Frutos rojos para la inflamación y el tratamiento de osteoartritis

Frutos rojos para la inflamación y el tratamiento de osteoartritis
5 (100%) 2 votes

Los ensayos aleatorizados, doble ciegos, con grupo de control sobre los frutos rojos y el primer estudio clínico sobre los efectos de los frutos rojos en la artritis

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

¿Cómo mejoran la salud humana, el envejecimiento saludable y la calidad de vida los frutos rojos? Tal vez gracias a sus efectos antiinflamatorios, ya que la inflamación puede ser un factor subyacente en el desarrollo, la progresión y las complicaciones de varias enfermedades crónicas. Una mayor ingesta de antocianinas (los pigmentos de colores brillantes en los frutos rojos) se ha asociado con efectos antiinflamatorios, los cuales pueden ser un componente clave subyacente asociado a la reducción del riesgo de enfermedades crónicas. Sin embargo, estas son solo asociaciones. No se puede saber si son causa y efecto, hasta ponerlas a prueba.

Un estudio doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo encontró que los licuados de arándanos pueden desactivar los genes de la inflamación (al medir la expresión de genes proinflamatorios en glóbulos blancos en muestras tomadas seis semanas antes y después de la ingesta de licuados placebo sin arándanos). Los del grupo del placebo empeoraron con el tiempo. Seis semanas más tarde sus muestras tenían más compuestos inflamatorios. Por otro lado, en el grupo de los arándanos (que comenzó con niveles similares a los del grupo del placebo en la semana cero) la expresión de los genes inflamatorios disminuyó después de 6 semanas de consumir arándanos todos los días.

Además de atenuar la inflamación, el estudio mostró que el consumo de arándanos pudo disminuir significativamente los niveles de radicales libres en la sangre: en el grupo del placebo no se observaron cambios; pero, después de 6 semanas, la cantidad de radicales libres en la sangre del grupo de los licuados de arándanos se redujo a la mitad. Eso está muy bien, pero ¿todo ese poder antioxidante y antiinflamatorio realmente se traduce en beneficios clínicos? Por ejemplo, ¿cuál es el efecto del consumo de arándanos en la recuperación del daño muscular inducido por levantar pesas de forma excesiva?

Un estudio cruzado y aleatorizado: un licuado de arándanos o un licuado placebo (con un antioxidante equivalente) 5 y 10 horas antes, y luego 12 y 36 horas después, del daño muscular inducido por el ejercicio. Los licuados consistían aproximadamente en una taza y media de fresas congeladas, un plátano y jugo de manzana, con o sin las arándanos, pero agregando dextrosa y vitamina C para que tuvieran las mismas calorías y el mismo poder antioxidante. Aun así, los arándanos funcionaron mejor para eliminar los radicales libres. Este es el estrés oxidativo sin los arándanos: sube y sigue subiendo; pero con los arándanos baja inmediatamente. Muy bien, pero lo que nos importa realmente es la recuperación de la fuerza muscular, para poder volver a entrenar. La misma disminución en el torque máximo 12 horas después, pero un día después, la restauración de la fuerza muscular máxima fue significativamente más rápida. Esto demuestra que el consumo de arándanos puede acelerar la recuperación, lo que puede ser especialmente relevante para los atletas que compiten durante días sucesivos.

Eso suena muy bien, pero ¿qué hay sobre el consumo de frutos rojos para tratar enfermedades inflamatorias como la artritis? Sí, puede que los frutos rojos tengan efectos protectores contra la artritis en una rata, reduciendo significativamente el "volumen de sus patas” (es decir, qué tanto se inflaman sus patas cuando se les inyecta un irritante inflamatorio), pero nunca se habían realizado estudios con frutos rojos para tratar la artritis en humanos... hasta ahora.

¿Recuerdas el asombroso estudio en el que las fresas podían revertir la progresión de lesiones precancerosas? Las fresas regulan drásticamente los genes proinflamatorios. Si pacientes diabéticos consumen fresas durante 6 semanas, no solo su condición mejora, si no que también sus niveles de proteína C reactiva (un marcador de inflamación sistémica) disminuyen un 18%.

Incluso una sola comida puede hacer la diferencia. Si una persona come un desayuno muy poco saludable... sus niveles de marcadores inflamatorios aumentarán durante las próximas 6 horas, pero el aumento será menor con tan solo ingerir 5 fresas grandes con la comida.

Entonces, ¿pueden las fresas mejorar el dolor y la inflamación en la osteoartritis de rodilla? No es justo que el título arruinara el suspenso, pero sí, los pacientes con osteoartritis asignados al azar para ingerir dos tazas de fresas al día durante 12 semanas experimentaron una reducción en ciertos marcadores inflamatorios. Pero, ¿de verdad se sintieron mejor? Sí, experimentaron reducciones significativas en el dolor constante, intermitente y total. El primer estudio clínico sobre los efectos de los frutos rojos en la artritis humana encontró que una simple intervención alimentaria, la adición de las frutos rojos a la dieta, puede tener un impacto significativo en el dolor, la inflamación y la calidad de vida general en adultos obesos con osteoartritis.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Iwona Łach vía unsplash. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

¿Cómo mejoran la salud humana, el envejecimiento saludable y la calidad de vida los frutos rojos? Tal vez gracias a sus efectos antiinflamatorios, ya que la inflamación puede ser un factor subyacente en el desarrollo, la progresión y las complicaciones de varias enfermedades crónicas. Una mayor ingesta de antocianinas (los pigmentos de colores brillantes en los frutos rojos) se ha asociado con efectos antiinflamatorios, los cuales pueden ser un componente clave subyacente asociado a la reducción del riesgo de enfermedades crónicas. Sin embargo, estas son solo asociaciones. No se puede saber si son causa y efecto, hasta ponerlas a prueba.

Un estudio doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo encontró que los licuados de arándanos pueden desactivar los genes de la inflamación (al medir la expresión de genes proinflamatorios en glóbulos blancos en muestras tomadas seis semanas antes y después de la ingesta de licuados placebo sin arándanos). Los del grupo del placebo empeoraron con el tiempo. Seis semanas más tarde sus muestras tenían más compuestos inflamatorios. Por otro lado, en el grupo de los arándanos (que comenzó con niveles similares a los del grupo del placebo en la semana cero) la expresión de los genes inflamatorios disminuyó después de 6 semanas de consumir arándanos todos los días.

Además de atenuar la inflamación, el estudio mostró que el consumo de arándanos pudo disminuir significativamente los niveles de radicales libres en la sangre: en el grupo del placebo no se observaron cambios; pero, después de 6 semanas, la cantidad de radicales libres en la sangre del grupo de los licuados de arándanos se redujo a la mitad. Eso está muy bien, pero ¿todo ese poder antioxidante y antiinflamatorio realmente se traduce en beneficios clínicos? Por ejemplo, ¿cuál es el efecto del consumo de arándanos en la recuperación del daño muscular inducido por levantar pesas de forma excesiva?

Un estudio cruzado y aleatorizado: un licuado de arándanos o un licuado placebo (con un antioxidante equivalente) 5 y 10 horas antes, y luego 12 y 36 horas después, del daño muscular inducido por el ejercicio. Los licuados consistían aproximadamente en una taza y media de fresas congeladas, un plátano y jugo de manzana, con o sin las arándanos, pero agregando dextrosa y vitamina C para que tuvieran las mismas calorías y el mismo poder antioxidante. Aun así, los arándanos funcionaron mejor para eliminar los radicales libres. Este es el estrés oxidativo sin los arándanos: sube y sigue subiendo; pero con los arándanos baja inmediatamente. Muy bien, pero lo que nos importa realmente es la recuperación de la fuerza muscular, para poder volver a entrenar. La misma disminución en el torque máximo 12 horas después, pero un día después, la restauración de la fuerza muscular máxima fue significativamente más rápida. Esto demuestra que el consumo de arándanos puede acelerar la recuperación, lo que puede ser especialmente relevante para los atletas que compiten durante días sucesivos.

Eso suena muy bien, pero ¿qué hay sobre el consumo de frutos rojos para tratar enfermedades inflamatorias como la artritis? Sí, puede que los frutos rojos tengan efectos protectores contra la artritis en una rata, reduciendo significativamente el "volumen de sus patas” (es decir, qué tanto se inflaman sus patas cuando se les inyecta un irritante inflamatorio), pero nunca se habían realizado estudios con frutos rojos para tratar la artritis en humanos... hasta ahora.

¿Recuerdas el asombroso estudio en el que las fresas podían revertir la progresión de lesiones precancerosas? Las fresas regulan drásticamente los genes proinflamatorios. Si pacientes diabéticos consumen fresas durante 6 semanas, no solo su condición mejora, si no que también sus niveles de proteína C reactiva (un marcador de inflamación sistémica) disminuyen un 18%.

Incluso una sola comida puede hacer la diferencia. Si una persona come un desayuno muy poco saludable... sus niveles de marcadores inflamatorios aumentarán durante las próximas 6 horas, pero el aumento será menor con tan solo ingerir 5 fresas grandes con la comida.

Entonces, ¿pueden las fresas mejorar el dolor y la inflamación en la osteoartritis de rodilla? No es justo que el título arruinara el suspenso, pero sí, los pacientes con osteoartritis asignados al azar para ingerir dos tazas de fresas al día durante 12 semanas experimentaron una reducción en ciertos marcadores inflamatorios. Pero, ¿de verdad se sintieron mejor? Sí, experimentaron reducciones significativas en el dolor constante, intermitente y total. El primer estudio clínico sobre los efectos de los frutos rojos en la artritis humana encontró que una simple intervención alimentaria, la adición de las frutos rojos a la dieta, puede tener un impacto significativo en el dolor, la inflamación y la calidad de vida general en adultos obesos con osteoartritis.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Iwona Łach vía unsplash. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

En la docena diaria recomiendo comer una porción de frutos rojos al día (1/2 taza de fruta fresca o congelada). Estos son algunos de los beneficios de los frutos rojos:

Para más información sobre la artritis y la inflamación, mira:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

    1. Hola Jesus,

      Nos alegra saber de ti, y estamos encantados de compartir información científica con todos. Esperamos que tengas un lindo fin de semana (:

    1. Hola Jesus,

      Muchas gracias por escribirnos y nos alegra saber que esta información te es de utilidad.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This