Combatir los diez sellos distintivos del cáncer con la alimentación

5/5 - (12 votes)

La clave de la prevención del cáncer está en los alimentos, no en las pastillas.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Marina Campi voluntaria activa en NutritionFacts.org.

“La mayoría de la investigación sobre el cáncer se dedica a encontrar curas, en lugar de nuevas formas de prevenir enfermedades”. Y los resultados de este sesgo en las prioridades son evidentes: 2021 es el 50 aniversario de la declaración de la guerra contra el cáncer de Nixon, y el número de muertes por las formas más comunes de cáncer en los Estados Unidos no ha disminuido.

“Hemos estado analizando la naturaleza misma del cáncer de manera incorrecta”. El cáncer de mama no comienza cuando se detecta por primera vez un bulto. Todos los cánceres comunes, como el de pulmón, colorrectal, de mama y de próstata (que representan la mayoría de las muertes) tienen un período de latencia prolongado, a menudo de 20 años o más. Entonces, no es que un día estés sano y al otro día tienes cáncer. No estabas sano, tenías al cáncer creciendo en ti durante décadas. De hecho, existe una extraña percepción errónea de que las personas están “sanas” hasta que presentan síntomas reales de cáncer invasivo. Pero “el granero en el que el heno arde antes de estallar en llamas no es un lugar seguro”.

Entonces, ¿qué recomienda este profesor de farmacología? Drogas, por supuesto, quimioprevención: administrar medicamentos para prevenir el cáncer. La industria farmacéutica gasta enormes cantidades de dinero para promover la quimioprevención de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares con estatinas y anticoagulantes. Entonces, ¿por qué no tomar medicamentos todos los días durante el resto de sus vidas para protegerse contra el cáncer? Tiene que haber una mejor solución.

¿Qué tal si utilizamos la dieta y la nutrición para prevenir y tratar el cáncer? Está bien, pero ¿qué tipo de cáncer? Hay más de 200 tipos de cáncer. Ah, pero todos tienen las mismas características. En una serie de artículos citados más de 40 000 veces en la literatura biomédica, se han identificado diez características del cáncer. 

Mayor sensibilidad a los factores de crecimiento; evasión a los supresores de tumores del cuerpo; esquivar el sistema inmunológico; habilidad de crecer para siempre; inflamación que promueve tumores; capacidad de invadir, diseminarse y conectar su propio suministro de sangre; acumulación de mutaciones en el ADN; desarme de los mecanismos de autodestrucción existentes; y secuestrar el metabolismo celular. Por supuesto, existen clases de medicamentos para tratar de contrarrestar cada uno: agentes de quimioterapia diseñados para atacar cada pieza del rompecabezas del cáncer.

Ahora, idealmente, habría medicamentos capaces de apuntar a varias características al mismo tiempo, pero no es así como funcionan las drogas. Y esta es una de las principales razones por las que, en el contexto de la investigación del cáncer, hay tantos defensores de la investigación de los alimentos vegetales, ya que pueden ofrecer un cóctel de compuestos bioactivos, compuestos bioactivos que pueden apuntar a la mayoría, si no a todas, las características del cáncer. Aquí hay una muestra de los compuestos que se encuentran en las frutas y verduras, como los frutos rojos, las verduras y el brócoli, que se ha demostrado que pueden atacar cada una de las diez características del cáncer, al menos en una placa de Petri. 

Además, reúnen las características de un agente quimiopreventivo ideal. Si hubiera que diseñar al candidato perfecto, debería ser selectivo para las células cancerosas o precancerosas y dejaría a las células normales en paz, sin efectos secundarios, atacar a la mayoría de los tipos de cáncer y que puedan consumirse como parte de una dieta diaria, estar convenientemente disponible en casi todas partes y además ser relativamente económico. Y las plantas cumplen todo esto. No es de extrañar que quienes comen más a base de plantas tiendan a tener tasas más bajas de cáncer. 

Sin embargo, debe entenderse que no estamos hablando de tomar suplementos que contengan extractos o fitoquímicos purificados, sino más bien de comer alimentos vegetales integrales; es más un enfoque basado en el sistema alimentario para atacar las características del cáncer. Los alimentos contienen muchos miles de sustancias que conducen a un gran número de posibles interacciones, sin embargo, gran parte de la ciencia nutricional se ha dirigido durante mucho tiempo hacia el impacto de los componentes dietarios individuales. Sí, este tipo de enfoque ‘reduccionista’ puede revelar el papel de los nutrientes o alimentos individuales en el desarrollo de enfermedades, pero pensemos cuál sería la estrategia de investigación óptima para estudiar los efectos de los compuestos vegetales naturales bioactivos en la prevención de enfermedades. En lugar de utilizar fitoquímicos aislados en el tratamiento del cáncer, qué tal si se utilizan alimentos integrales, porque a veces el todo puede ser mayor que la suma de sus partes, un concepto conocido como sinergia alimentaria.

Vean este estudio. La inhibición simultánea de una serie de etapas del cáncer en las células del cáncer de mama mediante un super cóctel fitoquímico. Se trataron dos líneas celulares de cáncer de mama con seis compuestos vegetales diferentes individualmente, y luego en conjunto, al nivel que podrías encontrar en tu torrente sanguíneo después de comer alimentos como brócoli, uvas, soja y cúrcuma. Y aunque los compuestos fueron ineficaces individualmente, en combinación suprimieron significativamente la proliferación de células de cáncer de mama en más del 80 por ciento, inhibieron la migración e invasión de células cancerosas, detuvieron las células cancerosas y finalmente las mataron a todas. Los compuestos vegetales hicieron todo esto sin tener ningún efecto perjudicial sobre las células no cancerosas normales utilizadas como control.

No es de extrañar que la base de la prevención del cáncer, basada en una actualización del informe publicado más extenso sobre dieta y cáncer, no sean las píldoras, sino las plantas. Debemos reducir el consumo de alcohol, refrescos, carne y basura procesada, y centrar nuestra dieta en cereales integrales, verduras, frutas y legumbres.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avo Media

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Marina Campi voluntaria activa en NutritionFacts.org.

“La mayoría de la investigación sobre el cáncer se dedica a encontrar curas, en lugar de nuevas formas de prevenir enfermedades”. Y los resultados de este sesgo en las prioridades son evidentes: 2021 es el 50 aniversario de la declaración de la guerra contra el cáncer de Nixon, y el número de muertes por las formas más comunes de cáncer en los Estados Unidos no ha disminuido.

“Hemos estado analizando la naturaleza misma del cáncer de manera incorrecta”. El cáncer de mama no comienza cuando se detecta por primera vez un bulto. Todos los cánceres comunes, como el de pulmón, colorrectal, de mama y de próstata (que representan la mayoría de las muertes) tienen un período de latencia prolongado, a menudo de 20 años o más. Entonces, no es que un día estés sano y al otro día tienes cáncer. No estabas sano, tenías al cáncer creciendo en ti durante décadas. De hecho, existe una extraña percepción errónea de que las personas están “sanas” hasta que presentan síntomas reales de cáncer invasivo. Pero “el granero en el que el heno arde antes de estallar en llamas no es un lugar seguro”.

Entonces, ¿qué recomienda este profesor de farmacología? Drogas, por supuesto, quimioprevención: administrar medicamentos para prevenir el cáncer. La industria farmacéutica gasta enormes cantidades de dinero para promover la quimioprevención de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares con estatinas y anticoagulantes. Entonces, ¿por qué no tomar medicamentos todos los días durante el resto de sus vidas para protegerse contra el cáncer? Tiene que haber una mejor solución.

¿Qué tal si utilizamos la dieta y la nutrición para prevenir y tratar el cáncer? Está bien, pero ¿qué tipo de cáncer? Hay más de 200 tipos de cáncer. Ah, pero todos tienen las mismas características. En una serie de artículos citados más de 40 000 veces en la literatura biomédica, se han identificado diez características del cáncer. 

Mayor sensibilidad a los factores de crecimiento; evasión a los supresores de tumores del cuerpo; esquivar el sistema inmunológico; habilidad de crecer para siempre; inflamación que promueve tumores; capacidad de invadir, diseminarse y conectar su propio suministro de sangre; acumulación de mutaciones en el ADN; desarme de los mecanismos de autodestrucción existentes; y secuestrar el metabolismo celular. Por supuesto, existen clases de medicamentos para tratar de contrarrestar cada uno: agentes de quimioterapia diseñados para atacar cada pieza del rompecabezas del cáncer.

Ahora, idealmente, habría medicamentos capaces de apuntar a varias características al mismo tiempo, pero no es así como funcionan las drogas. Y esta es una de las principales razones por las que, en el contexto de la investigación del cáncer, hay tantos defensores de la investigación de los alimentos vegetales, ya que pueden ofrecer un cóctel de compuestos bioactivos, compuestos bioactivos que pueden apuntar a la mayoría, si no a todas, las características del cáncer. Aquí hay una muestra de los compuestos que se encuentran en las frutas y verduras, como los frutos rojos, las verduras y el brócoli, que se ha demostrado que pueden atacar cada una de las diez características del cáncer, al menos en una placa de Petri. 

Además, reúnen las características de un agente quimiopreventivo ideal. Si hubiera que diseñar al candidato perfecto, debería ser selectivo para las células cancerosas o precancerosas y dejaría a las células normales en paz, sin efectos secundarios, atacar a la mayoría de los tipos de cáncer y que puedan consumirse como parte de una dieta diaria, estar convenientemente disponible en casi todas partes y además ser relativamente económico. Y las plantas cumplen todo esto. No es de extrañar que quienes comen más a base de plantas tiendan a tener tasas más bajas de cáncer. 

Sin embargo, debe entenderse que no estamos hablando de tomar suplementos que contengan extractos o fitoquímicos purificados, sino más bien de comer alimentos vegetales integrales; es más un enfoque basado en el sistema alimentario para atacar las características del cáncer. Los alimentos contienen muchos miles de sustancias que conducen a un gran número de posibles interacciones, sin embargo, gran parte de la ciencia nutricional se ha dirigido durante mucho tiempo hacia el impacto de los componentes dietarios individuales. Sí, este tipo de enfoque ‘reduccionista’ puede revelar el papel de los nutrientes o alimentos individuales en el desarrollo de enfermedades, pero pensemos cuál sería la estrategia de investigación óptima para estudiar los efectos de los compuestos vegetales naturales bioactivos en la prevención de enfermedades. En lugar de utilizar fitoquímicos aislados en el tratamiento del cáncer, qué tal si se utilizan alimentos integrales, porque a veces el todo puede ser mayor que la suma de sus partes, un concepto conocido como sinergia alimentaria.

Vean este estudio. La inhibición simultánea de una serie de etapas del cáncer en las células del cáncer de mama mediante un super cóctel fitoquímico. Se trataron dos líneas celulares de cáncer de mama con seis compuestos vegetales diferentes individualmente, y luego en conjunto, al nivel que podrías encontrar en tu torrente sanguíneo después de comer alimentos como brócoli, uvas, soja y cúrcuma. Y aunque los compuestos fueron ineficaces individualmente, en combinación suprimieron significativamente la proliferación de células de cáncer de mama en más del 80 por ciento, inhibieron la migración e invasión de células cancerosas, detuvieron las células cancerosas y finalmente las mataron a todas. Los compuestos vegetales hicieron todo esto sin tener ningún efecto perjudicial sobre las células no cancerosas normales utilizadas como control.

No es de extrañar que la base de la prevención del cáncer, basada en una actualización del informe publicado más extenso sobre dieta y cáncer, no sean las píldoras, sino las plantas. Debemos reducir el consumo de alcohol, refrescos, carne y basura procesada, y centrar nuestra dieta en cereales integrales, verduras, frutas y legumbres.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avo Media

Pin It en Pinterest

Share This