La proteína animal comparada con fumar cigarrillos

Rate Video

Sólo una de cada 10,000 personas llega a vivir 100 años. ¿Cuál es su secreto?

Comenta
Comparte

Sólo una de cada 10,000 personas llega a cumplir 100 años. ¿Cuál es su secreto? En 1993 se publicó un importante avance en la investigación sobre la longevidad: una única mutación genética que duplicó la duración de la vida de un diminuto gusano redondo. En lugar de morirse todos a los 30 días, los mutantes vivieron 60 días o más. Esta prolongación de la vida fue la mayor descrita hasta la fecha en cualquier organismo.

Esta maravilla médica de gusano Matusalén es el equivalente a mostrar un ser humano sano de 200 años de edad—¿todo a causa de una sola mutación? Eso no debería suceder; Quiero decir, se supone que el envejecimiento es causado por múltiples procesos, muchos genes. ¿Cómo podría simplemente la anulación de un gen duplicar la esperanza de vida?

En cualquier caso, ¿qué es este gen del envejecimiento? Este gen que acelera tanto el envejecimiento que si se anula los animales viven el doble de tiempo. Se le ha llamado el gen de La Muerte. ¿Qué es? Es el receptor de IGF-1 equivalente en el humano. Y las mutaciones de ese mismo receptor en los seres humanos pueden ayudar a explicar por qué algunas personas viven hasta los cien años, y otras personas no.

¿El tener genes buenos o malos se trata solamente de ser afortunado en la lotería genética? No, podemos activar y desactivar la expresión de estos genes, dependiendo de lo que comemos. Hace tres años, destaqué una serie notable de experimentos sobre el Factor de Crecimiento Insulínico tipo 1 (IGF-1)—esta hormona que promueve el crecimiento del cáncer, y es producida en exceso por nuestro hígado cuando comemos proteína animal. Por lo tanto, los hombres y las mujeres que no comen carne, claras de huevo, o proteínas lácteas tienen niveles significativamente más bajos circulando dentro de sus cuerpos.

Cambiar a una dieta basada en vegetales puede reducir significativamente los niveles de IGF-1 en sólo 11 días, mejorando notablemente la capacidad del torrente sanguíneo de las mujeres de suprimir el crecimiento del cáncer de mama y, luego, aniquilar las células cancerosas.

Del mismo modo, el suero sanguíneo de los hombres con dietas basadas en vegetales suprime el crecimiento de células de cáncer de próstata alrededor de ocho veces más que antes de que cambiaran su dieta. Esta mejora dramática en las defensas contra el cáncer es, sin embargo, abolida si agregas la misma cantidad de IGF-1 que salió de sus cuerpos por haber estado viviendo y comiendo de manera más sana.

Esta es una forma de explicar las bajas tasas de cáncer entre las poblaciones con dietas a base de vegetales: la disminución de la ingesta de proteína animal lleva a una disminución en IGF-1, lo que lleva a una disminución en el crecimiento del cáncer. Un efecto tan poderoso que pareciera como si el Dr. Ornish y sus colegas hubieran podido revertir la progresión del cáncer de próstata sin quimioterapia, cirugía o radiación—sólo con una dieta basada en vegetales, y otros cambios saludables en el estilo de vida.

Ahora, cuando somos niños, necesitamos hormonas de crecimiento para crecer. Existe un defecto genético poco común que causa severa deficiencia de IGF-1, generando un tipo de enanismo—pero al parecer también te hace a prueba de cáncer. Ni una sola muerte por cáncer en aproximadamente 100 individuos con deficiencia de IGF-1. ¿Y 200 individuos? Ninguno desarrolló cáncer. Verás, la mayoría de los tumores malignos están cubiertos de receptores de IGF-1. Pero si no hay IGF-1, no son capaces de crecer y extenderse.

Esto puede ayudar a explicar por qué aquellos que comen dietas bajas en carbohidratos parecen vivir menos. Pero no cualquier dieta baja en carbohidratos—específicamente las basadas en fuentes animales, mientras que las dietas bajas en carbohidratos de origen vegetal se asociaron con un riesgo de muerte menor.

Pero veamos, las dietas bajas en carbohidratos son ricas en grasa animal, así como en proteína animal. Así que, ¿cómo sabemos que no fue la grasa saturada animal lo que estaba matando a la gente, y no tenía nada que ver con la proteína? Lo que necesitamos es un estudio que se limite a seguir a unas cuantas miles de personas y sus ingestas de proteína durante unos 20 años, y ver quién vive más tiempo, quién desarrolla cáncer, quién no lo desarrolla. Sin embargo, nunca ha habido un estudio como ese—hasta ahora.

6,000 hombres y mujeres mayores de 50 años a lo largo y ancho de Estados Unidos fueron seguidos durante 18 años, y aquellas personas menores de 65 años con una ingesta de proteína elevada tuvieron un aumento del 75% en la mortalidad general, y cuadruplicaron su riesgo de morir de cáncer. Pero no todas las proteínas: estas asociaciones no existieron o fueron atenuadas si las proteínas eran de origen vegetal. Todo esto tiene sentido, teniendo en cuenta los altos niveles de IGF-1 entre aquellas personas que comen una gran cantidad de proteínas de origen animal.

La universidad patrocinadora envió un comunicado de prensa con una línea de apertura memorable: “Esa alita de pollo que estás comiendo podría ser tan mortal como un cigarrillo”, explicando que tener una dieta rica en proteínas animales en la mediana edad te hace cuatro veces más propenso a morir de cáncer que una persona con una dieta baja en proteínas—un factor de riesgo de mortalidad comparable a fumar cigarrillos. Y cuando se refieren a una dieta baja en proteínas, lo que realmente quieren decir es simplemente consumir la cantidad recomendada de proteínas.

“Casi todo el mundo va a tener una célula cancerosa o pre-cancerosa en algún momento de su vida. La pregunta es: ¿va a progresar?”, dijo uno de los directores de la investigación. Eso puede depender de lo que comamos.

“La cuestión no es si una determinada dieta te permite estar bien a corto plazo”, mencionó uno de los investigadores, “sino, ¿puede ayudarte a llegar a los 100?” No fueron solamente más muertes por cáncer; las personas de mediana edad que comen mucha proteína de origen animal son más susceptibles a muertes prematuras en general. Es crucial destacar que lo mismo no se aplica a las proteínas vegetales, como las legumbres. Y no fue la grasa, sino la proteína animal la que pareció ser la culpable.

¿Cuál fue la respuesta a la revelación de que las dietas ricas en carne, huevos, y productos lácteos podrían ser tan perjudiciales para la salud como fumar? Pues bien, un científico en el ámbito de la nutrición respondió que era potencialmente peligroso porque podría dañar la efectividad de mensajes importantes relacionados con la salud pública ya que, por ejemplo, un fumador podría pensar, “¿por qué voy a molestarme en dejar de fumar si un solosandwich de jamón y queso es igualmente mala para mí?”

Todo esto me recuerda a un famoso anuncio de cigarrillos de Philip Morris (la mayor tabacalera estadounidense) que trató de minimizar los riesgos de fumar al decir: “Oye, ¿crees que ser fumador pasivo es malo, aumentando el riesgo de cáncer de pulmón un 19%? Pues mira, beber uno o dos vasos de leche puede ser tres veces peor—un 62% en el aumento del riesgo de cáncer de pulmón. O duplicas el riesgo si cocinas frecuentemente con aceite; o triplicas el riesgo de enfermedades del corazón con comidas no vegetarianas; o multiplicas seis veces tu riesgo al comer mucha carne y productos lácteos”. Por lo tanto, concluyen, “Mantengamos algo de perspectiva.” El riesgo de cáncer por ser fumador pasivo puede ser muy inferior al de otras actividades cotidianas. Así que, respira profundamente.

Eso es como decir: no te preocupes por que te apuñalen, porque un balazo es mucho peor. Es como decir que si no usas el cinturón de seguridad, también puedes tener relaciones sexuales sin protección. Si vas a saltar del bungee, también puedes desconectar los detectores de humo en tu casa. Dos riesgos no crean un acierto.

Por supuesto, te darás cuenta de que Philip Morris dejó de atacar a los productos lácteos una vez que adquirió la empresa Kraft.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Gabriela Malamud y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

Imágenes gracias a gholem a través de Flickr.

Sólo una de cada 10,000 personas llega a cumplir 100 años. ¿Cuál es su secreto? En 1993 se publicó un importante avance en la investigación sobre la longevidad: una única mutación genética que duplicó la duración de la vida de un diminuto gusano redondo. En lugar de morirse todos a los 30 días, los mutantes vivieron 60 días o más. Esta prolongación de la vida fue la mayor descrita hasta la fecha en cualquier organismo.

Esta maravilla médica de gusano Matusalén es el equivalente a mostrar un ser humano sano de 200 años de edad—¿todo a causa de una sola mutación? Eso no debería suceder; Quiero decir, se supone que el envejecimiento es causado por múltiples procesos, muchos genes. ¿Cómo podría simplemente la anulación de un gen duplicar la esperanza de vida?

En cualquier caso, ¿qué es este gen del envejecimiento? Este gen que acelera tanto el envejecimiento que si se anula los animales viven el doble de tiempo. Se le ha llamado el gen de La Muerte. ¿Qué es? Es el receptor de IGF-1 equivalente en el humano. Y las mutaciones de ese mismo receptor en los seres humanos pueden ayudar a explicar por qué algunas personas viven hasta los cien años, y otras personas no.

¿El tener genes buenos o malos se trata solamente de ser afortunado en la lotería genética? No, podemos activar y desactivar la expresión de estos genes, dependiendo de lo que comemos. Hace tres años, destaqué una serie notable de experimentos sobre el Factor de Crecimiento Insulínico tipo 1 (IGF-1)—esta hormona que promueve el crecimiento del cáncer, y es producida en exceso por nuestro hígado cuando comemos proteína animal. Por lo tanto, los hombres y las mujeres que no comen carne, claras de huevo, o proteínas lácteas tienen niveles significativamente más bajos circulando dentro de sus cuerpos.

Cambiar a una dieta basada en vegetales puede reducir significativamente los niveles de IGF-1 en sólo 11 días, mejorando notablemente la capacidad del torrente sanguíneo de las mujeres de suprimir el crecimiento del cáncer de mama y, luego, aniquilar las células cancerosas.

Del mismo modo, el suero sanguíneo de los hombres con dietas basadas en vegetales suprime el crecimiento de células de cáncer de próstata alrededor de ocho veces más que antes de que cambiaran su dieta. Esta mejora dramática en las defensas contra el cáncer es, sin embargo, abolida si agregas la misma cantidad de IGF-1 que salió de sus cuerpos por haber estado viviendo y comiendo de manera más sana.

Esta es una forma de explicar las bajas tasas de cáncer entre las poblaciones con dietas a base de vegetales: la disminución de la ingesta de proteína animal lleva a una disminución en IGF-1, lo que lleva a una disminución en el crecimiento del cáncer. Un efecto tan poderoso que pareciera como si el Dr. Ornish y sus colegas hubieran podido revertir la progresión del cáncer de próstata sin quimioterapia, cirugía o radiación—sólo con una dieta basada en vegetales, y otros cambios saludables en el estilo de vida.

Ahora, cuando somos niños, necesitamos hormonas de crecimiento para crecer. Existe un defecto genético poco común que causa severa deficiencia de IGF-1, generando un tipo de enanismo—pero al parecer también te hace a prueba de cáncer. Ni una sola muerte por cáncer en aproximadamente 100 individuos con deficiencia de IGF-1. ¿Y 200 individuos? Ninguno desarrolló cáncer. Verás, la mayoría de los tumores malignos están cubiertos de receptores de IGF-1. Pero si no hay IGF-1, no son capaces de crecer y extenderse.

Esto puede ayudar a explicar por qué aquellos que comen dietas bajas en carbohidratos parecen vivir menos. Pero no cualquier dieta baja en carbohidratos—específicamente las basadas en fuentes animales, mientras que las dietas bajas en carbohidratos de origen vegetal se asociaron con un riesgo de muerte menor.

Pero veamos, las dietas bajas en carbohidratos son ricas en grasa animal, así como en proteína animal. Así que, ¿cómo sabemos que no fue la grasa saturada animal lo que estaba matando a la gente, y no tenía nada que ver con la proteína? Lo que necesitamos es un estudio que se limite a seguir a unas cuantas miles de personas y sus ingestas de proteína durante unos 20 años, y ver quién vive más tiempo, quién desarrolla cáncer, quién no lo desarrolla. Sin embargo, nunca ha habido un estudio como ese—hasta ahora.

6,000 hombres y mujeres mayores de 50 años a lo largo y ancho de Estados Unidos fueron seguidos durante 18 años, y aquellas personas menores de 65 años con una ingesta de proteína elevada tuvieron un aumento del 75% en la mortalidad general, y cuadruplicaron su riesgo de morir de cáncer. Pero no todas las proteínas: estas asociaciones no existieron o fueron atenuadas si las proteínas eran de origen vegetal. Todo esto tiene sentido, teniendo en cuenta los altos niveles de IGF-1 entre aquellas personas que comen una gran cantidad de proteínas de origen animal.

La universidad patrocinadora envió un comunicado de prensa con una línea de apertura memorable: “Esa alita de pollo que estás comiendo podría ser tan mortal como un cigarrillo”, explicando que tener una dieta rica en proteínas animales en la mediana edad te hace cuatro veces más propenso a morir de cáncer que una persona con una dieta baja en proteínas—un factor de riesgo de mortalidad comparable a fumar cigarrillos. Y cuando se refieren a una dieta baja en proteínas, lo que realmente quieren decir es simplemente consumir la cantidad recomendada de proteínas.

“Casi todo el mundo va a tener una célula cancerosa o pre-cancerosa en algún momento de su vida. La pregunta es: ¿va a progresar?”, dijo uno de los directores de la investigación. Eso puede depender de lo que comamos.

“La cuestión no es si una determinada dieta te permite estar bien a corto plazo”, mencionó uno de los investigadores, “sino, ¿puede ayudarte a llegar a los 100?” No fueron solamente más muertes por cáncer; las personas de mediana edad que comen mucha proteína de origen animal son más susceptibles a muertes prematuras en general. Es crucial destacar que lo mismo no se aplica a las proteínas vegetales, como las legumbres. Y no fue la grasa, sino la proteína animal la que pareció ser la culpable.

¿Cuál fue la respuesta a la revelación de que las dietas ricas en carne, huevos, y productos lácteos podrían ser tan perjudiciales para la salud como fumar? Pues bien, un científico en el ámbito de la nutrición respondió que era potencialmente peligroso porque podría dañar la efectividad de mensajes importantes relacionados con la salud pública ya que, por ejemplo, un fumador podría pensar, “¿por qué voy a molestarme en dejar de fumar si un solosandwich de jamón y queso es igualmente mala para mí?”

Todo esto me recuerda a un famoso anuncio de cigarrillos de Philip Morris (la mayor tabacalera estadounidense) que trató de minimizar los riesgos de fumar al decir: “Oye, ¿crees que ser fumador pasivo es malo, aumentando el riesgo de cáncer de pulmón un 19%? Pues mira, beber uno o dos vasos de leche puede ser tres veces peor—un 62% en el aumento del riesgo de cáncer de pulmón. O duplicas el riesgo si cocinas frecuentemente con aceite; o triplicas el riesgo de enfermedades del corazón con comidas no vegetarianas; o multiplicas seis veces tu riesgo al comer mucha carne y productos lácteos”. Por lo tanto, concluyen, “Mantengamos algo de perspectiva.” El riesgo de cáncer por ser fumador pasivo puede ser muy inferior al de otras actividades cotidianas. Así que, respira profundamente.

Eso es como decir: no te preocupes por que te apuñalen, porque un balazo es mucho peor. Es como decir que si no usas el cinturón de seguridad, también puedes tener relaciones sexuales sin protección. Si vas a saltar del bungee, también puedes desconectar los detectores de humo en tu casa. Dos riesgos no crean un acierto.

Por supuesto, te darás cuenta de que Philip Morris dejó de atacar a los productos lácteos una vez que adquirió la empresa Kraft.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Gabriela Malamud y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

Imágenes gracias a gholem a través de Flickr.

Nota del Doctor

Un nuevo estudio acaba de ser publicado este mes. Titulado ‘Asociación de la ingesta de proteína animal y vegetal con la mortalidad por causas generales y específicas‘, los investigadores de Harvard concluyeron “Sustituir proteína animal de diversos orígenes por proteínas vegetales se asocia con una menor mortalidad.”

La historia del IGF-1 es tan fundamental que es una de las primeras series de videos que he hecho en NutritionFacts.org. Estoy muy contento de finalmente haber hecho una actualización. Si quieres un viaje al pasado, puedes ver la serie original comenzando por Diseñando una cura.

Para más paralelismos entre la industria tabacalera y la industria alimentaria, véase:

Para más información sobre el envejecimiento saludable y la longevidad, consulta:

Ten en cuenta que el llamado “bajo” consumo de proteínas es en realidad la ingesta recomendada de proteínas, asociada con una reducción importante del cáncer y la mortalidad general en la mediana edad, menores de 65 años, pero ten en cuenta que no dice entre los individuos de mayor edad. Esto lo cubre mi próximo video, Aumentando el consumo de proteína después de los 65.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This