¿Es verdad que los vegetarianos tienen un mayor riesgo de apoplejía?

¿Es verdad que los vegetarianos tienen un mayor riesgo de apoplejía?
3.5 (70%) 4 votes

El primer estudio sobre la incidencia de apoplejía en vegetarianos y veganos sugiere que podrían tener un riesgo más alto.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Irene Otero voluntaria activa en NutritionFacts.org.

En orden de importancia, de los medios de que disponemos para prevenir la apoplejía, los tres más importantes son probablemente la dieta, dejar de fumar y controlar la presión sanguínea. La mayoría de nosotros lleva bien lo de fumar hoy en día, menos de la mitad hace bastante deporte y, según la American Heart Association, solo uno de cada 1000 americanos sigue una dieta saludable y menos de uno de cada 10 sigue una dieta moderadamente saludable. ¿Por qué preocuparse? Porque la dieta es una parte importante de la prevención de la apoplejía. Reducir el consumo de sodio, evitar las yemas de huevo, limitar la carne y aumentar el consumo de cereales integrales, fruta, verdura y lentejas. Como la industria azucarera, las industrias de la carne y el huevo gastan cientos de millones de dólares en propaganda, por desgracia con gran éxito. Me emocionó comprobar la “Box 1” y me sentí honrado de hacerlo.

Las pruebas más convincentes en protección contra la apoplejía apuntan al aumento de fruta y verdura en la dieta, mientras que es más incierto el papel de los cereales integrales, de los productos animales y de la dieta vegetariana. Uno se esperaría muy buenos resultados. Los meta-análisis concluyen que la dieta vegetariana baja el colesterol y la presión sanguínea, ayudando a perder peso y controlar el azúcar en sangre. La dieta vegana funciona incluso mejor, probablemente. Entonces, todos los marcadores biológicos clave están bien, pero lo que puede parecer sorprendente es que no había ningún estudio en la incidencia de la apoplejía en vegetarianos y veganos… hasta ahora. Si esto te parece sorprendente, espera a oír los resultados.

El riesgo de enfermedad del corazón y apoplejía en consumidores de carne, de pescado y vegetarianos durante un seguimiento de 18 años. Sí, el menor riesgo de enfermedad cardiaca en los vegetarianos (incluye tanto vegetarianos como veganos) no es sorprendente, lo tenemos bien aprendido, pero más apoplejías. Un reflejo comprensible sería “espera un momento, ¿quién ha hecho este estudio?”. Pero fue EPIC-Oxford, con investigadores de primera categoría cuyos conflictos de interés son más del tipo “miembro de la Vegan Society”.

¿Qué hay de un exceso de ajuste? Un estudio de las cifras para un periodo de 10 años encontró 15 apoplejías por cada 1000 carnívoros, comparado con solo 9 apoplejías por cada 1000 vegetarianos y veganos. Entonces, ¿cómo pueden decir que hubo más apoplejías en los vegetarianos? Esto se debe al ajuste de una variedad de factores. Por ejemplo, los vegetarianos tenían menos probabilidades de fumar, eso se puede igualar eliminando la variable del tabaco, para poder comparar efectivamente el riesgo de apoplejía de vegetarianos no fumadores y carnívoros no fumadores. Para saber cómo una dieta vegetariana afecta la tasa de apoplejía, hay que eliminar estos factores ajenos a la dieta. Pero, a veces, se ajusta demasiado. La industria azucarera siempre lo hace.

Funciona así: imagina que acabas de recibir una subvención de la industria de refrescos para estudiar el efecto de los refrescos en la epidemia de obesidad infantil. ¿Qué podrías hacer tras haber reunido todos los estudios, para llegar a la conclusión de que el consumo de bebidas azucaradas no tiene prácticamente ningún efecto en el peso? Bueno, sabiendo que beber dulces líquidos puede llevar a un exceso de calorías, que puede llevar a la obesidad, si eliminas la variable de las calorías, ajustando un factor de la cadena de causalidad, comparando efectivamente solo los bebedores de refrescos que ingieren las mismas calorías que quienes no beben refrescos, puedes subestimar el efecto de los refrescos sobre la obesidad, que es exactamente lo que hicieron. Este exceso de ajuste de variables introduce un margen de error. En vez de eliminar solo un factor que no tiene que ver, se elimina una variable del vínculo de causalidad entre la exposición y el resultado. 

El exceso de ajuste de variables es cómo se acusa a los investigadores financiados por las industrias cárnica y lechera de ocultar la verdadera asociación entre grasas saturadas y enfermedad cardiovascular. Sabemos que la grasa saturada aumenta el colesterol, que aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca. Por tanto, si ajustas la variable del colesterol, comparando solo consumidores de grasa saturada al mismo nivel de colesterol que consumidores de grasa insaturada, es evidente cómo se puede subestimar el efecto de la grasa saturada en la enfermedad cardiaca.

Ahora de vuelta a lo nuestro. La dieta vegetariana baja la presión sanguínea, la presión sanguínea baja lleva a menos apoplejía, por lo que ajustar la variable de la presión sanguínea sería un ajuste excesivo, que permitiría solo comparar vegetarianos y carnívoros con la misma presión sanguínea baja. Esto no es justo, ya que ese es uno de los beneficios de una dieta vegetariana, no un factor independiente como fumar; por lo que subestima la protección de la dieta vegetariana. Entonces, ¿hicieron esto? No. Solo eliminaron factores independientes, como educación, clase socioeconómica, tabaco, deporte y alcohol. Así se hace. El objetivo es distinguir los efectos de la dieta vegetariana en el riesgo de apoplejía… hay que intentar igualar todo lo demás, para distinguir los efectos de la dieta. Visto que, por ejemplo, los carnívoros del estudio tenían una media de 10 años más que los vegetarianos, es evidente cómo el ajuste de esta variable empeora los resultados de los vegetarianos. Ya que el riesgo de apoplejía aumenta exponencialmente con la edad, está claro que 9 apoplejías en 1000 vegetarianos en los cuarenta es peor que 15 apoplejías en 1000 carnívoros en los cincuenta. 

El mayor riesgo de apoplejía de los vegetarianos, a pesar de la menor presión sanguínea, implica que hay algo en la dieta sin carne que aumenta el riesgo de apoplejía tanto como para neutralizar los beneficios sobre la presión sanguínea, pero aún así te conviene seguir esa dieta. La apoplejía es la 5ª causa de mortalidad, la enfermedad cardiaca es la 1ª. Así que, sí, en este estudio hubo algunos casos más de apoplejía en vegetarianos, pero hubo muchos menos casos de enfermedad del corazón. Si hay algo que aumenta el riesgo de apoplejía de los vegetarianos, sería bueno saber qué es, con la esperanza de descubrir cómo sacar el mayor beneficio. Esa es la cuestión que abordaremos en el próximo video.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Irene Otero voluntaria activa en NutritionFacts.org.

En orden de importancia, de los medios de que disponemos para prevenir la apoplejía, los tres más importantes son probablemente la dieta, dejar de fumar y controlar la presión sanguínea. La mayoría de nosotros lleva bien lo de fumar hoy en día, menos de la mitad hace bastante deporte y, según la American Heart Association, solo uno de cada 1000 americanos sigue una dieta saludable y menos de uno de cada 10 sigue una dieta moderadamente saludable. ¿Por qué preocuparse? Porque la dieta es una parte importante de la prevención de la apoplejía. Reducir el consumo de sodio, evitar las yemas de huevo, limitar la carne y aumentar el consumo de cereales integrales, fruta, verdura y lentejas. Como la industria azucarera, las industrias de la carne y el huevo gastan cientos de millones de dólares en propaganda, por desgracia con gran éxito. Me emocionó comprobar la “Box 1” y me sentí honrado de hacerlo.

Las pruebas más convincentes en protección contra la apoplejía apuntan al aumento de fruta y verdura en la dieta, mientras que es más incierto el papel de los cereales integrales, de los productos animales y de la dieta vegetariana. Uno se esperaría muy buenos resultados. Los meta-análisis concluyen que la dieta vegetariana baja el colesterol y la presión sanguínea, ayudando a perder peso y controlar el azúcar en sangre. La dieta vegana funciona incluso mejor, probablemente. Entonces, todos los marcadores biológicos clave están bien, pero lo que puede parecer sorprendente es que no había ningún estudio en la incidencia de la apoplejía en vegetarianos y veganos… hasta ahora. Si esto te parece sorprendente, espera a oír los resultados.

El riesgo de enfermedad del corazón y apoplejía en consumidores de carne, de pescado y vegetarianos durante un seguimiento de 18 años. Sí, el menor riesgo de enfermedad cardiaca en los vegetarianos (incluye tanto vegetarianos como veganos) no es sorprendente, lo tenemos bien aprendido, pero más apoplejías. Un reflejo comprensible sería “espera un momento, ¿quién ha hecho este estudio?”. Pero fue EPIC-Oxford, con investigadores de primera categoría cuyos conflictos de interés son más del tipo “miembro de la Vegan Society”.

¿Qué hay de un exceso de ajuste? Un estudio de las cifras para un periodo de 10 años encontró 15 apoplejías por cada 1000 carnívoros, comparado con solo 9 apoplejías por cada 1000 vegetarianos y veganos. Entonces, ¿cómo pueden decir que hubo más apoplejías en los vegetarianos? Esto se debe al ajuste de una variedad de factores. Por ejemplo, los vegetarianos tenían menos probabilidades de fumar, eso se puede igualar eliminando la variable del tabaco, para poder comparar efectivamente el riesgo de apoplejía de vegetarianos no fumadores y carnívoros no fumadores. Para saber cómo una dieta vegetariana afecta la tasa de apoplejía, hay que eliminar estos factores ajenos a la dieta. Pero, a veces, se ajusta demasiado. La industria azucarera siempre lo hace.

Funciona así: imagina que acabas de recibir una subvención de la industria de refrescos para estudiar el efecto de los refrescos en la epidemia de obesidad infantil. ¿Qué podrías hacer tras haber reunido todos los estudios, para llegar a la conclusión de que el consumo de bebidas azucaradas no tiene prácticamente ningún efecto en el peso? Bueno, sabiendo que beber dulces líquidos puede llevar a un exceso de calorías, que puede llevar a la obesidad, si eliminas la variable de las calorías, ajustando un factor de la cadena de causalidad, comparando efectivamente solo los bebedores de refrescos que ingieren las mismas calorías que quienes no beben refrescos, puedes subestimar el efecto de los refrescos sobre la obesidad, que es exactamente lo que hicieron. Este exceso de ajuste de variables introduce un margen de error. En vez de eliminar solo un factor que no tiene que ver, se elimina una variable del vínculo de causalidad entre la exposición y el resultado. 

El exceso de ajuste de variables es cómo se acusa a los investigadores financiados por las industrias cárnica y lechera de ocultar la verdadera asociación entre grasas saturadas y enfermedad cardiovascular. Sabemos que la grasa saturada aumenta el colesterol, que aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca. Por tanto, si ajustas la variable del colesterol, comparando solo consumidores de grasa saturada al mismo nivel de colesterol que consumidores de grasa insaturada, es evidente cómo se puede subestimar el efecto de la grasa saturada en la enfermedad cardiaca.

Ahora de vuelta a lo nuestro. La dieta vegetariana baja la presión sanguínea, la presión sanguínea baja lleva a menos apoplejía, por lo que ajustar la variable de la presión sanguínea sería un ajuste excesivo, que permitiría solo comparar vegetarianos y carnívoros con la misma presión sanguínea baja. Esto no es justo, ya que ese es uno de los beneficios de una dieta vegetariana, no un factor independiente como fumar; por lo que subestima la protección de la dieta vegetariana. Entonces, ¿hicieron esto? No. Solo eliminaron factores independientes, como educación, clase socioeconómica, tabaco, deporte y alcohol. Así se hace. El objetivo es distinguir los efectos de la dieta vegetariana en el riesgo de apoplejía… hay que intentar igualar todo lo demás, para distinguir los efectos de la dieta. Visto que, por ejemplo, los carnívoros del estudio tenían una media de 10 años más que los vegetarianos, es evidente cómo el ajuste de esta variable empeora los resultados de los vegetarianos. Ya que el riesgo de apoplejía aumenta exponencialmente con la edad, está claro que 9 apoplejías en 1000 vegetarianos en los cuarenta es peor que 15 apoplejías en 1000 carnívoros en los cincuenta. 

El mayor riesgo de apoplejía de los vegetarianos, a pesar de la menor presión sanguínea, implica que hay algo en la dieta sin carne que aumenta el riesgo de apoplejía tanto como para neutralizar los beneficios sobre la presión sanguínea, pero aún así te conviene seguir esa dieta. La apoplejía es la 5ª causa de mortalidad, la enfermedad cardiaca es la 1ª. Así que, sí, en este estudio hubo algunos casos más de apoplejía en vegetarianos, pero hubo muchos menos casos de enfermedad del corazón. Si hay algo que aumenta el riesgo de apoplejía de los vegetarianos, sería bueno saber qué es, con la esperanza de descubrir cómo sacar el mayor beneficio. Esa es la cuestión que abordaremos en el próximo video.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

Lo avisé hace 17 años. Hay un antiguo video mío en YouTube, se ve que es del 2003 gracias a mi uso puntero de tecnología de pizarra avanzada, y porque todavía tenía pelo :) donde expongo mi preocupación sobre el riesgo de apoplejía en vegetarianos y veganos. La buena noticia es que creo que tiene fácil solución.

Este es el tercero de una serie de doce videos sobre el riesgo de apoplejía. Aquí están los enlaces al resto de los videos:

Si no quieres esperar a que salgan todos aquí en NutritionFacts.org, y prefieres saltar directamente a la apasionante conclusión (aviso de spoiler), todos estos videos están disponibles en descarga digital aquí.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This