Arsénico en los cereales de arroz infantiles

Arsénico en los cereales de arroz infantiles
5 (100%) 1 vote

En lo que se trata de arroz y productos con arroz, las autoridades de nutrición pediátrica recomiendan que la ingesta de arsénico debería ser lo más baja posible.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

“La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) ha estado monitoreando el contenido de arsénico en los alimentos” durante décadas y, aunque la “ciencia bien establecida ya ha descrito los riesgos para la salud que se asocian con una exposición al arsénico, no se han establecido normas que limiten la cantidad de arsénico permitido en los alimentos” en los Estados Unidos. En el 2001, la EPA “adoptó un nuevo y más estricto estándar para el arsénico en el agua potable”. En el 2013, la FDA propuso un límite legal para el jugo de manzana, sin embargo, “todavía no existen normas para el arsénico en productos alimenticios, a pesar del hecho de que los alimentos son nuestra principal fuente de exposición”.

A diferencia de los Estados Unidos, China tiene estándares. A partir del 2014, China estableció un umbral máximo de 150 partes por mil millones, un límite más estricto que el de 200 establecido por la Organización Mundial de la Salud. En los Estados Unidos, un límite de 200 no cambiaría en gran medida el riesgo de cáncer. Ahora, a 150, si tuviéramos los límites de seguridad de China, ayudaría a reducir el riesgo de cáncer hasta un 23%, o incluso un 47% si el límite fuese cien, pero esto podría afectar gravemente a la industria del arroz. En otras palabras, el arroz estadounidense está tan contaminado con arsénico que, si se estableciera un estándar de seguridad que realmente redujera el riesgo de cáncer, se podría “aniquilar el mercado estadounidense del arroz”. Pero, sin límites, ¿cuál es el incentivo para que la industria del arroz cambie sus prácticas? Establecer límites de arsénico no sólo protegería directamente a los consumidores, sino que también incentivaría a la industria a dejar de plantar arrozales en tierras contaminadas con arsénico.

Aunque esas estimaciones de cáncer están basadas en estudios del agua contaminada con arsénico. ¿Tal vez el arsénico en el arroz tiene un efecto diferente? No se sabe, hasta que se pone a prueba. Sí, el arroz contiene tanto arsénico tóxico que hay estudios de orina que han demostrado que el cuerpo sí lo absorbe, pero hasta la fecha no había ningún estudio que demostrara los efectos perjudiciales para la salud del arsénico en el arroz. Hasta ahora. Como el arsénico causa cáncer de vejiga, los investigadores pensaron que podrían estudiar qué tipo de mutaciones de ADN puede provocar la orina de consumidores de arroz sobre células de vejiga humana que crecen sobre una placa de Petri. Y, en efecto, demostraron claramente que aquellos que comen mucho arroz contaminado con arsénico todos los días pueden “incrementar el daño genético”, del tipo que está asociado con el cáncer. Pero usaron un arroz muy contaminado. Solo alrededor del 10% del arroz en ciertas zonas de Asia podría alcanzar estos niveles, aunque un cuarto del arroz de Europa podría alcanzarlo y más de la mitad del de Estados Unidos. Esto tiene implicaciones considerables para la salud pública.

“Ya no hay nada misterioso acerca de los riesgos para la salud que se asocian con los niveles de arsénico en el arroz. El único misterio que aún permanece es el por qué la FDA no ha establecido estándares para los niveles de arsénico en el arroz” en los Estados Unidos. Pero esto podría estar cambiando. En 2016, la FDA propuso establecer un límite para el arsénico tóxico, al menos en los cereales de arroz infantiles. 

Como se puede ver en el video, los infantes y los niños menores de 4 años son, de media, los mayores consumidores de de arroz, en parte porque comen tres veces más, con respecto a su tamaño corporal. Por lo tanto, existe la “necesidad urgente de regular los límites” del arsénico tóxico en la comida para bebés.

Las autoridades en nutrición pediátrica han recomendado que cuando se trate de arroz y productos a base de arroz, la “ingesta de arsénico debe ser tan baja como sea posible”, pero ¿y si mejor lo evitamos lo antes posible? Aproximadamente el 90% de mujeres embarazadas comen arroz, lo cual podría tener efectos adversos para la salud del bebé.

Se puede estimar cuánto arroz comió la madre mientras estaba embarazada al analizar los niveles de arsénico en los recortes de las uñas de los pies de los niños. “Específicamente, un aumento de 1/4 de taza de arroz por día se asoció con un aumento de arsénico de casi un 17% en las uñas del niño”, lo que indica que el arsénico en el arroz puede ser pasado al feto. ¿Qué podría hacer esa cantidad de arsénico? Un cuarto de taza de arroz con arsénico se ha asociado con problemas tales como un bajo peso al nacer, un aumento de infecciones respiratorias y una reducción de 5 o 6 puntos en el CI. Por lo tanto, “según las conclusiones de la FDA, sería prudente para las mujeres embarazadas consumir una variedad de alimentos, incluidos los cereales (como el trigo, la avena o el centeno)”, lo cual es una forma indirecta de decir “deja de comer arroz”. Después de todo, decir que hay que comer menos de algo es malo para el negocio.

Entonces. cuando el bebé está destetando, ¿qué deben hacer los padres? Esta es la pregunta de Consumer Reports. “Para reducir los riesgos de arsénico, se recomienda que los bebés no consuman más de una porción de cereales de arroz infantil al día. Es mejor que su dieta incluya cereales hechos con trigo, avena o maíz, que tienen mucho menos arsénico”. Vaya, que coman otro tipo de cereales. Como enfatizó la American Academy of Pediatrics, “no se ha demostrado que existe ningún beneficio en escoger los cereales de arroz sobre los de otros cereales, como la avena y la cebada, que tienen menos arsénico que los cereales de arroz”. Como se puede ver en el minuto 5:28 del video, el reducir el consumo de cereales de arroz infantil a solo dos porciones por semana podría tener un efecto drástico en la reducción del riesgo.

El límite propuesto para el arsénico tóxico en los cereales de arroz para infantes podría hacer desaparecer a la mitad de productos de las estanterías. La FDA recientemenre analizó más de 500 alimentos para bebés niños y los niveles más altos de arsénico tóxico se encontraron en los cereales de arroz integral orgánicos y en las galletas de arroz inflado. Según su manera de hablar, aunque no lo puedo confirmar, parece que se trata de la marca Happy Baby (Bebé Feliz). No creo que los bebés estén tan felices si sufren daño cerebral o desarrollan cáncer al crecer. Solo una porción podría exponer a los bebés a una ingesta de arsénico dos veces mayor de la establecida por la EPA para el agua. Contacté a la compañía Happy Baby y me informaron que no podían “dar ninguna información” acerca de los resultados de la FDA.

“Al eliminar todo el arroz y todos los productos de arroz de las dietas infantiles y de niños pequeños de hasta 6 años, se podría reducir el riesgo de cáncer en el transcurso de su vida”. Los bebés tendrían una probabilidad un 6% menor de desarrollar cáncer de pulmón o vejiga más adelante en la vida si dejaran de consumirlo, y los niños una probabilidad un 23% menor. Pero cambiar a otros cereales se suele considerar algo drástico, ya que podría dar lugar a “una gran crisis” para la industria arrocera y, por lo tanto, no se considera “para nada factible”.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Laura Millán y Tatiana Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Scott Anderson vía Flickr. La imagen ha sido modificada.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

“La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) ha estado monitoreando el contenido de arsénico en los alimentos” durante décadas y, aunque la “ciencia bien establecida ya ha descrito los riesgos para la salud que se asocian con una exposición al arsénico, no se han establecido normas que limiten la cantidad de arsénico permitido en los alimentos” en los Estados Unidos. En el 2001, la EPA “adoptó un nuevo y más estricto estándar para el arsénico en el agua potable”. En el 2013, la FDA propuso un límite legal para el jugo de manzana, sin embargo, “todavía no existen normas para el arsénico en productos alimenticios, a pesar del hecho de que los alimentos son nuestra principal fuente de exposición”.

A diferencia de los Estados Unidos, China tiene estándares. A partir del 2014, China estableció un umbral máximo de 150 partes por mil millones, un límite más estricto que el de 200 establecido por la Organización Mundial de la Salud. En los Estados Unidos, un límite de 200 no cambiaría en gran medida el riesgo de cáncer. Ahora, a 150, si tuviéramos los límites de seguridad de China, ayudaría a reducir el riesgo de cáncer hasta un 23%, o incluso un 47% si el límite fuese cien, pero esto podría afectar gravemente a la industria del arroz. En otras palabras, el arroz estadounidense está tan contaminado con arsénico que, si se estableciera un estándar de seguridad que realmente redujera el riesgo de cáncer, se podría “aniquilar el mercado estadounidense del arroz”. Pero, sin límites, ¿cuál es el incentivo para que la industria del arroz cambie sus prácticas? Establecer límites de arsénico no sólo protegería directamente a los consumidores, sino que también incentivaría a la industria a dejar de plantar arrozales en tierras contaminadas con arsénico.

Aunque esas estimaciones de cáncer están basadas en estudios del agua contaminada con arsénico. ¿Tal vez el arsénico en el arroz tiene un efecto diferente? No se sabe, hasta que se pone a prueba. Sí, el arroz contiene tanto arsénico tóxico que hay estudios de orina que han demostrado que el cuerpo sí lo absorbe, pero hasta la fecha no había ningún estudio que demostrara los efectos perjudiciales para la salud del arsénico en el arroz. Hasta ahora. Como el arsénico causa cáncer de vejiga, los investigadores pensaron que podrían estudiar qué tipo de mutaciones de ADN puede provocar la orina de consumidores de arroz sobre células de vejiga humana que crecen sobre una placa de Petri. Y, en efecto, demostraron claramente que aquellos que comen mucho arroz contaminado con arsénico todos los días pueden “incrementar el daño genético”, del tipo que está asociado con el cáncer. Pero usaron un arroz muy contaminado. Solo alrededor del 10% del arroz en ciertas zonas de Asia podría alcanzar estos niveles, aunque un cuarto del arroz de Europa podría alcanzarlo y más de la mitad del de Estados Unidos. Esto tiene implicaciones considerables para la salud pública.

“Ya no hay nada misterioso acerca de los riesgos para la salud que se asocian con los niveles de arsénico en el arroz. El único misterio que aún permanece es el por qué la FDA no ha establecido estándares para los niveles de arsénico en el arroz” en los Estados Unidos. Pero esto podría estar cambiando. En 2016, la FDA propuso establecer un límite para el arsénico tóxico, al menos en los cereales de arroz infantiles. 

Como se puede ver en el video, los infantes y los niños menores de 4 años son, de media, los mayores consumidores de de arroz, en parte porque comen tres veces más, con respecto a su tamaño corporal. Por lo tanto, existe la “necesidad urgente de regular los límites” del arsénico tóxico en la comida para bebés.

Las autoridades en nutrición pediátrica han recomendado que cuando se trate de arroz y productos a base de arroz, la “ingesta de arsénico debe ser tan baja como sea posible”, pero ¿y si mejor lo evitamos lo antes posible? Aproximadamente el 90% de mujeres embarazadas comen arroz, lo cual podría tener efectos adversos para la salud del bebé.

Se puede estimar cuánto arroz comió la madre mientras estaba embarazada al analizar los niveles de arsénico en los recortes de las uñas de los pies de los niños. “Específicamente, un aumento de 1/4 de taza de arroz por día se asoció con un aumento de arsénico de casi un 17% en las uñas del niño”, lo que indica que el arsénico en el arroz puede ser pasado al feto. ¿Qué podría hacer esa cantidad de arsénico? Un cuarto de taza de arroz con arsénico se ha asociado con problemas tales como un bajo peso al nacer, un aumento de infecciones respiratorias y una reducción de 5 o 6 puntos en el CI. Por lo tanto, “según las conclusiones de la FDA, sería prudente para las mujeres embarazadas consumir una variedad de alimentos, incluidos los cereales (como el trigo, la avena o el centeno)”, lo cual es una forma indirecta de decir “deja de comer arroz”. Después de todo, decir que hay que comer menos de algo es malo para el negocio.

Entonces. cuando el bebé está destetando, ¿qué deben hacer los padres? Esta es la pregunta de Consumer Reports. “Para reducir los riesgos de arsénico, se recomienda que los bebés no consuman más de una porción de cereales de arroz infantil al día. Es mejor que su dieta incluya cereales hechos con trigo, avena o maíz, que tienen mucho menos arsénico”. Vaya, que coman otro tipo de cereales. Como enfatizó la American Academy of Pediatrics, “no se ha demostrado que existe ningún beneficio en escoger los cereales de arroz sobre los de otros cereales, como la avena y la cebada, que tienen menos arsénico que los cereales de arroz”. Como se puede ver en el minuto 5:28 del video, el reducir el consumo de cereales de arroz infantil a solo dos porciones por semana podría tener un efecto drástico en la reducción del riesgo.

El límite propuesto para el arsénico tóxico en los cereales de arroz para infantes podría hacer desaparecer a la mitad de productos de las estanterías. La FDA recientemenre analizó más de 500 alimentos para bebés niños y los niveles más altos de arsénico tóxico se encontraron en los cereales de arroz integral orgánicos y en las galletas de arroz inflado. Según su manera de hablar, aunque no lo puedo confirmar, parece que se trata de la marca Happy Baby (Bebé Feliz). No creo que los bebés estén tan felices si sufren daño cerebral o desarrollan cáncer al crecer. Solo una porción podría exponer a los bebés a una ingesta de arsénico dos veces mayor de la establecida por la EPA para el agua. Contacté a la compañía Happy Baby y me informaron que no podían “dar ninguna información” acerca de los resultados de la FDA.

“Al eliminar todo el arroz y todos los productos de arroz de las dietas infantiles y de niños pequeños de hasta 6 años, se podría reducir el riesgo de cáncer en el transcurso de su vida”. Los bebés tendrían una probabilidad un 6% menor de desarrollar cáncer de pulmón o vejiga más adelante en la vida si dejaran de consumirlo, y los niños una probabilidad un 23% menor. Pero cambiar a otros cereales se suele considerar algo drástico, ya que podría dar lugar a “una gran crisis” para la industria arrocera y, por lo tanto, no se considera “para nada factible”.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Laura Millán y Tatiana Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Scott Anderson vía Flickr. La imagen ha sido modificada.

Pin It en Pinterest

Share This