se logró una tasa de remisión del 100 % al año y 90 % a los dos años. 

Pero algunos se desviaron de la dieta. Veamos qué pasó con ellos. Al año, la mitad recayó y a los dos años solo el 20 % continuó en remisión. Pero aquellos que no la suspendieron tuvieron un éxito notable. Fue un estudio pequeño sin grupo de control formal, pero representa el mejor resultado en prevenir recaídas por enfermedad de Crohn publicado hasta la fecha en la literatura médica.

Hoy, a menudo se trata a pacientes con enfermedad de Crohn con biológicos, costosos anticuerpos inyectados que suprimen el sistema inmune y han inducido y mantenido efectivamente la remisión de la enfermedad de Crohn, pero no en todos. La tasa de remisión de la enfermedad de Crohn con uso temprano de REMICADE® es de 64 %. Así, un 30 al 40 % de los pacientes son propensos a padecer una enfermedad discapacitante aún luego del tratamiento. ¿Qué pasa al introducir una dieta vegetal? Las tasas de remisión subieron al 100 % para quienes no tuvieron que suspender por efectos secundarios del medicamento. Aún si excluyes los casos más leves, el 100 % con enfermedad grave, inclusive fulminante lograron la remisión.

Pero si miras los análisis sistemáticos estándar, estos concluyen que los efectos de la intervención alimentaria en la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, son inciertos. Se debe a que solo consideraron ensayos aleatorizados controlados. Totalmente comprensible, ya que es el diseño de estudios más riguroso. “Sin embargo, la gente con enfermedad inflamatoria intestinal merece asesoría basada en la ‘mejor evidencia disponible’ en lugar de ninguna recomendación…”. Y pasar a una dieta vegetal ha mostrado resultados mucho mejores que los de tratamientos convencionales en etapas activas e inactivas tanto de la enfermedad de Crohn como de la colitis ulcesora. Aquí, las tasas de remisión de 1 año de enfermedad de Crohn: 100 % comparadas con budesónida, un corticosteroide inmunosupresor, una dieta medio elemental, es decir con tubos alimentadores caseros, el medicamento REMICADE® de 35 000 dólares al año o Humira de 75 000 dólares al año. ¿Más seguro, económico y más efectivo? Tal vez deberíamos recomendar dietas vegetales para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal.

Parecería claro que el tratamiento basado en combatir la causa de la enfermedad es óptimo. Difundir dietas más saludables podría ayudar a detener el flagelo de la enfermedad inflamatoria intestinal, pero ¿cómo se enterará la gente de esta increíble investigación sin un tipo de campaña de educación pública? Esa es la razón de ser de NutritionFacts.org.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

Este es el tercer video de la serie sobre la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Si te perdiste los dos primeros, ve Prevenir la enteropatía inflamatoria con la alimentación y La mejor dieta para el tratamiento de la colitis ulcerosa.

Mis videos anteriores sobre la enfermedad de Crohn incluyen: Prevenir la enfermedad de Crohn con la dieta y ¿La levadura nutricional desencadena la enfermedad de Crohn?.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This