¿Son sanas la hamburguesa Beyond y la Impossible?

¿Son sanas la hamburguesa Beyond y la Impossible?
5 (100%) 1 vote

¿Qué pasa cuando comparas los niveles de grasas trans, grasas saturadas, sodio y colesterol de hamburguesas vegetales con los de hamburguesas de carne animal?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Irene Otero voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La producción global de carne se ha disparado en el último medio siglo, con la carne de cerdo y pollo por encima de 100 millones de toneladas al año, esta demanda creciente es insostenible. La reducción de productos animales es “probablemente una de las maneras más efectivas en que cada consumidor puede alterar su dieta por un impacto positivo en el bienestar individual y social”. Y hay un interés creciente en las dietas vegetales y la reducción de la carne. Pero incluso algo tan simple como los lunes sin carne requiere un cambio de dieta y, por desgracia, “ni los argumentos sobre la sostenibilidad ni sobre la salud tienen muchas posibilidades de funcionar con quien ama la carne”. Sustituir la carne con alternativas vegetales puede ayudar a quitar negatividad a la reducción de carne, pero en el caso de los carnívoros empedernidos tendrá que tener el sabor y la apariencia de la carne.

Es interesante: cuanta más gente consume sustitutos de la carne, menos probabilidades hay de que les importe que tenga un sabor, textura, apariencia u olor como los de la carne. Pero para atraer a los que la necesitan, cuanto más parecido a la carne mejor. Esto lo han conseguido algunos productos nuevos en el mercado, con todos los estudios de acuerdo en que son mejores para el planeta. ¿Pero son más saludables para nosotros también?

Si comparamos las etiquetas de las hamburguesas, mirando cuatro de los peores componentes de la industria alimentaria (grasas trans, grasas saturadas, sodio y colesterol), las hamburguesas vegetales ganan por goleada en cuanto a grasas trans y colesterol. Todos sabemos que las grasas trans tienen un gran potencial de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes, pero también se han asociado recientemente a síntomas de depresión, testosterona baja en los hombres (incluso solo al 1% de calorías) y demencia. Niveles altos de grasas trans en sangre se asocian con un riesgo hasta un 50% mayor de desarrollar demencia, incluido el alzhéimer. 

Ahora que los aceites parcialmente hidrogenados se han eliminado de la industria alimentaria, la única fuente de grasas trans son los productos animales. 

¿Cuál es el consumo diario máximo tolerable de grasas trans? El Instituto de Medicina americano no ha fijado un límite máximo para las grasas trans porque cualquier aumento del consumo de grasas trans aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca, la primera causa de muerte para hombres y mujeres, cualquier consumo por encima de cero. Ya que los ácidos grasos trans son inevitables en dietas que contienen carne y productos lácteos, consumir cero grasas trans “requeriría grandes cambios en los patrones de consumo de alimentos”. Uno de los autores del informe del departamento de nutrición de Harvard dio una explicación memorable de por qué la comisión del Instituto de Medicina no puso un máximo de cero. “No podemos decirle a la gente que deje de comer carne y productos lácteos”, dijo. “Bueno, podríamos decirle a la gente que se vuelvan vegetarianos”, añadió. “Si de verdad nos basáramos solo en la ciencia lo haríamos, pero es un poco extremo”. 

¿No querríamos que los científicos se basen en la ciencia, verdad? No…

De todas maneras, es una gran ventaja, y por supuesto sin hormonas ni antibióticos, ni tampoco han sido señaladas como probable causa de cáncer por la Organización Mundial de la Salud, y así sucesivamente. 

Ahora, no me parece bien la sal añadida, que es cerca de un cuarto del máximo diario de 1500 mg recomendado por la American Heart Association, o las grasas saturadas, gracias al aceite de coco añadido, pero esto parece una excepción. El mayor estudio sobre el valor nutricional de carnes vegetales hasta hoy encontró niveles de grasas saturadas en productos similares de solo 2 gramos por ración de media, mucho mejor que los productos animales equivalentes. Pero el sodio sigue siendo un problema del sector, como con casi toda la comida procesada que existe.

¿Qué tan procesados son estos productos? Bueno, mira el contenido de fibra, por ejemplo. Sí, encontrar fibra en una hamburguesa es algo bueno, pero compáralo con un alimento integral. Si te comes la misma cantidad de proteínas en guisantes, por ejemplo, que son la principal proteína vegetal de Beyond Burger, no habría casi grasas saturadas o sodio, sino 20 gramos de fibra. Así que sí, procesar las plantas en una planta de procesados puede eliminar el 90% de la fibra, pero procesar plantas a través de animales elimina el 100% de la fibra. 

Por supuesto, como dijo el jefe del departamento de nutrición de Harvard: “las políticas de nutrición y las recomendaciones dietéticas deberían seguir insistiendo en una dieta rica en alimentos vegetales integrales como los frutos secos, las semillas y las legumbres, que son ricas en proteínas y muchos otros nutrientes, sin necesitar procesos industriales”. Pero no deberíamos dejar que el perfeccionismo nos impida hacer el bien. No todo el mundo puede pasar a una dieta de kale y quinoa de un día para otro. La elección en el menú de Burger King no es entre esto y esto, sino entre esto y esto, y en ese caso la elección está clara.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Irene Otero voluntaria activa en NutritionFacts.org.

La producción global de carne se ha disparado en el último medio siglo, con la carne de cerdo y pollo por encima de 100 millones de toneladas al año, esta demanda creciente es insostenible. La reducción de productos animales es “probablemente una de las maneras más efectivas en que cada consumidor puede alterar su dieta por un impacto positivo en el bienestar individual y social”. Y hay un interés creciente en las dietas vegetales y la reducción de la carne. Pero incluso algo tan simple como los lunes sin carne requiere un cambio de dieta y, por desgracia, “ni los argumentos sobre la sostenibilidad ni sobre la salud tienen muchas posibilidades de funcionar con quien ama la carne”. Sustituir la carne con alternativas vegetales puede ayudar a quitar negatividad a la reducción de carne, pero en el caso de los carnívoros empedernidos tendrá que tener el sabor y la apariencia de la carne.

Es interesante: cuanta más gente consume sustitutos de la carne, menos probabilidades hay de que les importe que tenga un sabor, textura, apariencia u olor como los de la carne. Pero para atraer a los que la necesitan, cuanto más parecido a la carne mejor. Esto lo han conseguido algunos productos nuevos en el mercado, con todos los estudios de acuerdo en que son mejores para el planeta. ¿Pero son más saludables para nosotros también?

Si comparamos las etiquetas de las hamburguesas, mirando cuatro de los peores componentes de la industria alimentaria (grasas trans, grasas saturadas, sodio y colesterol), las hamburguesas vegetales ganan por goleada en cuanto a grasas trans y colesterol. Todos sabemos que las grasas trans tienen un gran potencial de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes, pero también se han asociado recientemente a síntomas de depresión, testosterona baja en los hombres (incluso solo al 1% de calorías) y demencia. Niveles altos de grasas trans en sangre se asocian con un riesgo hasta un 50% mayor de desarrollar demencia, incluido el alzhéimer. 

Ahora que los aceites parcialmente hidrogenados se han eliminado de la industria alimentaria, la única fuente de grasas trans son los productos animales. 

¿Cuál es el consumo diario máximo tolerable de grasas trans? El Instituto de Medicina americano no ha fijado un límite máximo para las grasas trans porque cualquier aumento del consumo de grasas trans aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca, la primera causa de muerte para hombres y mujeres, cualquier consumo por encima de cero. Ya que los ácidos grasos trans son inevitables en dietas que contienen carne y productos lácteos, consumir cero grasas trans “requeriría grandes cambios en los patrones de consumo de alimentos”. Uno de los autores del informe del departamento de nutrición de Harvard dio una explicación memorable de por qué la comisión del Instituto de Medicina no puso un máximo de cero. “No podemos decirle a la gente que deje de comer carne y productos lácteos”, dijo. “Bueno, podríamos decirle a la gente que se vuelvan vegetarianos”, añadió. “Si de verdad nos basáramos solo en la ciencia lo haríamos, pero es un poco extremo”. 

¿No querríamos que los científicos se basen en la ciencia, verdad? No…

De todas maneras, es una gran ventaja, y por supuesto sin hormonas ni antibióticos, ni tampoco han sido señaladas como probable causa de cáncer por la Organización Mundial de la Salud, y así sucesivamente. 

Ahora, no me parece bien la sal añadida, que es cerca de un cuarto del máximo diario de 1500 mg recomendado por la American Heart Association, o las grasas saturadas, gracias al aceite de coco añadido, pero esto parece una excepción. El mayor estudio sobre el valor nutricional de carnes vegetales hasta hoy encontró niveles de grasas saturadas en productos similares de solo 2 gramos por ración de media, mucho mejor que los productos animales equivalentes. Pero el sodio sigue siendo un problema del sector, como con casi toda la comida procesada que existe.

¿Qué tan procesados son estos productos? Bueno, mira el contenido de fibra, por ejemplo. Sí, encontrar fibra en una hamburguesa es algo bueno, pero compáralo con un alimento integral. Si te comes la misma cantidad de proteínas en guisantes, por ejemplo, que son la principal proteína vegetal de Beyond Burger, no habría casi grasas saturadas o sodio, sino 20 gramos de fibra. Así que sí, procesar las plantas en una planta de procesados puede eliminar el 90% de la fibra, pero procesar plantas a través de animales elimina el 100% de la fibra. 

Por supuesto, como dijo el jefe del departamento de nutrición de Harvard: “las políticas de nutrición y las recomendaciones dietéticas deberían seguir insistiendo en una dieta rica en alimentos vegetales integrales como los frutos secos, las semillas y las legumbres, que son ricas en proteínas y muchos otros nutrientes, sin necesitar procesos industriales”. Pero no deberíamos dejar que el perfeccionismo nos impida hacer el bien. No todo el mundo puede pasar a una dieta de kale y quinoa de un día para otro. La elección en el menú de Burger King no es entre esto y esto, sino entre esto y esto, y en ese caso la elección está clara.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

Pin It en Pinterest

Share This