Pierde 1 Kg de una sentada: toma el camino del Mioceno

Pierde 1 Kg de una sentada: toma el camino del Mioceno
5 (100%) 1 vote

Nuestra fisiología ha evolucionado durante millones de años comiendo una dieta basada en plantas. ¿Qué pasaría si los investigadores intentaran recrear nuestra dieta ancestral en un laboratorio?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

El periodo Paleolítico, la Edad de Piedra, solo se remonta a unos dos millones de años atrás. Los humanos y otros grandes simios han ido evolucionando durante los últimos 20 millones de años, comenzando en la época del Mioceno. Se habla mucho sobre la dieta paleolítica, pero ésta sólo representa el 10% de la evolución homínida. ¿Y el primer 90%?

Hay cierto consenso al afirmar que, durante el Mioceno, la dieta se basaba en gran parte en un alto contenido de fibra y plantas. Durante la mayor parte de la evolución de nuestra familia, hemos comido lo que el resto de nuestros primos simios comen: hojas, tallos y brotes (en otras palabras: vegetales); y frutas, semillas y nueces.

Anatómicamente, el tracto digestivo de los seres humanos y de nuestros compañeros los grandes simios son muy similares. Es más, nuestro ADN es muy similar. Entonces, ¿Qué comen ellos? Principalmente siguen dietas vegetarianas con un gran consumo de vegetales y frutas. ¿Principalmente vegetariana? Sí, los chimpancés son conocidos por cazar, matar y comer presas. Pero la ingesta de alimentos de origen animal por parte de los chimpancés es de un nivel muy bajo: solo un 1.7% de las heces de chimpancé ofrecen evidencia de consumo de comida animal -esto basado en un trabajo de ocho años recogiendo casi 2 000 muestras de heces-. Por lo que incluso el más carnívoro de los grandes simios lleva, aparentemente, una dieta 98% basada en plantas. En realidad, podemos estar más cerca de la dieta de los bonobos, uno de los grandes simios menos conocidos, los que también llevan una dieta casi exclusivamente basada en plantas.

Incluso nuestros cazadores y recolectores del Paleolítico debieron haber realizado grandes recolecciones para poder obtener más de 100 gramos de fibra al día. Entonces, ¿qué ocurre si sometemos a un grupo de personas a una dieta verdaderamente paleolítica? No estamos hablando de una dieta Paleo de revista de supermercado ni de una dieta de un blogger cavernícola, sino de una dieta de 100 o más gramos de fibra. O, aún mejor, una dieta del Mioceno, tomando en cuenta los últimos 20 millones de años de evolución desde que nos separamos de nuestros ancestros, los que tenemos en común con nuestros grandes simios.

El Dr. David Jenkins y sus colegas decidieron probarlo. Ellos evaluaron los efectos de una alimentación muy alta en fibra. Estamos hablando de 150 gramos al día, mucho mayor que los 20 a 30 gramos diarios recomendados. Pero 150 es lo que poblaciones en el África rural solían consumir -poblaciones que se encuentran casi libres de nuestras enfermedades crónicas mortales como el cáncer de colon y las enfermedades cardíacas.

Mira esto. Ellos no estaban jugando. Entonces, ¿qué almorzaste hoy? Oh, medio kilo de repollo. Ciertamente, comer solamente muchas frutas, vegetales y nueces no puede ser muy satisfactorio. ¿No? Pues obtuvieron nada menos que la máxima calificación de saciedad: tres de tres por cada uno de los diez sujetos. ¿Por qué? Porque todas las dietas estaban diseñadas para mantener el peso; no querían que la pérdida de peso influyera en los datos. Fue así que, para poder comer las calorías diarias de una dieta basada en plantas, tenían que consumir 5,5 kg de comida al día. No es de sorprender que esto haya resultado en unas de las más grandes deposiciones jamás registradas en la literatura médica: en los hombres, excedía el kilogramo por día. ¿Has oído cómo algunas personas a dieta pierden un kilo en una semana? Bien, ellos perdieron un kilo en un día.

Pero esa no es el única caída récord registrada. También tuvo lugar una reducción del 33% en el colesterol LDL en tan solo 2 semanas. Incluso sin pérdida de peso alguna, los niveles del colesterol malo se redujeron en un tercio en las primeras dos semanas -esa es la mayor reducción que he visto jamás en cualquier intervención dietética- incluso mejor que una dieta vegetariana basada en almidón, mejor que una dieta vegetariana baja en grasa saturada propuesta por la Asociación Americana del Corazón. Esta es una reducción de colesterol equivalente a una dosis terapéutica de estatina. Entonces, hoy día se deben tomar medicinas para reducir los niveles de colesterol a un nivel en el que estarían normalmente si comiéramos una dieta más natural.

Hemos estado comiendo 100 gramos de fibra cada día durante millones de años. Similar a como comen las poblaciones que no sufren de muchas de nuestras enfermedades crónicas. Tal vez esta no debería ser llamada una dieta muy alta en fibra. Tal vez la cantidad de fibra que comemos debería de ser considerado como muy baja; una dieta extremadamente deficiente en fibra. Tal vez sea normal comer unos 100 gramos de fibra al día. Tal vez sea normal estar libres de enfermedades cardíacas; tal vez sea normal no tener estreñimiento, ni hemorroides, ni diverticulitis, ni apendicitis, ni cáncer de colon, ni obesidad, ni tampoco diabetes tipo 2, ni ninguna de todas las otras enfermedades de la civilización Occidental.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Santiago Velásquez y Elizabeth Romo.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imagen gracias a RyanMcGuire vía Pixabay.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

El periodo Paleolítico, la Edad de Piedra, solo se remonta a unos dos millones de años atrás. Los humanos y otros grandes simios han ido evolucionando durante los últimos 20 millones de años, comenzando en la época del Mioceno. Se habla mucho sobre la dieta paleolítica, pero ésta sólo representa el 10% de la evolución homínida. ¿Y el primer 90%?

Hay cierto consenso al afirmar que, durante el Mioceno, la dieta se basaba en gran parte en un alto contenido de fibra y plantas. Durante la mayor parte de la evolución de nuestra familia, hemos comido lo que el resto de nuestros primos simios comen: hojas, tallos y brotes (en otras palabras: vegetales); y frutas, semillas y nueces.

Anatómicamente, el tracto digestivo de los seres humanos y de nuestros compañeros los grandes simios son muy similares. Es más, nuestro ADN es muy similar. Entonces, ¿Qué comen ellos? Principalmente siguen dietas vegetarianas con un gran consumo de vegetales y frutas. ¿Principalmente vegetariana? Sí, los chimpancés son conocidos por cazar, matar y comer presas. Pero la ingesta de alimentos de origen animal por parte de los chimpancés es de un nivel muy bajo: solo un 1.7% de las heces de chimpancé ofrecen evidencia de consumo de comida animal -esto basado en un trabajo de ocho años recogiendo casi 2 000 muestras de heces-. Por lo que incluso el más carnívoro de los grandes simios lleva, aparentemente, una dieta 98% basada en plantas. En realidad, podemos estar más cerca de la dieta de los bonobos, uno de los grandes simios menos conocidos, los que también llevan una dieta casi exclusivamente basada en plantas.

Incluso nuestros cazadores y recolectores del Paleolítico debieron haber realizado grandes recolecciones para poder obtener más de 100 gramos de fibra al día. Entonces, ¿qué ocurre si sometemos a un grupo de personas a una dieta verdaderamente paleolítica? No estamos hablando de una dieta Paleo de revista de supermercado ni de una dieta de un blogger cavernícola, sino de una dieta de 100 o más gramos de fibra. O, aún mejor, una dieta del Mioceno, tomando en cuenta los últimos 20 millones de años de evolución desde que nos separamos de nuestros ancestros, los que tenemos en común con nuestros grandes simios.

El Dr. David Jenkins y sus colegas decidieron probarlo. Ellos evaluaron los efectos de una alimentación muy alta en fibra. Estamos hablando de 150 gramos al día, mucho mayor que los 20 a 30 gramos diarios recomendados. Pero 150 es lo que poblaciones en el África rural solían consumir -poblaciones que se encuentran casi libres de nuestras enfermedades crónicas mortales como el cáncer de colon y las enfermedades cardíacas.

Mira esto. Ellos no estaban jugando. Entonces, ¿qué almorzaste hoy? Oh, medio kilo de repollo. Ciertamente, comer solamente muchas frutas, vegetales y nueces no puede ser muy satisfactorio. ¿No? Pues obtuvieron nada menos que la máxima calificación de saciedad: tres de tres por cada uno de los diez sujetos. ¿Por qué? Porque todas las dietas estaban diseñadas para mantener el peso; no querían que la pérdida de peso influyera en los datos. Fue así que, para poder comer las calorías diarias de una dieta basada en plantas, tenían que consumir 5,5 kg de comida al día. No es de sorprender que esto haya resultado en unas de las más grandes deposiciones jamás registradas en la literatura médica: en los hombres, excedía el kilogramo por día. ¿Has oído cómo algunas personas a dieta pierden un kilo en una semana? Bien, ellos perdieron un kilo en un día.

Pero esa no es el única caída récord registrada. También tuvo lugar una reducción del 33% en el colesterol LDL en tan solo 2 semanas. Incluso sin pérdida de peso alguna, los niveles del colesterol malo se redujeron en un tercio en las primeras dos semanas -esa es la mayor reducción que he visto jamás en cualquier intervención dietética- incluso mejor que una dieta vegetariana basada en almidón, mejor que una dieta vegetariana baja en grasa saturada propuesta por la Asociación Americana del Corazón. Esta es una reducción de colesterol equivalente a una dosis terapéutica de estatina. Entonces, hoy día se deben tomar medicinas para reducir los niveles de colesterol a un nivel en el que estarían normalmente si comiéramos una dieta más natural.

Hemos estado comiendo 100 gramos de fibra cada día durante millones de años. Similar a como comen las poblaciones que no sufren de muchas de nuestras enfermedades crónicas. Tal vez esta no debería ser llamada una dieta muy alta en fibra. Tal vez la cantidad de fibra que comemos debería de ser considerado como muy baja; una dieta extremadamente deficiente en fibra. Tal vez sea normal comer unos 100 gramos de fibra al día. Tal vez sea normal estar libres de enfermedades cardíacas; tal vez sea normal no tener estreñimiento, ni hemorroides, ni diverticulitis, ni apendicitis, ni cáncer de colon, ni obesidad, ni tampoco diabetes tipo 2, ni ninguna de todas las otras enfermedades de la civilización Occidental.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Santiago Velásquez y Elizabeth Romo.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imagen gracias a RyanMcGuire vía Pixabay.

Nota del Doctor

¿Cómo sabemos que nuestros ancestros comían más de 100 g de fibra al día? Podemos examinar su materia fecal fosilizada. Ve mi video Paleoexcrementos: qué podemos aprender de las heces fosilizadas.

Mis otros videos populares sobre la dieta paleo incluyen:

Este es uno de mis videos favoritos al día de hoy. Al grabarlo se me puso la piel de gallina cuando llegué a la línea “Tal vez sea normal vivir libres de enfermedades cardíacas…”

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This